cancelo y porro, los últimos

Los laterales, la cara obsesión de Pep Guardiola en el Manchester City

Desde 2017, el City ha fichado a seis: Walker, Mendy y Danilo hace dos veranos y Angeliño, Cancelo y Porro en 2019. Son fundamentales para el estilo de juego del catalán

Foto: Pep Guardiola y Kyle Walker, lateral derecho del Manchester City, durante un partido de pretemporada del equipo inglés. (EFE)
Pep Guardiola y Kyle Walker, lateral derecho del Manchester City, durante un partido de pretemporada del equipo inglés. (EFE)

Por segunda vez en las tres últimas temporadas, el Manchester City cerró el mercado veraniego con tres nuevos laterales: Angeliño, Joao Cancelo y Pedro Porro, al que seguramente cederá. En 2017, las incorporaciones para las bandas fueron Benjamin Mendy, Kyle Walker y Danilo, traspasado ahora a la Juventus en la operación de Cancelo. Pep Guardiola, un abanderado de los centrocampistas, como él mismo se ha definido, ha fichado más laterales que interiores o mediocentros en las tres últimas temporadas. Para su juego, la importancia de los segundos no está muy lejos de la de los primeros.

El juego de sus equipos tiene unos principios irrenunciables, pero la manera de ejecutarlos ha cambiado. Su Bayern de Múnich no jugaba igual que su FC Barcelona y su City no juega igual que lo hacían el Bayern y el Barça. Eso sucede por dos motivos. El primero es que los jugadores no son los mismos, en muchos casos ni de similares características, aunque Guardiola, con el paso de los años, tiende a rodearse siempre de un determinado tipo de jugador. Tampoco el técnico es el mismo que debutó en el banquillo hace más de una década. Aquel 'cruyffismo' virgen ha tenido que evolucionar para adaptarse al contragolpe de la Bundesliga y el juego directo de la Premier League.

En los equipos de Guardiola, lo más importante sigue sucediendo en el medio, pero las bandas son clave para ello. Ahí entran en juego los extremos y los laterales. Así lo explicó en el libro 'Herr Pep', publicado en 2014, tras su primera temporada en el Bayern de Múnich:

"Lo ideal es tener al central abierto, al lateral por dentro y al extremo abierto para pasarle directamente a él. Si el pase sale bien has logrado saltar todo el centro del campo enemigo; si pierdes el balón, tu lateral puede correr el espacio inmediatamente. Se trata de modificar con tu comportamiento los planes de presión del rival. Nuestro lateral se va hacia dentro y arrastra al extremo rival; si este no le sigue, entonces ya tienes un hombre libre; si quien va a cubrirle es el mediocentro, entonces nuestro interior quedará libre. Y así todo el rato".

Lo de colocar a los laterales en posiciones interiores no es una idea original suya. También lo hizo el Barcelona de Johann Cruyff cuando Guardiola era el mediocentro del equipo. El neerlandés situó en alguna ocasión a Sergi y Ferrer en el centro del campo. En su etapa como entrenador del Barça, los laterales no tenían la importancia táctica que tienen ahora en el City o que tuvieron en sus tres años en el Bayern, lo que no quiere decir que no fueran tan determinantes. La influencia de Dani Alves en aquel equipo era enorme.

Colocar a los laterales en posiciones más centradas no es solo algo que Guardiola haga para mejorar el ataque, también lo hace para ganar seguridad defensiva. En 'Pep Guardiola: La Metamorfosis', publicado en 2016, explicó esa decisión táctica:

"Mírame, yo, el abanderado de los centrocampistas, ¡jugando con cinco delanteros! Toda la vida defendiendo que había que jugar con centrocampistas, que la clave consiste en los medios, y ahora tengo la fuerza en los delanteros... Pero, ojo, no es poner delanteros por poner. Esto no es lo del día del Real Madrid (0-4). Aquella vez jugué con cuatro delanteros, pero con los dos laterales abiertos y esa fue la cagada porque defendíamos con dos mediocentros y dos centrales, y así resulta imposible cortar los contragolpes. Ahora es totalmente disinto porque la clave está en los dos laterales, que cuando tienen el balón por delante se cierran junto al mediocentro y forman una línea de tres que nos protege de los contraataques. Con este salvavidas sí es posible poner a cinco delanteros porque tienen las espaldas bien cubiertas".

Angeliño, formado en el City, regresó este verano tras ser fichado del PSV. (Reuters)
Angeliño, formado en el City, regresó este verano tras ser fichado del PSV. (Reuters)

200 millones en laterales

Cuando le echan en cara el enorme gasto en fichajes del Manchester City, Guardiola se defiende aludiendo a la necesidad que tenía de renovar una plantilla con muchos jugadores de más de 30 años cuando llegó en 2016. Entre los futbolistas con 30 años o más cuando el técnico llegó estaban los cuatro laterales: Pablo Zabaleta, Bacary Sagna, Gaël Clichy y Alexander Kolarov (también Jesús Navas, al que utilizó en esa posición). Ninguno permaneció en el equipo la temporada siguiente.

El City fichó de una tacada a Mendy, Walker y Danilo. Casi 150 millones de euros en laterales. A pesar de esa inversión, los problemas de lesiones de Mendy le han obligado a alinear en la banda izquierda a jugadores de otras posiciones. El francés, por el que pagó casi 60 millones de euros al Mónaco, solo ha podido jugar 22 partidos en dos temporadas. Su puesto en el lateral izquierdo lo han ocupado en muchas ocasiones Fabian Delph y Oleksandr Zinchenko, centrocampistas reconvertidos.

El ucraniano jugó la Community Shield contra el Liverpool y el español vio el partido desde el banquillo. Mendy, lesionado, no estaba convocado. Días después, el City ha gastado más de 60 millones en Cancelo (sumando el valor de Danilo). Los laterales son de las piezas más importantes en el esquema de Guardiola, por eso el City pone tanto empeño en satisfacer las demandas del técnico. Por eso y porque se lo puede permitir. ¿Cuántos equipos pueden gastar más de 200 millones de euros en dos años solo en laterales?

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios