murthy quiere que alemany viaje a singapur

La calma aparente vuelve al Valencia mientras los jugadores piden 'paz'

Mientras se da el tira y afloja entre director general (Mateu Alemany) y la gerencia (con el presidente Murthy y el máximo accionista Peter Lim), en la plantilla lo que piden es unidad y calma

Foto: El director general del Valencia, Mateu Alemany. (EFE)
El director general del Valencia, Mateu Alemany. (EFE)

“La voluntad del club, presidente, propietario y la mía es resolver lo mejor para el Valencia CF, que a nadie le quepa dudas, y que esto no se alargue”. Mateu Alemany, al salir de su reunión matinal con Anil Murthy, dejó entrever más notas positivas que la “difícil” situación en la que se encontraba (un día antes) el director general en palabras del presidente. El culebrón del Valencia continúa, pero da la impresión de que las aguas volverán a su cauce… más o menos.

“Estamos en ello, hablando de muchas cosas, valorando el siguiente paso a dar... Creo que lo fundamental es que todos queremos lo mejor para el Valencia CF”, comentaba Alemany sin dar detalles de unas conversaciones que pueden continuar al otro lado del mundo. Murthy quiere que Alemany viaje a Singapur para reunirse con Lim.

Mientras se da el tira y afloja entre director general (Mateu Alemany) y la gerencia (con el presidente Murthy y el máximo accionista Peter Lim), en la plantilla lo que piden es unidad y calma para continuar en la línea ascendente en la que se encuentra el equipo que fue capaz de ganar hace unos meses la Copa del Rey al FC Barcelona. Quizás, el mensaje en las redes sociales más descriptivo fue el del segundo del entrenador blanquinegro, Rubén Uría, quien publicó una imagen de un abrazo con el meta Jaume Doménech.

El presidente y los jugadores

La plantilla está al corriente de las conversaciones -Murthy se personó este martes por la mañana para contar los acontecimientos y transmitir tranquilidad-, y deseando que esta guerra de poder finalice cuanto antes y con Alemany y Marcelino en sus actuales puestos de trabajo.

Recordemos que el origen del problema es la línea roja en la toma de decisiones que habría pasado Alemany -la gota que colmó el vaso fue el acuerdo con Rafinha con jugador y Barça que ha desbaratado Peter Lim, cuyo asesor futbolístico es Jorge Mendes- a ojos del dueño. El de Singapur no quiere perder el control de su club y con gestos como este (o el deseo de fichar a Otamendi, a quien Mendes le busca salida del Manchester City) lo demuestra.

Quizás todo se quede en un toque de atención y un episodio para recalcar dónde están los límites de un director general a quien se le considera el arquitecto del actual Valencia triunfador. Si Lim no viviera en otro continente, seguramente podría haber seguido este caso a diario y no necesitaba enderezar la torre cuando la ha visto tan torcida.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios