discurso reivindicativo de la estadounidense

Leo Messi y Megan Rapinoe, dos formas distintas de aprovechar el The Best

"Compartid vuestro éxito. Podemos usar este magnífico juego para cambiar el mundo para mejor", dijo Rapinoe a los asistentes a la gala celebrada en La Scala de Milán

Foto: Leo Messi y Megan Rapinoe, premios The Best 2019. (Reuters)
Leo Messi y Megan Rapinoe, premios The Best 2019. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Leo Messi y Megan Rapinoe ganaron este lunes el premio The Best que los acredita como los mejores jugadores del mundo la pasada temporada. El argentino se quedó sin la Champions, pero guio al Barcelona hacia una nueva Liga. La estadounidense fue la mejor jugadora de su selección, que ganó de nuevo el Mundial. Los dos son estrellas de su deporte, aunque todo lo que hace Messi tiene mucha más repercusión. Sus discursos de agradecimiento no tuvieron nada que ver: el primero se centró en su familia, la segunda aprovechó para lanzar de nuevo un mensaje reivindicativo.

La jugadora, que ganó el premio por primera vez, no dejó pasar la oportunidad y volvió a reclamar más implicación al mundo del fútbol. Señaló los casos de racismo y homofobia, y recordó a Sahar Khodayari, la mujer iraní que murió tras quemarse como protesta por la prohibición de entrar a partidos masculinos de fútbol.

Rapinoe no es tan conocida como Messi. No tiene su dinero ni su reconocimiento. Tampoco dispone del mismo altavoz del argentino, aunque su presencia en los medios es constante. Nada de eso la frena cuando quiere enviar un mensaje, ya sea contra Donald Trump, como hizo antes, durante y después del Mundial, o cuando quiere denunciar desigualdades entre los hombres y las mujeres en el fútbol.

Jürgen Klopp, elegido mejor entrenador en competiciones masculinas, anunció que se une a la iniciativa Common Goal. (Reuters)
Jürgen Klopp, elegido mejor entrenador en competiciones masculinas, anunció que se une a la iniciativa Common Goal. (Reuters)

"Si queremos cambiar las cosas, otras personas que no sean Sterling y Koulibaly [jugadores que han recibido ataques racistas en los últimos meses] deben estar tan indignados como ellos. Personas que no sean LGBQT deben indignarse por la homofobia", dijo. "Tenemos una gran oportunidad al ser profesionales, tenemos muchos éxitos, contamos con grandes vitrinas. Compartid vuestro éxito. Podemos usar este magnífico juego para cambiar el mundo para mejor".

Messi, que también ganó el premio The Best por primera vez (antes lo habían ganado Cristiano Ronaldo en dos ocasiones y Modric), habló de su familia en su discurso. De su mujer y de dos de sus tres hijos, presentes en el Teatro La Scala de Milán, que acogió la gala. Nada extraño en el argentino, que nunca se sale de un discurso neutro cuando recoge un premio.

"Ha sido un año increíble para el fútbol de las mujeres. Lo siento por quienes se hayan dado cuenta solo en este momento, llegáis un poco tarde, pero os perdonamos", dijo con ironía Rapinoe, mejor jugadora del pasado Mundial. Recibió el premio del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, que también le dio el suyo a Messi. El suizo también aprovechó para apuntarse un tanto: a partir de la próxima ventana de selecciones, Irán permitirá a las mujeres acudir a los partidos de la selección masculina. Sin embargo, no podrán hacerlo en las competiciones nacionales. La FIFA ha sido muy criticada por su permisividad con la federación iraní.

Hazard, Mbappé y Modric, durante la entrega de premios. (Reuters)
Hazard, Mbappé y Modric, durante la entrega de premios. (Reuters)

El de Rapinoe no fue el único discurso con carga social de la gala. Jürgen Klopp, elegido mejor entrenador en competiciones masculinas, anunció sobre el escenario que se une a Common Goal, la iniciativa impulsada por Juan Mata en la que futbolistas y otros protagonistas del fútbol donan el 1% de su salario a distintas causas. "Estamos en el lado bonito de la vida, pero hay gente que no está en la misma situación", dijo el entrenador del Liverpool.

El equipo inglés fue de los más galardonados. Además del técnico, Alisson Becker fue elegido mejor portero y miembro del once ideal. Virgil van Dijk no se pudo llevar el The Best, pero también formó parte del mejor equipo masculino de la temporada. Más jugadores tuvo el Real Madrid. A pesar de su mala temporada, el equipo madridista metió a tres entre los mejores once: Ramos, Marcelo y Modric. Y además, un recién llegado, Hazard, pero por sus méritos con el Chelsea.

Fue la gala más igualitaria de todas las que ha organizado la FIFA. Por primera vez hubo premio a la mejor portera y mejor once femenino. Las 11 mejores jugadoras de la pasada temporada posaron en el escenario de La Scala y se llevaron una ovación. Como los hombres, aunque con una pequeña diferencia: entre los 11 mejores faltaba Cristiano Ronaldo, que no acudió a la gala.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios