Saltó con el dorsal 50

La lucidez de Eden Hazard en su amargo debut con el Real Madrid y su gol frustrado

El belga fue de lo mejor del conjunto blanco en la derrota ante el Bayern de Múnich. Puso la velocidad y la inteligencia en el campo. Neuer le sacó un disparo peligroso. Se asoció con Marcelo y Benzema

Foto: Eden Hazard conduce el balón en su debut con el Real Madrid en EEUU. (Reuters)
Eden Hazard conduce el balón en su debut con el Real Madrid en EEUU. (Reuters)

Todo lo que hizo, lo hizo bien. Había mucho interés puesto en el debut de Eden Hazard, el flamente galáctico de la nueva era abierta por Florentino Pérez en el Real Madrid, y su rendimiento estuvo a la altura. Fue, sin duda, uno de los mejores de los blancos en el desastroso partido que les enfrentó al Bayern de Múnich en la International Champions Club de Houston (3-1). Rápido, estupendo entre líneas, fino al primer toque y peligroso, sobre todo con espacio por delante. Estuvo lúcido. Le faltó rematar, aunque tampoco disfrutó de grandes ocasiones. El equipo, eso sí, volvió a evidenciar los mismos problemas defensivos que lastraron el pasado curso.

El delantero saltó al campo con el número 50 a la espalda. Por el momento, ni el siete que tanto le gusta y que en su día perteneció a Cristiano Ronaldo (ahora a Mariano) ni el 23, otra cifra que le hace gracia y que mitificó David Beckham. Curioso porque el día que se cumplieron 50 años de la llegada del hombre a la luna, la estrella del nuevo proyecto decide vestirse con este dorsal, que será fugaz. Zidane decidió alinearlo con el equipo A, los teóricos titulares cuando empiece lo serio.

Era el primer test de la pretemporada y los aficionados merengues ya empiezan a ilusionarse con su nueva adquisición, obligado a marcar diferencias y a desatascar a un equipo al que el año pasado le faltó gol por los cuatro costados. Su conexión con Karim Benzema, la que será su pareja en ataque, fue buena. Ambos se buscaron de forma asidua. En una de esas, Benzema pudo poner el gol del empate en el marcador, pero su remate se estrelló en la defensa alemana. Antes, Asensio la había dejado pasar con un túnel exquisito. El español gana enteros después de que Gareth Bale no entrara en la convocatoria. Zidane ya no amaga, lo quiere fuera de la entidad.

Hazard, a la carrera, perseguido por Toliso y Thiago. (Reuters)
Hazard, a la carrera, perseguido por Toliso y Thiago. (Reuters)

Neuer le privó del gol

Hazard también estuvo atento en labores de repliegue y le echó alguna mano amiga a Marcelo cuando tocó, gesto que agradeció el brasileño. Marcelo también se entendió de forma notable con el ex del Chelsea. En ataque pueden formar una dupla letal. Desde luego, a Kimmich le hicieron alguna jugarreta que otra. Hazard se inventó un pase muy complicado, prácticamente sin mirar, ante él y Thiago que Marcelo colgó al área y Benzema no conectó por muy poco. Las sonrisas complacientes entre los madridistas lo decía todo.

Kroos también fue otro de los que se beneficó de su talento, como Isco, que no osbtante estuvo más apagado. Hazard recibía y, si no amagaba con el 'dribbling', soltaba el balón a la primera para darle velocidad al juego, que durante agunos minutos amenazó con estancarse en el centro del campo. Hazard, con espacios, también realizó sus típicos desplazamientos desde la izquierda hasta el centro, generando dudas en la defensa del campeón de la Bundesliga. A Renato Sanches, uno de los futbolistas que más se calentó en los primeros 45 minutos, no le quedó otra que agarrarle por la espalda y hacerle falta cuando el jugador ya se disponía a chutar a puerta. Durante un instante, Hazard cogeaba dolorido, pero solo fue un susto. Al rato, intentó soprender a Neuer desde la izquierda, en su único disparo que el portero sacó con los puños.

Como cabía esperar, al descanso el internacional belga se quedó en el banquillo. Zidane revolucionó el once y le dio un lavado de cara total al equipo. Jovic, Mendy y Kubo, entre otros, se dejaron ver, pero el Madrid naufragó y perdió justamente. Lewandowsky y Gnabry, con dos tantos rapidísimos, sentenciaron el duelo. Rodrygo, que anotó un golazo de falta para recortar diferencias, puso la nota positiva de un segundo tiempo para olvidar. Junto a Hazard, de notable alto, lo mas rescatable de la madrugada.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios