equilibrio en las compras y las ventas

Las matemáticas del Real Madrid en sus fichajes: los pasos con el 'fair play' financiero

Gareth Bale sigue siendo el principal escollo en el Real Madrid, pero las ventas de James, Kovacic, Keylor, Ceballos o Llorente equilibrarán la balanza de ingresos y gastos

Foto: Eden Hazard, al término de la final de la Europa League. (Reuters)
Eden Hazard, al término de la final de la Europa League. (Reuters)

El Real Madrid ha cerrado el fichaje de Luka Jovic por 60 millones, algo más de lo que esperaba Florentino Pérez, ya que la idea inicial era no pasar de 50, por más que el Eintracht pidiese 70 para dejarle marchar. A esos 60 millones hay que sumar otros 50 que pagarán previsiblemente por hacerse con los servicios del defensa francés del Olympique de Lyon, Ferland Mendy, que ya ha pasado la revisión médica por los blancos. Y a esos 110 millones hay que sumar los 40 que costó la adquisición en su día del central del Oporto, Militao, lo que hace un total de 150 millones (además de los 45 millones de Rodrygo y sin mencionar a Eriksen o Pogba) más los 120 de Eden Hazard. Una inversión de unos 300 millones de euros que debe cuadrar con el 'fair play' financiero que obliga a ingresar 100 millones menos en ventas de lo que gasten en compras.

El Real Madrid necesita recaudar cerca de 200 millones por la venta de jugadores como Keylor Navas, Isco, Marcos Llorente, Raúl de Tomás, Dani Ceballos, James Rodríguez, Martín Odegaard, Theo Hernández, Mateo Kovacic y, especialmente, Gareth Bale.

La nómina de jugadores que ha puesto en el mercado el club invita a pensar que podría alcanzar con facilidad esa cifra, pero lo cierto es que el principal argumento para recaudar dinero, la venta de Gareth Bale, está encallado. No hay ofertas en firme por el galés ni interés de algún club por la cantidad que pretende ingresar Florentino. El dirigente aspiraba a no perder ni un euro de los 101 millones que pagó en su día al Tottenham por él.

Si Bale no acaba de salir, los principales activos son Isco Alarcón y James Rodríguez, por quien han mostrado interés la Juventus de su amigo Cristiano Ronaldo y el Nápoles de Ancelotti, y Mateo Kovacic, que podría recalar de nuevo en el Inter tras la llegada al banquillo de Antonio Conte. El croata es del gusto del entrenador y está en su lista de prioridades, lo que podría acercarlo al club 'nerazzurri'. En el club, creen que por el colombiano pueden obtener entre 60 y 70 millones de euros, mientras que el traspaso de Kovacic está tasado entre 40 y 50 'kilos'. Cifras ambas que reducirían notablemente las necesidades de venta.

Kovacic, durante la final de la Liga Europa. (Reuters)
Kovacic, durante la final de la Liga Europa. (Reuters)

Keylor también podría dejar una cantidad interesante de dinero en las arcas blancas pese a su veteranía. Hablan de no menos de 20 millones en los pasillos de la llamada 'T-4'. Por Marcos Llorente, hay interés del Atlético y del Sevilla, especialmente tras la llegada de Lopetegui. Pero en el Real Madrid verían con buenos ojos que no fuese a ninguno de los dos clubes para no reforzar a rivales en la lucha por las plazas de Champions. Lo que sí parece claro es que saldrá y dejará una cifra redonda en las arcas.

Dani Ceballos es otro jugador con buen cartel en Inglaterra, donde se mueve mucho dinero gracias a los jugosos contratos de televisión. El Arsenal de Emery preguntó en su momento y ahora parece que quien lleva la iniciativa es el Tottenham de Pochettino. Un traspaso que "no debería bajar de los 30 millones y acercarse lo más posible a los 40", según comentan desde el club de Chamartín.

El caso curioso de Odegaard

Odegaard es un caso curioso, porque pese a no contar con minutos, el Real Madrid no se quiere desprender de él. El Ajax está interesado en él para reconstruir el equipo tras la marcha de sus estrellas este verano, pero desde la secretaría técnica blanca se barajan alternativas como incluir la opción de recompra o incluso cederlo directamente para mantenerle en la disciplina blanca. El noruego ha realizado una temporada deslumbrante en Holanda y es un jugador muy interesante de futuro para el club. También hay jugadores como Raúl de Tomás, por el que hay interés de varios clubes, y Theo Hernández, que se ha convertido en un fiasco por el que el Real Madrid asume que perderá dinero con su venta cuando lo coloque.

Así están los cálculos del 'fair play' financiero, a expensas del acuerdo con el Chelsea por la compra de Eden Hazard. Ya sea por 100 millones, como pretende el Real Madrid, o por 120, como exige el club inglés. Sea como fuere, parece que las ventas generarían sin problema esos 200 millones de ingresos para equilibrar el control financiero. Otra cosa sería la operación del fichaje del francés Kylian Mbappé, que entonces sí obligaría a vender a Bale por una cantidad alta y sumar a eso una salida de cierto rango como la de Isco o Modric para mantener el equilibrio presupuestario. De momento, parece todo controlado. De momento...

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios