tensiones con kluivert

Los motivos de la bronca en el Barcelona con Víctor Valdés y su inminente despido

Víctor Valdés no se ha sentando en el banquillo del juvenil del Barça en el partido contra el Tarragona. Su bronca con Kluivert provoca que el club decida que deje sus funciones

Foto: Víctor Valdés en el banquillo del equipo juvenil de Barcelona. (Efe)
Víctor Valdés en el banquillo del equipo juvenil de Barcelona. (Efe)

Víctor Valdés ha colmado la paciencia de la parcela que se encarga del fútbol formativo del Barcelona. Su enfrentamiento con Patrick Kluivert puede ser la gota que colma el vaso y este lunes se podría concretar con el despido. Dejará el club y por lo tanto el equipo juvenil que entrena desde esta temporada. Uno de los mejores porteros que ha tenido el Barça se ve en una situación problemática por culpa de su fuerte carácter. Valdés sigue en el centro de la polémica. Ya se fue del Barcelona cuando no se esperaba su marcha, regresó de la mano de Josep María Bartomeu y su ciclo como entrenador en las categorías inferiores tiene un recorrido corto.

Los motivos por los que está en la cuerda floja se deben a que en la parcela de club que dirige el fútbol formativo consideran que Valdés va por libre. No quiere aceptar la filosofía ni el estilo o sistema con el que deben tener un aprendizaje los jóvenes jugadores de la cantera. También se le ha pedido que utilice o dé más cancha a los que se considera que pueden tener una mayor progresión. Valdés (que ya retiró a su equipo de un torneo) se ha negado y antepone su criterio y la gestión de la plantilla por encima de los intereses que marca el club en la cantera. Así se ha producido el choque cuando le han pedido que juegue con un 4-3-3 en el sistema táctico y ha decidido poner un 4-4-2.

Son una parte de los motivos. Hay más. Como el hecho de que Víctor Valdés pidiera jugar los partidos en el estadio Johan Cruyff. Tampoco le ha gustado y así lo ha hecho saber que hubiera filtraciones. Todo esto unido al fuerte carácter que siempre ha definido a Valdés como jugador y ahora en su etapa de entrenador han hecho saltar las chispas hasta el punto de que este sábado no se ha podido sentar en el banquillo para dirigir el partido del juvenil azulgrana contra el Tarragona. El lunes se puede consumar el despido. Parece cantado. El fichaje de Víctor Valdés fue una apuesta de Bartomeu, que quería recuperar a uno de los jugadores más representativos

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios