la resaca del 3-7 en estados unidos

El descriptivo análisis de Sergio Ramos y el otro (molesto) derbi de Real Madrid y Atlético

El Real Madrid ha visto en los últimos años cómo el Atlético de Madrid ha competido con él de tú a tú en el césped y ahora comienza a hacerlo —sin estar al mismo nivel todavía— en los despachos

Foto: Sergio Ramos, frente a Joao Félix. (EFE)
Sergio Ramos, frente a Joao Félix. (EFE)

Comienzan a salir los nervios de algunos madridistas antes de comenzar lo serio. Después de tres partidos de pretemporada, el balance es una derrota en el estreno, una lesión de Marco Asensio en el segundo —donde la victoria fue lo de menos— y una bochornosa goleada amistosa (3-7) ante el Atlético de Madrid en el tercero. Para colmo, el titular extraído de las palabras del capitán Sergio Ramos ("Nos lo hemos tomado como un amistoso, pero ellos no") señalando por qué encajaron siete tantos ante el eterno rival en New Jersey también ha escocido a quien concibe que el Real Madrid debe ganar hasta a las chapas… Empezando por Florentino Pérez. Ni tanto ni tan calvo, pero restan tres semanas para que arranque la competición y la situación blanca no es la que quisiera Zidane.

“Nos lo hemos tomado como un amistoso, pero ellos no. Nos vamos jodidos. Se puede perder de muchas formas, pero así no”, explicaba Sergio Ramos tras la contundente derrota en Estados Unidos ante el Atlético. En estas últimas temporadas, uno de los puntos débiles del Real Madrid en el campo ha sido la fragilidad psicológica para aguantar toda una temporada compitiendo al máximo nivel. El equipo ‘aparecía’ en los partidos clave de Champions y le ha valido para hacer historia, pero el contraste en Liga era sensible y el año pasado quedó al descubierto cuando 'falló' el plan Champions. Zidane, siempre que le preguntan cuál ha sido su mejor título como entrenador, señala “la Liga” de hace ya tres temporadas y lo argumenta con un razonamiento en el que se asocian términos como ‘equipo’, ‘fortaleza’ o ‘competitividad’, sensaciones que no hubo ante los colchoneros.

Este inicio de pretemporada es solo eso, pretemporada, pero los síntomas que en ocasiones está dando el Real Madrid recuerdan tanto a determinados momentos de la temporada pasada que a más de uno en la grada y en el palco le crece el lado pesimista. “La ambición sigue intacta. Hemos ganado mucho, pero eso es pasado. Empezamos de cero, hay que olvidar la temporada pasada. Es muy pronto para hacer valoraciones”, opinaba al respecto Ramos. Y no hay que irse a una reciente encuesta que ha publicado ‘Marca’ para ver que cierto sector de los aficionados está disgustado, también se puede observar palpando el ambiente de la directiva blanca, a la cual no sentó bien que en un amistoso se le pintara la cara de tal modo ante las cámaras de Estados Unidos.

El otro derbi Madrid-Atleti en los despachos

Al margen de lo ocurrido en el césped, el derbi Real Madrid-Atlético se continuará jugando en los despachos con el tema de James. La situación es la ya conocida: el colombiano quiere jugar en España y si no es el Madrid, su preferencia es el Atlético, único que da lo que pide tanto el futbolista como el club de Chamartín. Lo malo es que se refuerza todavía más al equipo que te ha metido siete en un amistoso… Personalmente, Florentino no ve con buenos ojos la operación, aunque también sabe que esta salida sería una ayuda para el fichaje de Pogba o quien quiera que venga finalmente, porque lo que no conciben en la directiva blanca es que esto arrancará con la actual plantilla.

Desde un punto de vista negativo, la derrota ante el Atlético ha dejado ver las ‘vergüenzas’ blancas; desde el lado positivo, que estas carencias (deportivas y de mentalidad) son en las que se puede continuar trabajando para revertir la situación. Quizás en unos meses hasta haya quien ‘agradezca’ este toque de atención del máximo rival de la ciudad. El futuro dirá de qué ha servido este 3-7 del que sacan pecho los colchoneros.

La rivalidad en esta década en la capital española está variando en los despachos. El año pasado, el Real Madrid pudo haber ‘desmontado’ a su enemigo con algo más de 200 millones —Oblak y Griezmann— (tipo a los ochenta, como se hizo tras fichar a Hugo Sánchez), pero es el equipo rojiblanco el que ahora está pescando en territorio merengue con Marcos Llorente (no todos los directivos se mostraron de acuerdo con este movimiento), el deseado James e incluso la estrella Joao Félix, quien estaba en la agenda blanca (aunque no como prioridad), además de Morata y Hermoso. La actual diferencia de poder en el mercado de Madrid y Atleti era impensable hace poco más de un lustro, pero ahora el equipo ‘menor’ cada vez lo es menos (en la 17-18, los blancos ingresaron 750 millones y el Atleti 305) y el hecho de que hayan terminado por delante en las últimas dos ligas o le hayan arrebatado una Supercopa de Europa comienza a poder explicarse con este ascenso fuera del terreno de juego. Es una ‘molestia’ que hacía tiempo que el Real Madrid no sufría en su propia ciudad.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios