Habrá más víctimas

Los gritos de Serra Ferrer y López Catalán por el control de un Betis en guerra

El Consejo arrincona al balear y pretende relegarle de la dirección deportiva, con la consecuente rebaja de sueldo. El encuentro fue tenso y se elevó mucho el tono entre ambos

Foto: Serra Ferrer, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Serra Ferrer, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

El Betis es un polvorín. La guerra abierta que existe entre una parte de la junta directiva liderada por el vicepresidente y consejero delegado del club, José Miguel López Catalán, y el vicepresidente deportivo, Lorenzo Serra Ferrer, ha vivido su capítulo más caliente en las últimas horas.

Serra Ferrer se reunió con López Catalán y con el presidente Ángel Haro para evaluar la situación del club y fue informado de los planes de los dirigentes verdiblancos. Allí, el balear conoció de primera mano que Haro y Catalán planean reestructurar el organigrama relegándole de la dirección deportiva y rebajando su actual salario, que ronda, según han comentado a El Confidencial fuentes bien informadas, los 900.000 euros.

La reunión fue muy tensa y hubo momentos en los que la discusión entre Catalán y Serra elevó el tono llegando a producirse gritos, según testigos de la misma. La intención de Haro y López Catalán es reformar la secretaría técnica "para adaptarla a los nuevos tiempos y reforzarla nombrando a un nuevo coordinador". Por ello han propuesto a Serra mantenerse como integrante de la comisión deportiva y del consejo de administración, pero abandonando la dirección deportiva, lo que conllevaría una rebaja de su salario.

Ángel Haro, durante el anuncio del Benito Villamarín como sede de la final de Copa. (EFE)
Ángel Haro, durante el anuncio del Benito Villamarín como sede de la final de Copa. (EFE)

La propuesta, que confirma las sospechas que tenía el balear sobre el posicionamiento de Haro y Catalán tras la salida de Setién, es una clara invitación al mallorquín para que se marche del club, después de ser relegado también en el proceso de elección del entrenador. El Betis oficializaba este jueves la elección de Joan Francesc Ferrer 'Rubi', ex técnico del Espanyol, entrenador elegido por Catalán y Haro desoyendo la opinión de un Serra Ferrer que apostaba por otros nombres como los de Abelardo o Phillip Cocu. Mientras el presidente y su mano derecha tanteaban el mercado preguntando por la situación de Santiago Solari y sondeando a un Julen Lopetegui que llegó a ver en directo al Betis en Eibar.

El desenlace del curso, clave

Esta no ha sido la única desautorización pública que ha recibido Serra Ferrer de los dirigentes, puesto que hace unos meses la directiva entregó el máximo cargo de la cantera a Miguel Calzado en lugar de apostar por Pep Alomar, el hombre elegido por Serra. Alomar se encontraba llevando el área de metodología de los escalafones inferiores y según avanzó Radio Marca Sevilla, ha recibido una oferta a la baja para prorrogar su vinculación con el Betis. En lo que parece a todas luces una invitación para que el estrecho colaborador del actual director deportivo verdiblanco se marche del club.

Haro y López Catalán justifican la decisión de degradar a Serra por la necesidad de reforzar la secretaría técnica, contando con más recursos y personal para competir en el mercado y mejorar la metodología de un club como el Betis, que cuenta con un presupuesto superior a los cien millones de euros. El propósito es dotar a la dirección deportiva de personal cualificado en el área de seguimientos e informes de futbolistas e implementar el big data, mejorar la estructura de scouting e incluso hablan de fomentar la variedad de idiomas entre los miembros de este área.

Hace tiempo que se ha recrudecido la guerra entre ambas trincheras, pero el mal desenlace de temporada de los verdiblancos ha sido la gota que ha colmado el vaso. Serra Ferrer señaló a Quique Setién como culpable y la directiva cargó contra los fichajes el balear en el mercado de invierno y la planificación de la plantilla en esta temporada. La salida de Setién ha echado más gasolina en este conflicto y la tensa reunión vivida entre Catalán, Serra y Haro es el penúltimo capítulo de una guerra que parece que se cobrará más víctimas en el cuadro verdiblanco.

Serra Ferrer (i) y Ángel Haro (d), durante la presentación de Marc Bartra. (EFE)
Serra Ferrer (i) y Ángel Haro (d), durante la presentación de Marc Bartra. (EFE)

El 'desafío' de Serra Ferrer

Hace unos días, el 27 de mayo, se produjo otro hecho clave en este culebrón. El programa de deportes de Radio Sevilla 'Libre y Directo', que cumple 25 años en este 2019 informando sobre la actualidad del deporte sevillano, celebró en el auditorio del CaixaForum de la ciudad hispalense una gala en la que hizo entrega de varios premios. El Betis se ausentó de la misma molesto por el trato recibido del equipo de deportes de la 'Cadena SER', que siempre se ha caracterizado por estar bien informado y no casarse con nadie. Así que no acudió ni el presidente, Haro, ni el consejero delegado, López Catalán. Sin embargo, quien sí se personó en la misma fue Lorenzo Serra Ferrer, que departió amigablemente con José Castro, presidente del Sevilla, y con los premiados, siendo uno de ellos. Su presencia sentó muy mal en la directiva verdiblanca, que entendió como un desafío que hubiese acudido a recoger el premio que le concedieron pese a que el club no acudió a la gala.

En el entorno de Serra Ferrer se maneja desde hace tiempo una información que les alertaba de una posible filtración interesada desde el club para señalar al balear como 'culpable' de que la empresa Mediabase Sports, de la que es dueño Pere Guardiola, haya acumulado suculentas comisiones por los fichajes de William Carvalho, Pau López, Marc Bartra, Cristian Tello o Kaptoum. Operaciones que han sido rubricadas por el presidente y han contado con el visto bueno de su consejo de administración. De momento, esta información no ha aparecido, pero no se descarta acabe saliendo en los medios afines a Haro y Catalán.

Después de la última, y tensa, reunión Serra ha pedido un tiempo para reflexionar antes de dar una respuesta al club sobre si está dispuesto a asumir su nuevo rol en el club o si dimitirá. Aún se desconoce si el mallorquín estará en la presentación de Rubi como técnico del equipo verdiblanco que está prevista que se celebre el próximo martes. Sin embargo, la salida de Serra Ferrer podría convertirse en un problema aún mayor para Haro y Löpez Catalán porque, como adelantó El Confidencial el pasado 12 de mayo, la oposición podría reunirse alrededor de la figura del mallorquín acumulando más del 25 % de las acciones. Y sumando a ese el respaldo el de muchos de los accionistas minoritarios que se muestran más afines al de Sa Pobla que a los actuales dirigentes del club.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios