el athletic gana 1-0 en el último suspiro

El golazo de Aduriz o la bofetada a un Barcelona con la cabeza en otro asunto

El FC Barcelona perdió 1-0 en San Mamés ante el Athletic Club sólo unos minutos después de que se hiciera público que Coutinho se marcharía cedido al Bayern... y tras un golazo de Aduriz

Foto: El espectacular gol de Aduriz en el último suspiro del partido.
El espectacular gol de Aduriz en el último suspiro del partido.

Todo lo interesante en el debut del FC Barcelona en San Mamés sucedió fuera del terreno de juego. Y como ya se sabe que lo que mal empieza, mal acaba, Aduriz le dio la puntilla con un golazo de chilena espectacular en el minuto 89 para sellar un 1-0. Tras una pretemporada de juzgado de guardia con una gira en Japón y otra en Estados Unidos, sin Messi lesionado, con Luis Suárez fuera de combate a la media hora de partido, con De Jong y Griezmann perdidos, con Busquets y Rakitic sentados en el banquillo y, sobre todo, con Coutinho en la grada. Nada bueno pasó para el Barça sobre el césped en un encuentro tedioso sin apenas oportunidades de gol. La noticia estaba fuera.

Que Coutinho, el fichaje más caro del club en su historia, se vaya cedido al Bayern por una temporada y que se sepa apenas dos horas antes del primer partido de Liga dice mucho de la planificación de la plantilla azulgrana. El desgobierno era esto. Pagar 160 millones por el brasileño hace apenas un año y medio para tapar la fuga de Neymar en pleno verano para tirarte éste jugando al escondite con un futbolista que te dejó plantado, te llevó a los juzgados y al que no sabes cómo pagar ni dónde colocarle en el campo. Un aplauso.

El Barça se ahorra la ficha, pero no ingresará ni un euro porque no ha sido capaz de recuperar la inversión por Coutinho, mimado por la plantilla que exigió a la grada que no le pitara incluso después de que se encarara con la afición después de marcar un gol contra el United en Champions que no significaba nada y con Valverde dándole oportunidades que no se merecía. El dilema sigue siendo el mismo: ¿cómo pagar el fichaje de Neymar? Y tan entretenidos estamos con el culebrón que la directiva culé no cierra con una pizca de dignidad -suponemos que para no enfadar a Messi- que empieza la Liga y el único que se salva de la mediocridad es Rafinha, que no entraba en los planes de nadie después de su larga parada en boxes por lesión y al que empaquetarían hoy mismo si tuvieran una oferta digerible.

Griezmann en su debut con la camiseta del Barça. (EFE)
Griezmann en su debut con la camiseta del Barça. (EFE)

La 'inseguridad' de Valverde

Valverde ya dejó claro antes de viajar a Bilbao que le parecía un desatino no saber con seguridad con quién contaba o no en la plantilla. Él no manda, vamos, y se apañará con lo que tenga, pero esa posición de fragilidad unida al borrón del ridículo de la temporada pasada en Liverpool le pasará factura más temprano que tarde. Que no alineara a Rakitic, uno de sus jugadores fetiche, también se puede interpretar como una prueba, un por si acaso, porque el croata aún es de los pocos por los que el Barça puede hacer caja. Lo de Busquets en cambio está por ver si es una señal o simplemente una precaución porque los años no pasan en balde. Ni Aleñá -que fue sustituido tras una primera parte infecta en general-, ni Sergi Roberto ni un De Jong que le cae bien a todo el mundo porque es holandés y tiene estilazo, supieron controlar el partido en el centro del campo. Encima, Luis Suárez se lesionó en su gemelo derecho en el minuto 32’, Griezmann no apareció y Dembélé cuando lo hizo fue para mal.

Es demasiado pronto para sacar conclusiones, pero la primera en la frente. Es como si no hubiera pasado el tiempo y el Barça siguiera esperando a que una genialidad de Messi le arregle el partido. Pero en San Mamés no estaba. Para este plan no hace falta vicepresidente deportivo ni mánager general, como Bartomeu se ha encargado de dejar claro. Ya veremos si el órdago le sale a final de temporada.

De Jong en San Mamés. (EFE)
De Jong en San Mamés. (EFE)

Ficha técnica

1 - Athletic Club: Unai Simón, Capa, Unai Núñez, Yeray, Yuri; Dani García, Unai López (Beñat, m.80); De Marcos (Sancet, m.66), Raúl García, Muniain; y Williams (Aduriz, m.88).

0 - FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Sergi Roberto (Carles Pérez, m.76), De Jong, Aleñá (Rakitic, m.46); Dembélé, Luis Suárez (Rafinha, m.37) y Griezmann.

Gol: 1-0, m.89: Aduriz.

Árbitro: Del Cerro Grande (Comité Madrileño). Mostró tarjeta amarilla al local Unai Núñez (m.64) y al visitante Piqué (m.60).

Árbitro VAR: Hernández Hernández (Comité de Las Palmas).

Incidencias: Partido con el que se inauguró el curso 2019-2020 de la LaLiga Santander, presenciado en San Mamés por 47.693 espectadores, según cifras oficiales. Se guardó un minuto de silencio y los jugadores del Athletic portaron brazaletes negros en memoria del legendario exjugador del Athletic Koldo Aguirre, fallecido el pasado 3 de julio, cuya viuda e hijas estuvieron en el palco. En el descanso, el club bilbaíno homenajeó a su equipo femenino, que el pasado miércoles conquistó el Trofeo Ramón de Carranza en su primera edición femenina.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios