sin cláusulas físicas y por tres años

El órdago de Tomas Vaclik y el nuevo contrato que el Sevilla le prepara

Titular indiscutible con su selección y con el club blanco, Tomas Vaclik quería fichar sí o sí por el club de Nervión y apostó muy fuerte. Ahora es un fijo en el Sevilla FC

Foto: Tomas Vaclik en la portería del Sevilla. (EFE)
Tomas Vaclik en la portería del Sevilla. (EFE)

Tomas Vaclik (Ostrava, 1989) es un tipo de ideas fijas y objetivos claros. Terco y tenaz, el portero del Sevilla, internacional indiscutible con la selección checa, sabía lo que quería cuando cruzó la frontera del fútbol suizo a la Liga de las Estrellas. Con su rodilla derecha alumbrando con la bombilla roja por sospecha de rotura, el checo apostó fuerte y ganó.

El meta del Sevilla cumple su segunda temporada y ahora puede ver con una sonrisa el azulado cielo de Sevilla, pero su historia presenta entresijos ásperos y avinagrados. Ahora ve muchas luces que le alumbran favorable, pero la historia pudo escribirse de manera diferente, porque los servicios médicos del club nervionense, cuando los primeros exámenes previos a la firma de su contrato detectaron que la rodilla derecha presentaba inestabilidad y riesgo alto de lesión. Tomas Vaclik y su agente de Nehoda Sport veían el panorama oscuro desde el hotel Los Lebreros y llamaron al Sevilla para reunirse de inmediato y proponer al club un órdago: si se lesionaba y dejaba de jugar un partido por culpa de la rodilla derecha, él no cobraba. Incluso, daba manos libres al club nervionense para que le rescindieran el contrato. Un todo o nada. Los ejecutivos sevillistas (con Joaquín Caparrós a la cabeza) no se lo pensaron dos veces. Se tiraban al río con un buen paracaídas.

Dicen que de las malas experiencias se aprenden y Vaclik, proclamado mejor portero de Europa sub21, vio cómo, en julio de 2011, tras firmar un contrato de tres años con el equipo holandés De Graafschap, no superaba la prueba médica y tuvo que regresar a Praga. Pero desde entonces, Vaclik ha competido al máximo nivel, pues el próximo domingo, frente al Betis, el checo disputará su partido número 400 como profesional, jugando 169 encuentros en el Basilea y erigiéndose en titular en la portería de la selección de la República Checa, reemplazando al mítico Petr Cech, que no es un cualquiera.

Salvo un problema en el hombro y otro muscular, Tomas Vaclik no ha tenido mayores problemas físicos en el Sevilla, cumpliendo todas las expectativas y siendo elegido el mejor jugador de la Liga de noviembre la pasada campaña; también fue elegido “jugador del año” en su país. Los dirigentes del club nervionense hablaron con el portero y le aseguraron que nunca harían uso de las cláusulas y que le mejorarían el contrato a la primera ocasión. Eso fue en la última primavera, justo antes de la llegada de Monchi a la entidad sevillista. El mítico director deportivo ha recogido el guante y le ha hecho ver a Tomas que le mejorará el contrato y ampliará su compromiso con el club al menos dos años más, ya sin cláusulas físicas. El meta termina en junio de 2021.

Negocia la renovación con Monchi

Según recogía 'ABC' de Sevilla hace un par de días, Monchi ya se encuentra en conversaciones con el agente de Vaclik para concretar un acuerdo de renovación del futbolista, cuyo momento de forma es espléndido, según se pudo ver el pasado sábado, durante el espectacular encuentro contra el Atlético, con paradas meritorias, incluyendo un penalti atajado a Diego Costa. La pasada temporada, el checo ya paró otra pena máxima, esta vez al Levante.

Vaclik atajando el balón a Diego Costa. (EFE)
Vaclik atajando el balón a Diego Costa. (EFE)

En Sevilla, Vaclik ha encontrado el club y la ciudad ideal para desarrollar su vida. Habla un castellano más que correcto, sigue leyendo literatura de ficción y de aquí a nada se atreverá con libros del idioma de Cervantes. Conoce casi a la perfección las costumbres de la gente y trata de acoplarse de la mejor manera. El domingo próximo hay derbi sevillano en el Benito Villamarín y Tomas, dando brasa a sus vecinos béticos y también aguantando tralla, vive como un sevillano más esta semana tan especial. Por otro lado, el meta ha dado instrucciones a su agente para que acuerde un contrato de al menos tres años más. El checo quiere seguir las pautas de Andrés Palop, uno de los históricos del club sevillista. Tiene tiempo para ello.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios