tiene que ganarse al francés

La insólita titularidad de Vinicius, el delantero que menos gusta a Zidane

A juicio de Zidane, Vinicius peca de individualismo, conducción excesiva y endeblez defensiva, pero las circunstancias han abierto un hueco en el once al brasileño

Foto: Vinicius disputando un balón con Kevin Váquez y Brais en el Celta-Real Madrid. (EFE)
Vinicius disputando un balón con Kevin Váquez y Brais en el Celta-Real Madrid. (EFE)

El caso de Vinicius pasa por ser el más insólito en la plantilla blanca. Es el jugador que menos gusta a Zinédine Zidane de los que dispone, pero se trata de un tipo con suerte al que la insistencia del presidente y la fortuna en forma de lesiones de su competencia en el equipo están ofreciendo oportunidades que no entraban en la mente del entrenador.

El brasileño es consciente que no es un jugador del gusto de Zizou. Su individualismo excesivo, la conducción reiterada que frena la circulación del balón y su déficit defensivo provocaron que a su llegada, Julen Lopetegui lo enviase directamente al Castilla, ante la resistencia del presidente, para cocerse a fuego lento a las órdenes de Santiago Solari. Precisamente fue el argentino quien le dio la oportunidad en el primer equipo y con quien mostró su lado más desequilibrante, convenciendo a la parroquia madridista.

Pero con el regreso de Zidane al banquillo la continuidad de Vinicius volvió a peligrar. Zizou tiene que afrontar la enorme exigencia que supone dirigir al Real Madrid y no puede perder tiempo puliendo a futbolistas como Vinicius, Rodrygo o Kubo. Eso le advirtió a Florentino y por eso derivó al Castilla a Rodrygo y al japonés, que al no tener pasaporte comunitario es un problema añadido. Vinicius se quedó en el primer equipo, más por insistencia de Florentino que por deseo de Zidane. Se llegó a hablar de una cesión al Valladolid dada su escasa relevancia en la pretemporada. Pero finalmente el brasileño se hizo un hueco en el equipo y un resignado ZZ asumió que tendrá que moldearlo futbolísticamente.

Vinicius regateando a Kevin Vázquez. (EFE)
Vinicius regateando a Kevin Vázquez. (EFE)

La lesión de Hazard, que confirmó los informes que advertían que se trata de un jugador que se deja ir en los entrenamientos y va de menos a más durante la temporada, abrió un hueco en el once en Vigo. Y Zidane decidió apostar por el brasileño, al que pidió verticalidad y solidaridad defensiva. En más de una ocasión durante el partido ante el Celta se vio al francés en la banda abroncando a Vinicius por no cumplir las órdenes. Pero estuvo a punto estuvo de marcar el primer gol, que finalmente fue anotado por Benzema.

Vinicius, sin hacer un gran partido, se mostró participativo y voluntarioso, aunque en ningún momento exhibió la versión desequilibrante que conoció de él el Bernabéu en la etapa de Solari. Pese a ello, Zidane le felicitó por el trabajo realizado y le perdonó sus pecados de juventud. Especialmente el exceso de conducción de la pelota, el mismo motivo que hace al técnico desconfiar de un Isco que soba y soba el balón hasta permitir que las defensas contrarias se ordenen.

El asunto es que es muy probable que Vinicius vuelva a ser de la partida ante el Valladolid este fin de semana. El equipo contra el que explotó a pasada temporada volverá a tener al brasileño como amenaza. Será en el Bernabéu, en casa, arropado por la afición, algo que Zinedine cree que viene mejor al futbolista. Y lo hará, si el técnico no cambia de opinión a última hora, aprovechando además la plaga de lesiones que sufre el equipo de mediocampo hacia adelante. Si Hazard se convertía en la primera baja antes del partido inaugural, esta semana ha caído de nuevo Brahim, un jugador que se está mostrando vulnerable a las lesiones.

No obstante, Vinicius debe aprovechar la coyuntura porque Bale ha despertado y cuando Hazard esté en condiciones desparecerá del once. Por no hablar de si se concreta el fichaje de Neymar, que mandaría al ostracismo al joven brasileño. La fortuna sonríe a Vinicius ante la mirada inquisitoria de Zizou. Es hora de que el futbolista dé un puñetazo en la mesa, porque no va a encontrarse con un contexto tan favorable en lo que queda de temporada. Zidane lo veía cedido y ahora es titular por las circunstancias. Algo que Florentino observa desde palco con satisfacción.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios