el colombiano quiere ser rojiblanco

El miedo en el Real Madrid a vender a James al Atlético (vale 50 millones)

Florentino Pérez tiene que decidir si da vía libre a que otro de sus jugadores pase a reforzar al Atleti o esperar a que el Nápoles haga una oferta seria. El precio de venta es de 50 millones de euros

Foto: James, capitán de la Selección de Colombia, en un partido de la Copa América. (Efe)
James, capitán de la Selección de Colombia, en un partido de la Copa América. (Efe)

Florentino Pérez tiene a mano vender a James al Atlético de Madrid. Según desvela Gil Marín le consta que el colombiano se quiere ir del Madrid, le gusta a Simeone y es un objetivo del club rojiblanco. Le falta decir que Jorge Mendes, agente del jugador y el hombre que ha llevado a Joao Felix al Atlético, hace todo lo posible porque James juegue antes en el Atlético de Madrid que en el Nápoles. La pelota está, entonces, en el tejado de Florentino Pérez. Tiene que decidir si da vía libre a que otro de sus jugadores pase a reforzar un equipo rival en España y en Europa o esperar a que el Nápoles haga una oferta seria. Si es por el dinero y por las ganas de James, el colombiano tiene que acabar vestido de rojiblanco. Pero aquí tiene algo que decir el Madrid, que para eso es su jugador. A Florentino, probablemente, le valdría James en su plantilla y más después de la lesión de Asensio. Pero Zidane tiene las ideas claras. Pone antes a Lucas Vázquez que a otro jugador que no obedezca como un soldado.

El dilema en el Real Madrid o en Florentino es lógico. James puede triunfar en el Atlético de Madrid porque se trata de un futbolista con calidad y fantasía. Tiene momentos brillantes en los que hace goles espectaculares, da pases imposibles y se inventa jugadas asombrosas. Con Simeone puede tener la confianza y regularidad que le penalizó con Zidane y con la que tampoco pudo convencer al Bayern de Múnich. Es un jugador fuera de lo normal cuando está enchufado y tiene confianza. Este es el miedo que tienen en el Real Madrid. Que James la 'rompa', como se suele decir, en el Atleti. Y no es una broma cuando el equipo blanco lleva dos temporadas quedando por detrás en la Liga de su rival en la capital. Pero Zidane le echó la cruz hace tiempo. No quiere saber nada.

[La fuga de Ceballos al Arsenal]

“Es cosa de presidentes, no mía”, es la respuesta de Zidane cuando le preguntan por James. Algunos socios les molesta o no están de acuerdo en la postura tan inflexible de su entrenador con el colombiano. Pero deberían saber que ZZ solo espera que Florentino fuerce la maquinaria para fichar a Paul Pogba y que insiste al presidente que es el jugador que necesita para el centro del campo. Si el Madrid consigue sacar 50 millones de euros por James, aunque sea el Atlético, tampoco será una mala operación por un jugador que costó 80 millones y tuvo un buen año en el equipo blanco, otro irregular y en los dos últimos se ahorró la ficha de 7 millones netos anuales más un ingreso de 10 millones por la cesión. Salen las cuentas, pero hay miedo a que triunfe en el Atleti.

James en una acción contra Chile en la Copa América. (Efe)
James en una acción contra Chile en la Copa América. (Efe)

La guinda del Atleti

La cifra que pide el Real Madrid por James está en los 50 millones de euros (40 fijos más 10 en variables). Un cantidad que le convertiría en el traspaso más caro del verano en el Real Madrid. A falta de saber qué va a suceder con Gareth Bale, que un día dan la versión de que no quiere jugar contra el Bayern de Múnich porque está a punto de cerrar su fichaje por un equipo chino, y a las 48 horas cuenta para Zidane porque en el club se tiran de los pelos por cómo devalúa el entrenador a su fichaje más caro de la historia. Zidane se come sus palabras y pone a Bale, que hace una excelente segunda parte contra el equipo inglés. Gol incluido. Pero el galés sigue sin tener claro que se tenga que marchar, su agente (Jonathan Barnett, la china en el zapato de Zizou) no tiene una oferta que le llene y reniega de una cesión.

Para Zidane sigue sin cambiar nada la lesión de Marco Asensio y se mantiene en su postura de dar salida a James y Bale. Por este orden, si se tiene en cuenta que el colombiano está más receptivo a marcharse que el galés. Eso sí, para que se vaya tienen que dejarle escoger y su preferencia es quedarse en Madrid para jugar en el equipo rival. Coger el mismo camino que tomó Marcos Llorente y al mismo destino que llegó Álvaro Morata, tras su paso por Chelsea, y Mario Hermoso, con el Espanyol como equipo puente. Con James se puede ‘blanquear’, todavía más, el Atlético de Madrid. Sin olvidar que el portero suplente es Antonio Adán, otro ex madridista que da forma a la colonia blanca en el Metropolitano. "Falta la guinda de James", dicen en el Atlético de Madrid. Para conseguirla, Miguel Ángel Gil Marín, mandamás en los despachos, solicita a Florentino Pérez que acepte su oferta.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios