sow ibrahima mide 1.75, como otros jugadores

El canterano del Sevilla al que acribillan por su tamaño... es un niño de 12 años

El pichichi del torneo de Alevines organizado por LaLiga Promises fue Ibrahima Sow, que destacaba sobre el resto por su altura (1.75m) y fue objeto de burla y falta de respeto en redes sociales

Foto: Ibrahima Sow ante un jugador del Villarreal. (Foto: LaLiga)
Ibrahima Sow ante un jugador del Villarreal. (Foto: LaLiga)

"Ibrahima Sow llegó procedente de la cantera del Málaga... Se ha sido muy injusto en las redes sociales con él. Tiene un físico importante como vemos en muchos morenos [negros] que pasan por LaLiga Promises. Pero son todos niños. Tiene 12 años y es una gran persona. [...] Andrés Cuenca, nuestro central, tiene la misma estatura, el portero del Madrid, Landry del Barcelona… Ha sido triste y lo hemos pasado mal en ese momento. Me dolían algunos comentarios de algunas personas que estaban en el campeonato", comentaba Fernando Cáceres, entrenador del aAlevín del Sevilla que finalizó tercero en el reciente torneo de canteranos en el que Ibrahima quedó pichichi.

"Ha habido muchas anécdotas y detalles que me han entristecido cuando paseábamos y se acercaba alguna persona a meterse con su físico, que si tenía 17 o 18 años y yo les decía que tenía 50 o 51. Aunque tenga un físico de persona mayor no deja de ser una persona de 12 años. Él me decía, 'míster no te preocupes', él mismo decía que no le iba a afectar", proseguía el técnico canterano de Nervión en declaraciones a 'El Desmarque'.

No es un caso nuevo de ignorancia

A Cáceres le parecía triste e Ibra parecía estar tan acostumbrado que reconocía no afectarle un caso que se repite en este tipo de torneo con los jugadores de raza negra, cuya madurez física sorprende todavía a muchos cuya ignorancia han sacado a relucir en las redes sociales.

Sow no sólo destaca por su altura en el césped, también por su talento y manejo de la pelota que le llevaron de la cantera del Málaga a la del Sevilla, donde juega su ídolo Ben Yedder. Aunque su origen es Senegal, ya dio sus primeras patadas en serio al balón en Italia, desde donde dio el salto su familia hacia España.

Si al racismo existente en el fútbol le sumamos esta falta de respeto y valores ante un chico de 12 años a uno le dan ganas de abandonar este deporte de masas llamado fútbol. Quizás algún día se consiga y la educación sea la mínima como para, por lo menos, no meterse con un niño.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios