así es el representante número uno

El poder de Jonathan Barnett: el amigo de Mandela que gana más que Jorge Mendes

El éxito de la agencia de Jonathan Barnett (agente de Bale y Saúl) está en diversificar su cartera de clientes en diferentes deportes. Sus contratos generan 114,8 millones de euros en comisiones

Foto: Jonathan Barnett, presidente y cofundador de la agencia 'Stellar Group'. (foto vía Stella Group)
Jonathan Barnett, presidente y cofundador de la agencia 'Stellar Group'. (foto vía Stella Group)

A Jonathan Barnett se le conoce en España por ser el representante de Gareth Bale y hace menos de un año de Saúl. Un intermediario que tiene fama por su fuerte carácter y haberse enfrentado a Zinédine Zidane cuando el entrenador francés pidió la salida del galés. Cuando Barnett escuchó a Zidane decir, tras una derrota en Vallecas, que había que preguntar a Bale si estaba comprometido, su agente sacó las garras. Habló con Florentino Pérez y le echó en cara la falta de respeto que había tenido el técnico con su futbolista estrella. Recordó que tenía contrato y que Zidane no tenía la autoridad para desprestigiar la figura de un jugador que había protagonizado momentos estelares en la historia del Real Madrid. Con goles decisivos en la Champions y otras finales. Barnett puso freno a Zidane y llamó 'basura' a los que critican al galés.

Florentino Pérez conoce bien quién es este judío de 69 años. Negociador duro e implacable, Jonathan Barnett es mucho más que el agente de Bale y Saúl. La empresa que dirige, 'Stellar Group', representa a casi 400 deportistas de diferentes modalidades. Está en el fútbol, atletismo, rugby, cricket, boxeo y la NFL. El crecimiento que ha experimentado en los últimos años le ha convertido en una de las empresas de representación que más dinero mueven en el mundo. El resultado son unos suculentos beneficios en el último año. Los 1.165,7 millones de euros que ha firmado en la totalidad de los contratos ha generado unas comisiones de 114,8 millones de euros. Jonathan Barnett es, como revela la revista Forbes, el representante que más ingresos obtiene en el último año. Para que Zidane se pare a pensar que cuando le echa un pulso hay un duro negociador. Es complicado ganar una 'batalla' a Barnett si vas por las malas. Eso lo sabe bien Florentino, que lleva más tacto.

Bale junto a Saúl (dos jugadores representados por la agencia de Jonathan Barnett) en un derbi. (Efe)
Bale junto a Saúl (dos jugadores representados por la agencia de Jonathan Barnett) en un derbi. (Efe)

El éxito como intermediario le acompaña. Es el número uno en el ranking de todos los representantes en cualquier disciplina gracias a la expansión de su agencia y la diversidad de deportes en los que trabaja la agencia. Consigue superar a profesionales de la intermediación que tienen a parte de los mejores deportistas del mundo. Está por encima de Scot Boras (con 106,5 millones de euros en comisiones y dominante en el sector del béisbol) y uno de los más mediáticos, Jorge Mendes (con 105,8 millones de euros en comisiones). Al portugués logró arrebatarle uno de sus clientes cuando convenció a Saúl para llevarle sus asuntos. El poder en los negocios del mundo del deporte coloca a Jonathan Barnett como el líder de los 50 que aparecen en la lista de Forbes.

El cricket relanzó el negocio

No se ha quedado únicamente en el fútbol, sector en el que cada vez acumula más clientes: Kieran Trippier (le llaman el nuevo Beckham), Maxi Gómez, Pickford, Marcos Rojo, Roque Mesa, Gaizka Larrazabal, Unai Simón... Tiene una larga lista de jugadores además de Bale y Saúl. Va creciendo con la llegada de jóvenes talentos en una red de ojeadores cada vez más perfeccionada y en la que se encuentra, dentro del organigrama, su hijo Joshua Barnett. 'Stellar Group' está en un proceso de abrir nuevos mercados en diferentes países. En España se han instalado con una nueva oficina en Madrid. Luis Alonso (empezó como periodista y lleva más de 20 años en la representación) es el director general. Acaban de abrir una sede en Alemania. Su epicentro está en el Reino Unido. Con presencia en más países (Estados Unidos, Portugal...).

"Mi intención es convertirme en el agente número uno del mundo y la agencia en la más influyente", confesó el ambicioso y tenaz Jonathan Barnett. Lo ha conseguido después de más de 25 años de la fundación de la empresa junto con su socio David Manasseh. Barnett, en 1990, dio un giro a su vida. Un amante y practicante del deporte, que se formó en el mundo de los negocios en la rama de las Relaciones Públicas. En 1992 empezó un proyecto con la intención de no quedarse únicamente en el mundo del fútbol. Los primeros clientes fueron los jugadores Glen Johnson, Peter Crouch y Ledley King. Encontró nuevas disciplinas y explotó el cricket. Un campo abierto para la representación y gestión de partidos. De esta manera conoció a Nelson Mandela, con el que entabló amistad y se encargó de desplazar equipos de cricket a Sudáfrica. Eran años en los que tuvo a campeones del mundo de boxeo de los pesos pesados (Lennox Lewis y Michael Bot).

Jonathan Barnett se fue abriendo un hueco en el mundo del deporte hasta dar el pelotazo en 2013 con el traspaso de Gareth Bale al Real Madrid. Su actuación en unas duras negociaciones entre el presidente del Tottenham (Daniel Levy) y Florentino Pérez fueron claves para que el galés llegara al Real Madrid. No podía fallar. Al Madrid se le torció el fichaje de Neymar. Le duele que se hable mal del galés por su afición al golf. En el mundo del fútbol tuvo episodios negativos. Como la sanción de doce meses de inhabilitación y una multa (100.000 libras) de la Federación Inglesa por la irregularidad en las negociaciones con Ashley Cole para llevarlo al Chelsea. El camino recorrido hasta convertirse en la agencia de representación más poderosa del último año no ha sido sencillo para el multimillonario Jonathan Barnett, al que le gusta apostar en las carreras de caballos.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios