el plan del capitán para resetearse

El nuevo Sergio Ramos: cómo limpia su cabeza y 'borra' sus tatuajes

Va borrando todo lo malo de la pasada temporada y vuelve a sentir que tiene esa mentalidad guerrera que le alimenta su carácter competitivo. Sergio Ramos afina cabeza y cuerpo

Foto: Sergio Ramos en el Sánchez Pizjuán durante el calentamiento con el Real Madrid. (Efe)
Sergio Ramos en el Sánchez Pizjuán durante el calentamiento con el Real Madrid. (Efe)

Al capitán de la Selección española y del Real Madrid el cuerpo le pide seguir dando más batallas. Sergio Ramos se resetea y necesita sentirse guerrero (motivadísimo como se le vio en el derbi cuando Simeone pidió su expulsión). Los años pasan para un veterano que se resiste a los baches. Reiniciarse y reiventarse son los motores para no quedarse en la zona de confort y no ver amenazado el puesto en su equipo con el fichaje de Eder Militao y en la Selección con los jóvenes centrales que busca Robert Moreno. Su mentalidad y carácter son dos virtudes que le definen como un futbolista competitivo. En este parón de la competición para la disputa de los partidos con las Selecciones, contra Noruega y Suecia, sorprende con una 'limpieza' de sus tatuajes en la espalda. No se ven los tattos en una imagen que muestra en su cuenta de Instagram. Aunque resulta sospechoso cuando un día antes mostró un vídeo en el que corría sin camiseta y no estaban borrados. Un cebo publicitario.

El nuevo Sergio Ramos lleva un plan riguroso de entrenamientos (en la Ciudad Deportiva del Real Madrid y en su casa), cuida su alimentación, descanso y está más atento a los métodos para la prevención de lesiones. "Vive para el fútbol", aseguran en el club blanco los que conviven con el capitán a diario. Pasados los 30 años lo que se recomienda a los futbolistas es cuidar, todavía más, la dieta para evitar problemas de sobrepeso y lesiones. Ramos está seco. Impermeable a las críticas. Tiene unas condiciones físicas privilegiadas, pero la edad no perdona en la alta competición y él es consciente de que si quiere competir durante más años no puede dejar escapar ningún detalle. Esa obsesión por estar en un buen tono físico, cuidarse y superarse es lo que destacan Zinédine Zidane y Robert Moreno.

Ver esta publicación en Instagram

👀 #CleanSheet #ad

Una publicación compartida por Sergio Ramos (@sergioramos) el

La pasada temporada fue mala para el Real Madrid y todos los jugadores. No se salva tampoco Sergio Ramos, que quedó señalado por la tarjeta que provocó en Ámsterdam y le impidió jugar el partido de vuelta en el Bernabéu. Día nefasto en el que se produjo la eliminación en la Champions y su imagen quedó tocada por estar grabando un documental de su vida. Ramos cerró un mal año con el rifirrafe que tuvo con Florentino Pérez y al que presentó una oferta del fútbol chino. El presidente no le dejó salir y el capitán dio una rueda de prensa para declarar su amor incondicional por el Real Madrid. "Jugaría gratis", manifestó el sevillano para evitar malas interpretaciones. Desde ese día se propuso centrarse más en el Real Madrid y en la Selección y empezar nuevos retos.

El récord con España

Las conversaciones que ha tenido con Florentino Pérez y Zidane han sido claras y constructivas. Se han dicho las cosas a las caras para analizar los motivos que provocaron los malos resultados de la pasada temporada. Los tres comparten que se produjo una relajación después de ganar tres Champions consecutivas y, aunque a Ramos no le gusta hablar de falta de hambre como sí lo asegura Florentino, está convencido de que para volver a ganar títulos tienen que cambiar el chip y subir el nivel de exigencia.

Sergio Ramos a sus 33 años sigue en ese proceso de hacer borrón y cuenta nueva tras la decepción de la pasada temporada y volver a ilusionarse con la Liga por ver al equipo en el primer puesto. Habla de mejorar, sobre todo por lo mal que se ha empezado en la Champions con el batacazo en París y el patinazo contra el Brujas, y ha dado dos toques de atención en el vestuario. Es el papel que le corresponde y le da Zidane. El aviso es serio para no fallar contra el Galatasaray. Ramos, antes de marcharse a la concentración con España, advirtió a la plantilla de no relajarse más en Europa y seguir en la línea ascendente en la Liga pese a que en el triunfo contra el Granada se volvieron a producir despistes.

En lo personal recupera sensaciones y cree que con el paso de los partidos su forma física va a ir a más. Tiene retos a corto plazo: España, Galatasaray y el Clásico contra el Barcelona. Es un profesional ambicioso que tiene esta semana la oportunidad de convertirse en el futbolista que más veces ha defendido la camiseta de España. Si juega este sábado contra Noruega llegará a las 168 internacionalidades y se romperá el empate con Iker Casillas. No hay dudas de que Robert Moreno cuenta con su capitán para estar en el once, como quedó demostrado en el último partido contra Islas Feroe (8 de septiembre) que se disputó en El Molinón y en el que el futbolista llegó a la cifra de las 167 internacionalidades. Por delante tiene más desafíos. Está a 9 partidos de superar el rércord europeo de Buffon y a 17 del mundial del egipcio Ahmed Hassan. Este nuevo Sergio Ramos es fiable por tener una mentalidad fuerte, competitiva y una jerarquía y personalidad que destacan los entrenadores.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios