el gran golpe del mercado

El fariseísmo en el Barcelona para abrir las puertas a Neymar y Griezmann

Lo que parecía una utopía se alimenta como una esperanza para una directiva que ya se plantea que regrese Neymar y el fichaje de Griezmann. Las traiciones y mentiras se empiezan a olvidar

Foto: Neymar, con gesto pensativo, antes del inicio del partido que enfrentó a Brasil contra Qatar. (Reuters)
Neymar, con gesto pensativo, antes del inicio del partido que enfrentó a Brasil contra Qatar. (Reuters)

El Barcelona alimenta la mayor de las esperanzas. Como le salga la jugada de juntar a Neymar y Griezmann con Messi y Luis Suárez van a tener que participar en otra Liga. La sensación será la de un equipo temible. Invencible. Un ataque demoledor en manos de un entrenador que tendría que cambiar su mentalidad y esquema más defensivo para dar rienda suelta a tanto talento junto. Si consigue que regrese el brasileño y ficha al francés se pueden dar resultados escandalosos. Goleadas históricas con lo que algunos ya califican el equipo de los ‘cuatro magníficos’. Un Barcelona con Messi, Griezmann, Neymar y Luis Suárez no es descartable después de escuchar a Jordi Cardoner, vicepresidente del club azulgrana, decir que “parece cierto que Neymar quiere volver al Barcelona”. Para después matizar que “los que tenemos que decidir, no sabemos si llegará a buen puerto o no”.

Lo que parecía una utopía empieza a visibilizarse como una esperanza cuando llegan noticias desde Francia, cada vez con más insistencia, de las ganas que tiene el Paris Saint Germain de quitarse de encima a Neymar. Está dispuesto a rebajar el precio de venta que puso hace solo una semana. El mismo diario (Le Parisien) que publicó que el PSG lo tasaba en 300 millones informa ahora que se conformaría con 222 millones de euros. La cantidad que pagó al Barcelona. El emir de Qatar estaría dispuesto a no perder dinero, acabar con los problemas en el vestuario y apostar por un proyecto con una sola estrella: Mbappé.

[El placer de ver a España en la final del Europeo Sub-21]

Neymar está como loco por volver a Barcelona y Messi, su gran amigo, es clave para convencer a Bartomeu. El presidente, como hemos podido comprobar con las palabras de uno de sus vicepresidentes, ya no le cierra las puertas. Eso sí, tienen que darse una serie de condiciones para realizar una operación en la que se mezcla la traición y el rencor con elevadas cantidades de dinero y una demanda judicial. Si el Paris Saint Germain devuelve al brasileño por el mismo precio, lo único en lo que se tienen que poner de acuerdo Bartomeu y Neymar es en recular y tragarse el orgullo. El jugador deberá pedir perdón, retirar la demanda judicial por la que pide la prima de fichaje de la última renovación con el Barcelona y bajarse el sueldo. Estaría dispuesto, según Sport, a cobrar 24 millones de euros (en el PSG está en 30 millones).

Griezmann durante un partido con el Atlético de Madrid. (Efe)
Griezmann durante un partido con el Atlético de Madrid. (Efe)

El 'salvavidas' de Bartomeu

Josep María Bartomeu quedó tocado con el batacazo de Anfield. Lo que tenía pinta de ser una temporada parta enmarcar se vino abajo en Liverpool y el colofón de la derrota en la final de la Copa del Rey. Lo que iba para gran proyecto, después de adelantar el fichaje de Frenkie de Jong puede girar a una decepción con las calabazas de otro de los deseados: el central Matthijs de Ligt. El presidente necesita recuperar la ilusión (el último fichaje es Neto, un portero suplente) y potenciar un equipo en el que Messi está obsesionado con volver a ganar una Champions. Con Neymar y Griezmann nadie puede garantizar el éxito rotundo, pero que un equipo con este potencial tiene más posibilidades y es capaz de arrasar a quien se le ponga por delante, eso no lo duda nadie. Es la gran tentación o el 'salvavidas' que tiene Bartomeu y quizás, por ello, vemos como su vicepresidente hace el papel de duro para recuperar a Neymar. Esa foto de Bartomeu y Neymar volviéndose a dar la mano en la representación sería impagable. Y qué más da lo que haya pasado antes, las traiciones y mentiras, si lo importante es volver a motivar a Messi.

Importará cero o nada. Como no dejar pasar la opción de pagar los 120 millones de euros de la cláusula de Griezmann y presentarlo como otro jugador arrepentido por no haber llegado al Barcelona un año antes. El francés, como Neymar, tendrá que hacer el paripé de pedir disculpas y quitarle importancia al documental de ‘La decisión’ que tanto ofendió en el club culé y los aficionados por sentirse utilizados.

El fútbol tiene mucho de hipocresía y en el Barcelona no importa el fariseísmo antes que perder la posibilidad de reforzarse con dos cracks. Esa otra fotografía de Bartomeu con Griezmann tampoco tiene desperdicio. El francés también se bajará el sueldo (de 23 a 17), según confirma el diario L’Equipe. Los dos tendrán que reír y darse un abrazo como si nada hubiera pasado. Lo importante es que Messi tenga un superequipazo para volver a reinar en Europa. El cómo se puede mantener un elevado gasto con tantas estrellas es un asunto de estrategia empersarial en el que tendrían que producirse grandes ventas (Coutinho, Dembélé, Rakitic...).

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios