sensación temprana de laliga

Joan Jordán, el 'perico' que aprendió a volar en Eibar y es sensación de la Liga en Sevilla

El centrocampista ya se sabe el himno de El Arrebato y se muestra emocionado ante su debut el viernes en el Sánchez-Pizjuán ante "una afición que es mágica"

Foto: Joan Jordán marcó el gol de la victoria del Sevilla en Granada. (EFE)
Joan Jordán marcó el gol de la victoria del Sevilla en Granada. (EFE)

Joan Jordán (Regencós, 1994) confiesa encontrarse metido hasta las orejas en una nube. Fichó por el Sevilla, que pagó 14 millones de euros al Eibar, y desde entonces el tórrido verano le ha bendecido con grandes actuaciones. La vida da muchas vueltas y a Jordán le saltó el chip mágico a tiempo. En el Espanyol pasaba por ser un jugador talentoso, pero le faltaba esa pizca de competitividad, la que le impregnó José Luis Mendilibar Mendilibar, viejo emperador de Eibar, que adoptó al catalán a sabiendas de poseer un diamante. Monchi (mago se escribe con m…) puso la carne en el asador y el resto ya le toca a Jordán. El experico, descartado por el Espanyol, ya se sabe el himno de El Arrebato y es una de las sensaciones del inicio de LaLiga. Toca madera, pero siente que ha metido la directa.

El viernes, ante el Celta, el Sevilla debuta en Nervión tras más de tres meses de ausencia. Y será el primer encuentro de Jordán ante la afición sevillista. Con una sonrisa nerviosa, y a falta de 72 horas para el evento, el catalán reconoce que lleva días con un cosquilleo en las entrañas de pura emoción. "Es que ponerme la camiseta, escuchar el himno de El Arrebato, con todo el estadio en pie y cantándolo a capela… Uf, es que ni me lo imagino. Fíjese, como visitante me emocionaba y ahora soy local. En mi último vez aquí con la camiseta del Eibar hicimos un gran partido, creo que jugamos mejor, pero nos empató la afición. Aquello fue increíblemente mágico. Es más, lo comenté luego en el vestuario: dura dos minutos más y terminamos perdiendo".

El primer partido oficial de Joan Jordán con el Sevilla fue ante su exequipo, el Espanyol. (EFE)
El primer partido oficial de Joan Jordán con el Sevilla fue ante su exequipo, el Espanyol. (EFE)

Un 'guiri' más por Sevilla

A Jordán apenas le ha dado tiempo de disfrutar de Sevilla. En los primeros días vino su hermano y dieron alguna vuelta, mezclándose con la multitud de 'guiris' que degustaba con los ojos los monumentos de la ciudad. Pero los viajes continuos del equipo no le han dado respiro, aunque ahora, instalado en un chalecito en Montequito, a cinco minutos de la ciudad deportiva, ya con su esposa e hija, promete adentrarse en los rincones mágicos de la ciudad.

Joan, que mira atrás, sonríe y se acuerda del veterano Mendilíbar, que hace unas semanas dijo en 'ABC': "Destacaría de Jordán su fuerza e intensidad para dar pasos importantes. Ya posee esa agresividad, entiéndase siempre en el buen sentido de la palabra, que se necesita para jugar en el centro. Viéndolo entrenar te das cuenta de las ganas que tiene de ser un futbolista importante". En el Espanyol, sus maestros en los escalafones inferiores coinciden en su talento pero a esa salsa de tanta calidad le faltaba chispa, esa sal de la competitividad que asimiló en el fútbol recio, sin apellidos, del Eibar, y lo que hizo que Monchi, por encima de otros nombres, dirigiera su vista en este futbolista cuyo fútbol elegante seduce y su garra ha encajado como zapato de cenicienta en el entramado sevillista de Julen Lopetegui.

"Representa la identidad del Sevilla"

Julien Escudé, uno de los jugadores históricos del Sevilla de la primera década del siglo, reflejó en los medios oficiales del club su admiración hacia las cualidades del catalán: "Me quedo con Joan Jordán. Representa esa identidad que quiere recuperar el nuevo Sevilla. Joan tiene ese toque, ese juego, esa facilidad con la pelota... tiene un perfil muy, muy bueno para nuestro equipo".

En los próximos días, Robert Moreno, seleccionador nacional, dará la lista para los dos próximos partidos de la Selección. El nombre de Jordán anda en todas las quinielas. El futbolista, sin embargo, toca madera y arruga el ceño: "Ni pienso en ello, son palabras mayores, Uf. Un sueño. Ahora el Sevilla es mi presente, mi alegría, el debut ante la afición, el himno de El Arrebato, otra victoria". Y la Selección ahí, mirando de frente, a expensas del fútbol de Jordán, la sensación más temprana de la Liga.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios