fuertes críticas al francés

El sobrevalorado Pogba y cómo en el Real Madrid buscan rebajar su precio

El deseado por Zidane no levanta cabeza en un mal inicio de temporada del Manchester United. A Pogba se le critica por bajo rendimiento. Es el escenario favorable para los intereses del Real Madrid

Foto: Paul Pogba, con gesto serio, durante el partido entre el Manchester United y el Arsenal. (EFE)
Paul Pogba, con gesto serio, durante el partido entre el Manchester United y el Arsenal. (EFE)

Pocos o nadie veían a Paul Pogba como un futbolista por el que había que pagar los 200 millones de euros que pidió el Manchester United al Real Madrid en el verano. Era el gran deseado de Zinédine Zidane para reforzar un centro del campo al que quería dar más energía en el juego de las transiciones. Pero Florentino Pérez se enfrió. El coste de la operación se iba hasta los 330 millones de euros entre el traspaso (200 millones), el sueldo del jugador (120 millones de euros en un contrato de cinco años) y la comisión del agente: Mino Raiola (10 millones). Una locura para Florentino Pérez cuando ya se había gastado el mismo dinero en cinco fichajes y, entre ellos, estaban los 100 de Eden Hazard. Zidane lo señaló como una prioridad, Florentino pidió precio y el Manchester United puso un muro que resultó difícil de derribar.

El futbolista francés juega a regañadientes en el Manchester United y no levanta cabeza tres meses y medio después de que empezara a presionar al club para que le dejara salir. Guiños y mensajes eran su estrategia. A mediados de junio, en un acto promocional durante sus vacaciones, avisó de su deseo de "tener un nuevo desafío en otro lugar". Era un llamamiento al Real Madrid. Zidane, que se sintió con fuerzas de pedir cualquier cosa al presidente por haber regresado en el peor momento de la crisis, dio por hecho que su complicidad con Pogba sería suficiente para traerle al Real Madrid. La negativa del entrenador noruego, Solskjaer, y el cierre del mercado en Inglaterra (8 de agosto) echaron abajo el plan. En el Real Madrid, a excepción de Zidane, tampoco tenían nada claro que fuera un jugador por el que se tenían que gastar 200 millones de euros.

Pogba, con gesto de desesperación. (EFE)
Pogba, con gesto de desesperación. (EFE)

De Paul Pogba se ha dicho que es un jugador sobrevalorado y no aparece en ninguna de esas encuestas que hace el club blanco para sondear entre sus socios quiénes consideran los mejores del mundo. Sí estaba Hazard. Incluso Neymar y, sobre todo, Mbappé. Pero Pogba era una necesidad para Zidane que resultó imposible de concederle por las altas peticiones del Manchester United. Un futbolista que gana 12 millones de euros netos y que se pondría, en la escala salarial, al mismo nivel que Sergio Ramos. Las elevadas cifras y la negativa del Manchester United son el argumento que utilizaron los dirigentes para descartar el fichaje.

Desganado y criticado

En los planes del Real Madrid se contempla el fichaje a un precio más rebajado cuando se vuelvan a dar las circunstancias en la apertura de un nuevo mercado. Pagar la mitad de lo que pide el club inglés. Unas cifras similares a las de Eden Hazard se considerarían para encajarle en un plan de futuro. Negociar a la baja es lo que más conviene a los dirigentes del club blanco y el escenario, aunque solo se hayan disputado siete jornadas de la Premier League, se vuelve a poner favorable. Pogba está siendo fuertemente criticado por el mal inicio de temporada y se le señala como el culpable del mal juego y el poco espíritu competitivo que tiene el equipo. Ha estado lesionado, no marca goles, solo lleva dos asistencias y ha fallado un penalti. Su actitud y compromiso se ponen en duda. Se le ve ausente. Desganado, bajo de forma y sin compromiso. No supera que no le dejaran irse al proyecto de Zidane en su segunda etapa en el banquillo.

El Real Madrid puede aprovechar esta crisis que se ha abierto en el Manchester United con Pogba y que tiene a leyendas del club como Roy Keane, Gary Neville y Peter Schmeichel acusando a Paul Pogba de mal profesional. Califican su juego y comportamiento como "decepcionante". El Manchester, después de empatar a uno contra el Arsenal, se encuentra a 12 puntos del líder: el Liverpool. La sensación de desengaño que hay con Pogba es grande y si no da un giro se le puede hacer difícil su estancia al jugador francés. Este mal momento beneficia, sobre todo, a los intereses de Zidane. El entrenador se cerró en banda a reforzar el centro del campo. Era Pogba o nada. Hoy tiene a Casemiro y Fede Valverde como centrocampistas más físicos. Se ha quedado corto de efectivos y sigue esperando que se presente una nueva oportunidad con Pogba.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios