declaraciones en una película

Los palos a Bale por decir que los futbolistas son como robots

"No puedes elegir lo que hacer y cuándo hacerlo. Nos dicen todo. Dónde y cuándo estar. A qué hora hay que comer, entrenar…", dijo el futbolista galés

Foto: El Real Madrid le ha abierto la puerta de salida a Bale. (EFE)
El Real Madrid le ha abierto la puerta de salida a Bale. (EFE)

No tiene el don de la oportunidad y acaba de meter la pata hasta el fondo. A Gareth Bale, que se aplica la ley del silencio cuando está en España, se le ha ocurrido hablar de la parte negativa de los futbolistas. Los palos que le están cayendo son de dimensiones considerables. Fuera del club y posiblemente dentro, porque es un argumento más para que Zidane refuerce su idea de que el galés no le sirve para el nuevo Real Madrid. "Los futbolistas somos como robots" es la machada que soltó y que sirve para conocer mejor qué tipo de profesional es o cómo se siente en la exigencia. Lo que viene a corroborar, para los detractores, que Bale no estaba capacitado para ser el líder del Real Madrid en la temporada en la que ya no estaba Cristiano Ronaldo.

Cobra 17 millones de euros, juega en el Real Madrid, tiene privilegios y se puede permitir cualquier tipo de capricho. Pero a Bale le falta algo para ser feliz y denuncia lo malo de ser futbolista. Por todo eso le están lloviendo críticas en el peor momento del galés desde que está en el Real Madrid, con el frente abierto en el club porque Zidane no le quiere. "Los futbolistas somos como robots. No puedes elegir el calendario como en el golf o el tenis. No puedes elegir lo que hacer y cuándo hacerlo. Nos dicen todo. Dónde y cuándo estar. A qué hora hay que comer, entrenar… Es como si perdieras el control de tu vida de alguna forma. Cuando eres un niño no tienes tantos pensamientos en la cabeza y puedes disfrutar de tus amigos y reírte”, dice en película 'State of Play' que estrenará BT Sport el 29 de mayo.

Bale no jugó en ninguno de los tres últimos partidos de la Liga. (EFE)
Bale no jugó en ninguno de los tres últimos partidos de la Liga. (EFE)

Si todo esto Bale lo dice después de una temporada en la que ha ganado títulos o se ha reivindicado como el mejor jugador del equipo con goles y regularidad, no tendría la repercusión que estamos viendo. Pero no ha sido así y le pasará factura porque está bajo sospecha. Se le culpa por ser un inadaptado, no hablar castellano y tener un rendimiento irregular. A Zidane no le gusta porque es anárquico jugando y tiene poca capacidad de sacrificio. Le molesta y le considera pasado. Estas palabras definen quién es Bale, y el francés las puede utilizar a su favor. Bale es un profesional que no ha dado la talla en una temporada catastrófica y al que dentro del vestuario llaman ‘el golfista’.

No tiene defensa

El robot de los 17 millones de euros. Así le pueden llamar a partir de ahora los que se unen a la campaña de Zidane de pedir la salida de Bale. Le dan palos porque justifican que no está motivado ni le gusta el fútbol. Que no disfruta de este deporte y está más pendiente del golf. Bale se ha acomodado en el Madrid y esto es también parte de su fracaso. El error del galés ha sido hablar en un momento poco oportuno y abrirse a sus sentimientos e inquietudes. Podía haber dicho que es un privilegiado por ser multimillonario o aquello de Cristiano de que le envidian por ser guapo, famoso y rico. Pobre Bale. Le ha pillado el toro por donde menos se lo esperaba. Pero es que ha sido torpe. No está para hablar en una mala temporada y cuando su prestigio está por los suelos.

Ahora el problema lo tiene Florentino Pérez. Habrá que comprobar o seguir con atención cómo gestiona la salida de un futbolista que pide 51 millones de euros si se tiene que ir, que son los tres años de contrato que le restan por cumplir. Un problemón. Zidane lo ha dejado claro. No le ha dejado jugar en ninguno de los tres últimos partidos de la temporada. Bale se ha ido de vacaciones entre risas, sin hacer caso a la petición del club de que tiene que buscar un nuevo destino porque se buscan cambios y no cuentan con él.

Los palos a Gareth Bale por 'quejarse' de la vida que llevan los futbolistas ha trascendido a otros deportes y el atleta, Josué Mena, no se ha mordido la lengua para reprochar al galés. "Te ibas a cagar con nuestros entrenamientos", es otro de los palos al madridista.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios