las malas formas del portugués

La rabieta de Cristiano Ronaldo y su 'jódete': el ego le mete en problemas en Italia

La reacción de Cristiano Ronaldo, serio, insultando al entrenador de la Juventus y marchándose del estadio de Turín por cambiarle genera críticas a la estrella portuguesa

Foto: Cristiano Ronaldo hace un gesto de desaprobación en el momento de ser sustituido por Maurizio Sarri. (Efe)
Cristiano Ronaldo hace un gesto de desaprobación en el momento de ser sustituido por Maurizio Sarri. (Efe)

En Italia acaban de descubrir cómo se las gasta Cristiano Ronaldo cuando le tocan el ego. Al portugués se le acusa de mal compañero por sus malas formas de marcharse del campo cuando es sustituido y la falta de respeto a sus compañeros. En los dos últimos encuentros (contra el Lokomotiv en la Champions y el Milan en el campeonato italiano) el entrenador Maurizio Sarri ha tomado la decisión de cambiarle. Dos sustituciones en una semana es algo duro para el portugués. Puede tomárselo como una afrenta o una 'humillación'. La reacción de Cristiano es fea y la de un rebelde. Salir del césped con gestos airados, serio e insultando a su entrenador no lo aceptan en Italia pese a que sea el fichaje estrella de la Juventus y haya costado más de 100 millones de euros.

"Foda-se" (jódete) es lo que se lee de la boca del luso cuando abandona el césped del estadio juventino. El lío se hace mayor cuando en el partido contra el Milan no se ha quedado en el banquillo y se marcha directamente al vestuario del estadio en el que se encumbró con un golazo de chilena con la camiseta del Real Madrid. Tampoco esperó a que acabara el partido. Se marchó del estadio y está en el centro de la polémica. Este mal comportamiento se lo reprocha Fabio Capello. Uno de los entrenadores italianos con más carisma es duro con el portugués: "Hace tres años que no se va de nadie. Tiene que ser campeón incluso cuando es cambiado. No solo cuando las cosas van bien", es la opinión de Capello, ex entrenador del Real Madrid, en 'Sky Italia'.

Dybala sale al campo por Cristiano Ronaldo en el partido contra el Milan. (Efe)
Dybala sale al campo por Cristiano Ronaldo en el partido contra el Milan. (Efe)

Es la frustración de Cristiano Ronaldo. El orgullo de una estrella del fútbol que no admite que le cambien o le 'señalen' cuando el partido no está resuelto. En España ha tenido algunas reacciones de este tipo en su etapa en el Real Madrid. El 25 de septiembre de 2016 protagonizó un hecho similar cuando Zidane decidió quitarle en un partido contra la UD Las Palmas. A Cristiano le cambió la cara, se enojó, se fue despotricando al banquillo y las cámaras le cazaron diciendo: '¿Por qué a mí? Foda-se'. La diferencia es que con Zidane se quedó en el banquillo rumiando su frustración. Este domingo, en el partido contra el Milan se puso furioso y se marchó al vestuario sin querer saber nada de lo que sucedía en el campo. Faltaba más de media hora para acabar el partido y el resultado era de empate a cero. El entrenador italiano quitó a Cristiano Ronaldo para dar entrada a Paulo Dybala y la Juventus ganó (1-0) con gol de Dybala. Contra el Lokomotiv también acertó el técnico con el cambio. Sarri le quitó con empate a uno y acabó ganando con gol de Douglas Costa.

Problemas en una rodilla

El motivo por el que Maurizio Sarri sustituye a Cristiano Ronaldo son unas molestias en la rodilla. Según el entrenador de la Juventus, este problema no le está permitiendo entrenar con normalidad y en los partidos le pasan factura. Disminuye su rendimiento. No es el Cristiano explosivo y que tiene la facilidad para regatear o desequilibrar rivales. Atraviesa una mala racha con el gol. Tan solo lleva 6 esta temporada en 14 partidos. Unas cifras muy pobres para un jugador que está acostumbrado a ganar partidos por su contundencia. Le falta pegada. Su entrenador busca otras soluciones y quiere a jugadores que estén más frescos.

Sarri no es un técnico de mano dura y espera que al portugués se le pase el enfado. Lo comprende, incluso, cuando dice que es normal que quiera jugar todo. Pero no lo ve en su mejor momento. Cristiano Ronaldo ya tuvo problemas en su etapa en el Real Madrid con una tendinitis en la rodilla. Unas molestias que le generaron muchos problemas en el Mundial de Brasil y que los médicos del club blanco trataron en los últimos años con mucho cuidado. Zinédine Zidane tuvo que hablar con él y recomendarle que se dosificara y jugara los minutos de calidad y los partidos importantes. No podía jugarlo todo.

En Italia tiene la presión de demostrar que puede hacer excelentes registros y, sobre todo, ser el futbolista que lleve a la Juventus a ganar la Champions. Pero lleva tres partidos sin marcar y en él se ven gestos de ansiedad y desesperación. Cuando se enfada, como este domingo contra el Milan, sale su peor cara. La del ego de un jugador que se frustra y, como dice Fabio Capello, falta al respeto a sus compañeros. Una espantada del estadio de la que se habla mucho en Italia, pero sobre todo se empieza a valorar si esos problemas en la rodilla van a seguir dándole problemas. El próximo 5 de febrero cumple 35 años y se vuelve a abrir el debate sobre el rendimiento que puede ofrecer las siguientes temporadas.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios