La oscura maniobra de la RFEF que une a Adidas y Puma después de 70 años

El sorprendente anuncio de la federación que preside Rubiales de romper su contrato con Adidas lleva a su 'hermana' Puma a no querer saber nada. Sabido es que Roma no paga traidores...

Foto: Los hermanos Adolf y Rudolf Dassler, fundadores de las marcas deportivas Adidas y Puma.
Los hermanos Adolf y Rudolf Dassler, fundadores de las marcas deportivas Adidas y Puma.

Hay despropósitos que precisan ser contados desde el principio, pues estando de por medio personajes como Luis Rubiales, el final es fácil imaginárselo. Comencemos por los antecedentes: en 1926, los hermanos Adolf y Rudolf Dassler empezaron a fabricar unas zapatillas de deporte que en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936 se hicieron famosas. Con la instauración del nazismo en Alemania y el estallido de la Segunda Guerra Mundial, Hitler ordenó que la fábrica de los Dassler se convirtiera en un taller de repuestos de tanques y lanzamisiles. Mientras Adi se resistió a unirse al ejército, Rudolf decidió defender la causa nazi y escribió una carta a su hermano en la que le advertía de que pediría el cierre de la fábrica para que pudiera alistarse.

¿Amenazas, chantaje, denuncias en comisaría? Las cloacas del fútbol español

Al final de la guerra, y tras un juicio por parte de los aliados para analizar su nivel de apego a la ideología nazi, Adi pudo retener el control de su empresa. Por su parte, Rudolf, que fue denunciado por su propio hermano de haber sido simpatizante de Hitler, tuvo que mudarse con su familia a otra parte del pueblo para abrir una pequeña fábrica. Los vendedores se fueron con Rudolf y los diseñadores se quedaron en la fábrica de Adi. De este cisma nacieron dos grandes marcas de calzado y ropa deportiva: Puma, fundada en 1948 por Rudolf, y Adidas, nacida de la mano de Adi en 1949.

Desde este momento, y durante 70 años ya, ambas marcas mantienen un duelo literalmente fratricida. Hasta que ha aparecido la figura de Luis Rubiales para obrar el milagro y ponerles de acuerdo en algo. Hace una semana, la Federación Española de Fútbol (RFEF) comunicó que "tras meses de infructuosas conversaciones con Adidas y plasmándose la imposibilidad de un entendimiento, la RFEF comienza desde este preciso momento los trámites para la contratación de una nueva marca técnica, y todas aquellas marcas del sector que así lo decidan, tendrán la oportunidad de dirigirse a la RFEF con el objetivo de ser el próximo proveedor técnico de sus selecciones, campeonatos, material deportivo, etc.".

Uno de los últimos anuncios de Adidas con la Selección española de fútbol.
Uno de los últimos anuncios de Adidas con la Selección española de fútbol.

Según el mismo comunicado, "el contrato con Adidas tenía vigencia hasta 2026, pero las condiciones que se acordaron cuando se firmó años atrás no se ajustan a los criterios de legalidad, transparencia y equidad que la RFEF considera mínimamente aceptables". Una vez más, y son ya demasiadas como para que aún haya quien siga creyéndose o vendiéndose a este personaje tóxico para el fútbol español, Rubiales exhibe su desfachatez, pues cuando se firmó aquel contrato con Adidas él no solo era directivo de Villar sino que votó a favor de la citada renovación.

Rubiales, junto a Villar, cuando era directivo de la federación que ahora él preside.
Rubiales, junto a Villar, cuando era directivo de la federación que ahora él preside.

Tal y como puede comprobarse en las actas que se adjuntan, en la primera reunión en la que Juan Padrón informó de que Adidas quería renovar el contrato, Rubiales justificó su ausencia. Sin embargo, en la celebrada el 5 de noviembre de 2015, a la que sí asistió, se informó de que, "en relación con el contrato firmado con la empresa Adidas, del que se dio cuenta a esta Junta Directiva en su sesión celebrada el pasado mes de septiembre, los reunidos, POR UNANIMIDAD, expresan su aprobación". Es decir, que esos presuntos "criterios de legalidad, transparencia y equidad" no le importaron a 'Rubi', quien, por si fuera poco, entonces presidía un sindicato como AFE.

Claro que lo más esperpéntico es que desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas se asegura que "hasta que dé comienzo de forma ejecutiva un nuevo contrato, la RFEF seguirá cumpliendo el acuerdo con Adidas hasta la fecha en que la resolución contractual surta efecto". Como la capacidad gestora de Rubiales se reduce a imitar lo que hacen otros, pero no para hacerlo mejor sino para intentar arrebatárselo, la RFEF tuvo recientemente una reunión para ofrecer la 'vacante' de Adidas a Puma, marca que, casualmente, hace poco más de un mes cerró un acuerdo a largo plazo con LaLiga, por el que se convierte en socio técnico oficial y suministrará el balón, así como otros productos, en sustitución de Nike, que lo hacía desde 1996.

Acta en la que puede comprobarse la asistencia de Rubiales.
Acta en la que puede comprobarse la asistencia de Rubiales.

Después de ver el trato que ha dispensado a Adidas, es normal que, metafóricamente hablando, Puma se levantara de la mesa y no quiera saber nada de la RFEF, tal y como han hecho, por cierto, otros patrocinadores. Basta con recordar el dicho "Roma no paga traidores" para entender por qué. Es evidente que con este anuncio Rubiales se ha pegado un tiro en el pie, aunque a quien se lo pega es a la RFEF y al fútbol español. De momento, Adidas comunicó que "el contrato se ha venido cumpliendo por ambas partes de forma amistosa y no hay motivo alguno que justifique la resolución que pretende la RFEF", por lo que la multinacional manifestó su "intención" de mantener el acuerdo firmado hasta el final del periodo pactado y, "llegado el caso, tomar las medidas que sean necesarias para la defensa de sus derechos".

Los malpensados creen que detrás de esta nueva ocurrencia de Rubiales se esconde únicamente su interés personal, pues sabido es que el expresidente de AFE y ahora presidente federativo cobra 160.000 euros brutos anuales, con un pago variable condicionado a los ingresos de patrocinios que será de un 0,6% de los ingresos, con un límite superior máximo al 0,175% de los ingresos de la RFEF. "Los valores de Puma; valentía, seguridad, determinación y alegría, encajan perfectamente con los nuestros: trabajo en equipo, superación, igualdad, respeto, tolerancia, juego limpio y autenticidad", explicó LaLiga sobre el acuerdo con su nuevo patrocinador. Sinceramente, creo que ninguno de estos valores encajan con los de la federación que preside Rubiales. Y si alguien tiene alguna duda, que se lo pregunten a Adidas o a su 'hermana' Puma...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios