los ánimos al brasileño

Los consejos a Vinícius y lo cruel que puede ser el Real Madrid (el ejemplo es Asensio)

Si Vinícius pierde la alegría y la chispa, se reduce su potencial. Zidane no es Solari. Al brasileño le va a costar más tener minutos y entrar en el once. La recomendación es que no se desanime

Foto: Vinícius protesta en el partido contra el Valladolid en el Bernabéu. (EFE)
Vinícius protesta en el partido contra el Valladolid en el Bernabéu. (EFE)

Hay caso Vinícius. Al futbolista brasileño le va a costar encontrar su sitio en el Real Madrid de Zinédine Zidane. Un entrenador que, una vez que tiene a Gareth Bale y James en la plantilla, prefiere pisar territorio firme. Ha quedado demostrado cuando pone su interés en recuperar la mejor versión de la ‘vieja guardia’. El ejemplo es Marcelo. El que se empieza a sentir perjudicado es Vinícius que, tras una primera temporada de adaptación e ilusionar a la afición, padece el rigor competitivo que impone Zidane y en el que los más expertos sacan provecho.

No empieza de cero, aunque en el vestuario del Real Madrid son partidarios de no volver a poner el foco en un Vinícius que se confunde. No atribuirle responsabilidades que no le corresponden. La temporada pasada, por las circunstancias de la crisis y la apuesta de Solari, se crearon altas expectativas con este jugador. Estamos en una nueva temporada. En la que plantilla y entrenador aconsejan a Vinícius que se quite de la cabeza la presión que se pone por querer demostrar que tiene nivel para ser una estrella. Tiene talento, atrevimiento, personalidad, condiciones físicas para la alta competición, pero necesita rodaje y tomar mejores decisiones.

Zidane da consejos a Vinícius en un partido de la temporada pasada. (EFE)
Zidane da consejos a Vinícius en un partido de la temporada pasada. (EFE)

De lo difícil y lo cruel que puede ser encontrar un sitio en el Real Madrid y las críticas que surgen cuando no se cumplen las expectativas le puede dar lecciones Marco Asensio. De esto sabe mucho Zidane. Es el entrenador que más apostó por el balear y que le cuidó para no someterle a una presión innecesaria. Asensio deslumbró en citas clave y pasó de ser una estrella a uno de los culpables de la última crisis blanca. Vinícius tiene buenos amigos y consejeros en la plantilla. Los que más encima están de él son Marcelo, Casemiro y Benzema. Le pueden dar esos consejos para evitar que caiga en la ansiedad y acepte que todavía tiene mucho que aprender. Como hizo Sergio Ramos con Marco Asensio.

Con problemas en la derecha

El chico da síntomas de querer ir demasiado rápido y Zidane no es Solari. Para el técnico francés, Vinícius es un proyecto de buen jugador que hay que pulir y tiene que seguir mejorando en lo táctico. No funcionó como revulsivo en la gris segunda parte contra el Valladolid y se culpa al entrenador de borrarle la sonrisa. El temor en el club es que se apague ese efecto contagioso de alegría y vivacidad que exhibió el joven brasileño (19 años) en el pasado curso. Era un escenario bastante diferente. Solari derribó los privilegios de varios de los veteranos para revolucionar el once con jugadores jóvenes y en mejor forma física. De esta decisión técnica se aprovechó Vinícius, como Reguilón, Fede Valverde, Marcos Llorente y Lucas Vázquez. El gallego era el extremo derecho y Vinícius se adueñó del costado izquierdo.

Los galones de Vinícius quedan rebajados en el proyecto de Zinédine Zidane. En parte, por culpa del entrenador y también por los fallidos intentos en la planificación de dar salida a Bale y James (lesionado en el sóleo en el partido contra el Valladolid). Con el galés y el colombiano, el papel del brasileño es secundario. Se complicará cuando esté recuperado Eden Hazard. Sin Bale y James, habría tenido el camino más despejado. Zidane ya ha mostrado sus cartas y en los dos primeros partidos de Liga decidió que el galés tiene que ser el titular. Contra el Valladolid, cuando coincidieron Bale y Vinícius en la segunda parte, el brasileño quedó desplazado a la banda derecha. Se atropelló y no tuvo capacidad para desbordar.

Con Vinícius tiene que asumir su cuota de responsabilidad la cúpula directiva. Se frotan las manos cuando hablan de un chico descarado, que no se asusta en los grandes campos y transmite ilusión. Pero se exceden en querer ir demasiado rápido para que se le considere uno de los sucesores de Neymar. Presumen de que el Paris Saint-Germain ha preguntado por el chico y esto les vale para sacar pecho. Hablan de tener a uno de los futuros 'cracks'. La opinión de los técnicos, primero fue Lopetegui y ahora Zidane, es que el jugador se puede estropear si se le sube a la cabeza el éxito antes de tiempo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios