el malestar del técnico francés

La crispación de Zidane en el Real Madrid (y no es porque Reguilón vaya con España)

Al entrenador del Real Madrid le molesta que no se valore el liderato, que el equipo está invicto, acabó tres partidos con la portería a cero, los pitos del Bernabéu y que se filtren las multas

Foto: Zidane se seca la boca con una toalla durante el partido entre el Real Madrid y el Brujas. (Efe)
Zidane se seca la boca con una toalla durante el partido entre el Real Madrid y el Brujas. (Efe)

Se blinda. Zidane empieza a no saber a qué atenerse. Cómo es posible que el Real Madrid que ha puesto líder en la competición española se haya dado dos batacazos en la Champions. No da con la clave y esto produce una crispación en un técnico que tiene que encontrar soluciones para mejorar diferentes problemas. Son unos cuantos: la falta de rigor táctico y la irregularidad para encadenar una racha de partidos completos de principio a fin provoca que se hable de un Real Madrid que todavía no es fiable. A ello se suma la cantidad de lesiones. Marcelo acaba de sufrir otra (elongación del bíceps femoral de su pierna derecha) cuando reapareció para jugar la segunda parte contra el Brujas. No hay lateral izquierdo para jugar este sábado contra el Granada. Hacen daño los pitos a Courtois y Lucas Vázquez. Pero Zidane dice que aquí no pasa nada y que "no estamos tan mal como se habla".

Sí pasan cosas. Buenas, no tan buenas y malas. El problema y lo que crispa a Zidane es que la balanza caiga en lo negativo y no se valore lo positivo (el liderato). Se pregunta porqué no se destaca que el equipo haya estado tres partidos seguidos (Sevilla, Osasuna y Atlético) sin encajar un gol o cómo están invictos en la Liga. Probablemente lo vea de una manera diferente a esos aficionados que no comparten que se le dé priopridad a defender y no haya noticias de Hazard en ataque. Se le ha abierto el debate de la portería cuando dejó claro que esta temporada no iba a generar dudas. Cómo explicar que no es bueno pitar a Courtois porque es un puesto especial. Un portero depende más que el resto de tener confianza y la ansiedad le produce inseguridad.

Reguilón saluda al público en un partido con el Sevilla. (Efe)
Reguilón saluda al público en un partido con el Sevilla. (Efe)

Lo último que crispa al entrenador del Real Madrid es que se hayan hecho públicas las multas del reglamento de régimen interno. Una información de 'Deportes Cuatro' que no deja de ser sorprendente por unas sanciones que van desde los 250 euros hasta los 3.000. Estos son algunos casos: por llegar con cinco minutos de retraso a un entrenamiento hay que pagar 250 euros, si es de quince son 500 y si no te presentas pagas 3.000 euros. O los 250 euros si tienes sobrepeso. Calderilla. Poco se tienen que rascar el bolsillo los futbolistas en proporción a lo que ganan. Esto también enfada a Zidane, siempre muy preocupado de las filtraciones y de lavar los trapos sucios en el vestuario.

Las espaldas anchas

De lo que no parece preocupado ZZ y es de lo que tendría que estar hasta angustiado es de tener lesionados a los tres laterales izquierdos (Marcelo, Mendy y Nacho) y que Reguilón haya sido convocado por primera vez para la Selección absoluta. Es uno de los errores que ha cometido en la planificación y que, aunque pueda parecer pronto decirlo, tendría que estar arrepentido. La energía y frescura de Reguilón da buenos resultados en el Sevilla de Lopetegui y le premia Robert Moreno en una convocatoria en la que no están ni Jordi Alba ni Gayá (lesionados). Debería senrtirse mal ZZ por no haberse quedado con Reguilón cuando anunció cambios y en el once predominan las mismas caras de la temporada pasada. También le podría afectar que Ceballos esté en la lista de Robert Moreno. Pero no es así. El francés es orgulloso y cree que no están tan mal como se dice.

Zidane se muestra fuerte o se hace el fuerte (no es lo mismo) y hace bien en demostrar que sabe lo que tiene entre manos y cómo gestionar las lesiones, los pitos, el mal juego, los despistes, la falta de intensidad, el desbarajuste táctico y la confusión de su sistema. Si le están cayendo palos por tener al equipo líder e invicto y conseguir estar tres partidos con la portería a cero, qué será cuando llegue una derrota o pierda el primer puesto. Lo mejor de lo peor es su capacidad para aguntar la presión y lo bien que lleva la exigencia que supone ser entrenador del Real Madrid y que a otros técnicos más preparados (Benítez y Lopetegui) les costó el puesto. Lo que se puede tener seguro es que a Zidane no le puede la ansiedad. Tiene las espaldas anchas.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios