existe ilusión por james en el vestuario

Las amistades del protegido Hazard en el Real Madrid (y cómo esperan que apriete)

El técnico muestra su condescendencia con el belga, al que sus compañeros miran con escepticismo, mientras la plantilla deposita sus expectativas en el colombiano

Foto: Eden Hazard, en el Wanda Metropolitano. (Reuters)
Eden Hazard, en el Wanda Metropolitano. (Reuters)

Zinédine Zidane está mostrando su lado más condescendiente con Eden Hazard, algo que no supone una sorpresa para el vestuario blanco. El técnico no esconde su preferencia por el futbolista belga, cuyo fichaje recomendó él mismo a Florentino Pérez cuando aún militaba en el Lille. En este arranque de temporada, la plantilla es testigo de esa empatía del técnico con el exjugador del Chelsea.

Este lunes, en la rueda de prensa previa al choque de Champions ante el Brujas, Zidane mostró esa cercanía con Hazard: "No le voy a dar un consejo sobre cómo tiene que estar. Es un jugador importante y queremos más de él, pero hay que estar tranquilos. No estoy preocupado. Va a triunfar aquí porque es muy bueno. Y eso no va a cambiar. Si lo vemos ante el Brujas, muy bien". Zizou no esconde que espera más de él, pero también sale en su defensa al afirmar que a él le pasó lo mismo y "estaba muy tranquilo". "Sabía que iba a funcionar con el tiempo. Fue peor cuando llegué a Italia. Allí tardé tres meses. Sé que Hazard va a ser importante. Saldrá adelante y no tiene nada que ver con el físico. Calma".

El vestuario también confía en que el belga dé ese paso adelante en ataque que sí ha dado, por ejemplo, Karim Benzema. Nadie espera que ocupe el hueco dejado por Cristiano Ronaldo, pero esperan que ahora que se ha concretado el compromiso defensivo del grupo, las estrellas comiencen a asumir su responsabilidad ofensiva para desequilibrar los partidos a su favor.

Eden Hazard, en la rueda de prensa previa al Real Madrid-Brujas de Champions League. (Reuters)
Eden Hazard, en la rueda de prensa previa al Real Madrid-Brujas de Champions League. (Reuters)

Hazard mantiene buena relación con sus compañeros y muestra complicidad con los capitanes. Habitualmente, se relaciona más con el grupo francófono del vestuario (Mendy, Varane o Benzema), además de compartir muchos minutos con su compatriota Thibaut Courtois y tener buena relación con Gareth Bale, con el que conversa en inglés. Nadie discute su enorme talento y su técnica exquisita, pero se espera que asuma más responsabilidad y se eche el equipo encima.

La 'popularidad' de Hazard

Es cierto que su dejadez en los entrenamientos de pretemporada, a la que llegó pasado de peso y de forma, no le granjeó excesiva popularidad en el grupo. Pero poco a poco se va poniendo en forma y tras superar la lesión muscular comienza a estabilizarse en la tripleta atacante con Bale y Benzema. El galés, una vez confirmada su permanencia en el club, parece haber olvidado sus problemas musculares y ha dejado destellos de calidad y goles en este inicio de temporada. Mientras que el francés es el absoluto referente en ataque de los blancos.

Zidane espera al mejor Hazard mientras es vigilado por un vestuario que no vio con buenos ojos cómo 'sacrificó' a Keylor Navas postergándolo a la suplencia en favor de Courtois, el elegido de Florentino. Hasta ese momento, Zizou se había mostrado inflexible ante Florentino, provocando incluso que se echase atrás el fichaje de Kepa. Pero al final el técnico francés se rindió a los deseos del presidente, que a cambio cumplió alguno de los deseos del entrenador, como cerrar el fichaje de Hazard.

James Rodríguez jugó los últimos 15 minutos del Atlético de Madrid-Real Madrid del pasado sábado. (EFE)
James Rodríguez jugó los últimos 15 minutos del Atlético de Madrid-Real Madrid del pasado sábado. (EFE)

La ilusión con James

Mientras Zidane espera a Hazard, el vestuario mira con ilusión el regreso de otro hombre: James Rodríguez. El colombiano está exultante tras quedarse en la plantilla blanca y solo su mala forma física, fruto de no haber completado la pretemporada de forma convencional, le está lastrando en este inicio de curso. Pero en el grupo, jugadores como Ramos, Marcelo, Modric, Casemiro o Benzema han celebrado que el cafetero se quedase finalmente en las filas.

Si entre los jugadores no hay grandes expectativas respecto al papel que pueda asumir Hazard, en el caso de James es diferente. Conscientes de la calidad del sudamericano, para muchos futbolistas del Real Madrid y dirigentes del club, entre los que está el propio Florentino Pérez, James está ante una oportunidad inmejorable de asumir un rol protagonista y ganarse los galones que Zidane le ha negado hasta ahora. Cuenta con el apoyo incondicional de sus compañeros, con el favor de una grada que le ha demostrado el cariño en estos primeros partidos y con la 'bendición' de un Florentino que siempre le ha querido en la plantilla.

Lo único que le falta a James es ganarse la confianza de Zidane, que sin embargo se muestra más pendiente de un Hazard perezoso que aún no se ha adaptado ni ha dado la medida de lo que se espera de él. Zidane espera a Hazard... y el vestuario, a James.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios