el aviso del utrerano

El patinazo de Ceballos con el Real Madrid y por qué es feliz en Londres

Sigue en su idea de no regresar al Real Madrid si no es para jugar. En Londres es más feliz que en la grada o el banquillo del Bernabéu. Dani Ceballos parece que habla como un exjugador del Madrid

Foto: Dani Ceballos celebra un gol con el Arsenal. (EFE)
Dani Ceballos celebra un gol con el Arsenal. (EFE)

No quiere perder el tiempo, volverse a frustrar ni estar en un equipo sin jugar. Dani Ceballos está feliz. Aunque expresar su estado de ánimo le cueste recibir críticas. Hay quien entiende que se precipita cuando dice, en la concentración de la Selección española, que no está arrepentido de haberse marchado del Real Madrid y que vuelve a disfrutar del fútbol en el Arsenal. No han gustado estas declaraciones de un jugador que parece olvidarse que pertenece al club blanco (le quedan tres temporadas de contrato). Se interpretan como un patinazo. Aunque realmente puede ser una declaración de intenciones o un aviso del utrerano de no regresar, pese a que queda toda la temporada por delante para hacer balance.

Sigue en su idea de no estar en el Real Madrid si es para no jugar con regularidad. Lo dejó claro en el verano cuando pidió una solución y el club encontró la cesión en el Arsenal. Se mantiene en su postura. Para qué regresar si lo que desea es estar en el césped. En Londres es más feliz que en la grada o en el banquillo del Bernabéu. Por la ciudad también va con la cabeza más alta que por la capital española, donde se le veía tristón y desmotivado.

La sinceridad de Ceballos molesta y deja en mal lugar, otra vez, a Zinédine Zidane cuando argumenta que se encuentra motivado y tiene la confianza de un entrenador. Unai Emery consigue que Ceballos se sienta útil y disfrute en los 10 partidos que lleva con el equipo inglés. No echa de menos el Real Madrid ni, sorprendentemente, España el futbolista andaluz. Dani Ceballos, que sí reconoce que todavía está adaptándose a la competición inglesa y las costumbres de un nuevo país, pone por encima la satisfacción de haber recuperado las sensaciones que tiene un futbolista cuando se siente importante. En Londres es feliz, los aficionados le hacen llegar su admiración, la gente le da cariño por la ciudad y se ve como uno de los líderes del proyecto deportivo.

Caso similar al de Kovacic

Todo este cúmulo de experiencias, aunque lleve poco tiempo y sea pronto para sacar conclusiones, reafirman a Ceballos en su idea de seguir su progresión en un equipo que le garantice minutos. Con Zidane lo ve imposible y así se lo dijo en el cara a cara que tuvieron antes de marcharse con la Selección española Sub 21 a Italia y proclamarse campeón de Europa. Este título le dio alas. Insistió en el Real Madrid en que necesitaba jugar antes que estar parado. A Florentino Pérez le costó que se marchara un futbolista que fue una de las estrellas de la Sub 21 y al que ve con un talento diferente. Ceballos fue, junto a Marcos Llorente, el que más forzó para no seguir con Zidane. Su caso se resolvió de otra manera. Cesión al Arsenal, mientras que a Llorente lo vendieron al Atlético de Madrid por 40 millones de euros.

¿Pero realmente Ceballos quiere regresar al Real Madrid? Existe la idea de que si le va bien la temporada volverá a pedir que le dejen continuar cedido o llegue a forzar que se realice un traspaso. Incluso en el Arsenal se comenta esa posibilidad de comprar al utrerano. Es pronto para tomar decisiones, pero de lo que tiene que tomar nota el Real Madrid es que Dani Ceballos no está como loco por regresar. No quiere más frenazos y encuentra en Londres un entorno que le satisface. Se siente valorado, juega con regularidad, tiene la confianza del entrenador y el club, se adapta y recibe como premio la convocatoria del seleccionador Robert Moreno.

Las palabras de Ceballos sobre su salida y el tono que emplea cuando habla del Real Madrid como si fuera un exjugador o tuviera alguna queja provocan que se le vea como un desagradecido. ¿Se ha equivocado al manifestar que no le da pena haber salido del equipo blanco? Hay quien lo ve mal y apunta a una falta de sensibilidad e, incluso, humildad. Se pueden interpretar como las palabras de un chico que estaba cansado de esperar su oportunidad, se hartó, no se entendió con Zidane y ahora quiere exteriorizar su felicidad. De cualquiera de las maneras, el caso de Dani Ceballos empieza a recordar al de Mateo Kovacic. El croata no quería estar sin jugar en el Real Madrid, pidió su salida, le cedieron al Chelsea y el club inglés acabó comprándole porque ya no quería regresar a Madrid.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios