un estilo de vida anárquico

El 'incendio' de Dembélé por su lesión y un comportamiento poco profesional

Se marchó lesionado a Senegal, sin hacer caso a los médicos y cuando regresó se confirma que tiene una rotura y estará cinco semanas de baja. Dembélé es reincidente por su falta de disciplina

Foto: Ousmane Dembélé durante el partido contra el Athletic de Bilbao en San Mamés. (Efe)
Ousmane Dembélé durante el partido contra el Athletic de Bilbao en San Mamés. (Efe)

Hartos de Ousmane Dembélé. En el Barcelona no consiguen que el segundo fichaje más caro de la historia del club (105 millones de euros más una cantidad de 40 en variables) madure y sea responsable. El joven jugador francés (22 años) vuelve a ser protagonista por un comportamiento irresponsable. Se lesionó en el estreno de Liga, en San Mamés, contra el Athletic de Bilbao y acabó el partido tocado. Esto fue el pasado viernes. Al día siguiente, según cuenta Marca, estaba citado por los servicios médicos para hacer una exploración y no se presentó. Se marchó a Senegal. Estaba incomunicado y no dio ninguna respuesta.

Dembélé no tiene remedio. La lesión, una vez que se le han podido hacer las pruebas, le va a tener fuera de la competición durante cinco semanas. Sufre una rotura fibrilar del bíceps femoral de la pierna izquierda y, pese a las molestias y conocer la fragilidad que tiene en esta zona, fue capaz de cogerse unas mini vacaciones y no dar prioridad a su estado de salud. Esta nueva lesión le hace daño al Barcelona. No es la primera. Hace dos años, en Getafe, se rompió el tendón del bíceps femoral de la pierna izquierda y tuvo que pasar por el quirófano. Estuvo cuatro meses de baja y empezaron las sospechas sobre la fragilidad física de un talentoso jugador, pero su falta de profesionalidad para llevar una vida ordenada.

Dembélé en el partido de Liga contra el Athletic de Bilbao en San Mamés. (Efe)
Dembélé en el partido de Liga contra el Athletic de Bilbao en San Mamés. (Efe)

Este es el gran problema que no acaba de resolver el Barcelona y lo han intentado de todas las maneras posibles. Su estilo de vida es anárquico. Le dieron un severo toque de atención a mediados de diciembre del año pasado cuando llegó dos horas tarde a un entrenamiento que empezaba a las once de la mañana. Recibió la reprimenda de los capitanes del equipo (Messi, entre ellos) que le hicieron ver que tenía que ser más responsable. Sus actos de indisciplina eran interpretados como una falta de respeto. El club no quiso confirmar la multa, pero según Mundo Deportivo, el francés fue sancionado con 200.000 euros aplicando el reglamento de régimen interno.

La paciencia con el francés

Con Dembélé han intentado tener paciencia y darle cariño. Con él y su agente se han reunido el director deportivo, Eric Abidal, y el entrenador Ernesto Valverde para hacerle ver que que tenía que cuidarse en su alimentación y llevar una vida más ordenada en cuanto a horarios y hábitos. Parecía que había hecho caso a las recomendaciones y estaba con la predisposición de reconducir una vida alejada de los mejores parámetros que tiene que tener un jugador profesional y que se dedica a la alta competición. No ha sido así. Con la lesión de Dembélé, que se une a la de Messi y Luis Suárez, saltan las alarmas de una mala planificación en la pretemporada de la que se ha quejado Ernesto Valverde por las giras en Japón y Estados Unidos.

Llamó la atención en el mes de mayo unas palabras de Bartomeu, en TVE Catalunya, cuando dijo que “Dembélé es mucho mejor jugador que Neymar y ya está adaptado”. El presidente es de los que siempre ha tratado de ocultar los problemas de indisciplina del francés y poner en valor su talento. Para eso se gasto los primeros 105 millones de euros de los 222 que ingresó por Neymar del Paris Saint Germain. Dembélé y Coutinho fueron el plan para hacer olvidar al brasileño y recuperar la ilusión de los aficionados. El primero vuelve a confirmar que tiene un físico frágil y no se cuida como es debido. Además de un carácter difícil y apático en el campo. Poco comprometido en labores defensivas. Coutinho se marchado cedido al Bayern de Múnich por 8,5 millones de euros. Una operación en la que algunos se pueden sentir timados por el que es el fichaje más caro de la historia del Barcelona.

El verano está siendo movido en el Barcelona. El club está enfrascado en el regreso de Neymar y no queda claro si, verdaderamente, Bartomeu es partidario del fichaje del brasileño y cómo hacerlo. La oferta al PSG se interpreta como una postura más para demostrar a Messi, el que pide la vuelta de 'Ney', que las ganas que tiene el presidente. Se ha negado, por ejemplo, a que en la operación entrara Dembélé. La oferta que traslada al club francés es una cesión con opción de compra para 2020 (40 millones ahora y 120 dentro de un año) para no descuadrar las cuentas. A la derrrota en el primer partido de Liga en Bilbao, las lesiones, el culebrón de Neymar... se une este epidosio de Ousmane Dembélé. La sensación es que falta autoridad. Luis Suárez, también lesionado, se marchó a Tánger.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios