la guerra abierta con el galés

La malicia del agente de Bale para llamar "señor" a Zidane y el Real Madrid pide tacto

Es el retintín o la ironía que tiene el agente de Bale lo que hace más daño al galés. Zidane no se da por ofendido porque asegura que tiene muy claras las cosas y, sobre todo, lo que necesita el equipo

Foto: Gareth Bale, en un gesto sonriente, durante una concentración con la Selección de Galés. (Reuters)
Gareth Bale, en un gesto sonriente, durante una concentración con la Selección de Galés. (Reuters)

El “señor Zidane”. Lo que le faltaba por escuchar a Zinédine Zidane para cogerle más manía a Bale. Así le llama el agente del galés. No se sabe si por sus buenos modales o con retintín. El tono malicioso que tienen Bale y Jonathan Barnett es lo que peor le puede sentar a Zidane. Las tensiones van en aumento tras las palabras del representante –en Sky Sports– con la intención de poner en entredicho el gusto futbolístico y el acto de justicia de Zidane con Bale. “No estoy seguro de que el señor Zidane quiera que Bale se quede. Pero, de momento, él quiere quedarse. Tiene un contrato hasta 2022. Ha sido y es, en mi opinión, uno de los tres o cuatro mejores jugadores del mundo. Este es un juego de opiniones y el señor Zidane no piensa eso. Esta es su opinIón. Él tiene derecho a eso. No le criticaré”, dice el representante en lo que se interpreta una nueva pulla.

Es el retintín o la ironía que tiene el agente de Bale lo que hace más daño al galés. Zidane no se da por ofendido porque asegura que tiene muy claras las cosas y, sobre todo, lo que necesita el equipo en términos deportivos. Considera a Bale un buen jugador por sus condiciones físicas. En la balanza pesa más la actitud y el poco rigor táctico que el talento. Si Bale es tan bueno, como dice su agente cuando atiende a los medios de comunicación británicos, no se explica por qué todavía no ha llegado ninguna oferta por él al Real Madrid. Es el contraste entre lo que presume Bale y la realidad. Su última temporada, sobre todo, le ha sacado del foco. No ha demostrado ser un líder sin Cristiano Ronaldo y han vuelto las lesiones.

Gareth Bale reclama que tiene contrato y, sobre todo, que es muy bueno. No ve motivos por los que tenga salir del Real Madrid ni se le considere un futbolista que ha tenido un bajo rendimiento. La autoestima de Bale está por las nubes y la exterioriza a través de su representante. No hay muchos jugadores mejores que él en el mundo. Es la postura que ha adoptado Bale y que se encarga se transmitir el representante —Jonathan Barnett–. Motivos tiene para defender lo que es suyo. Buenas actuaciones y goles en partidos decisivos y, sobre todo, en finales. Protagonista en los títulos.

Zidane no piensa lo mismo. El pasado de cada jugador, lo que haya podido aportar y su cuota en el éxito de nada sirve en el momento que hay que empezar una nueva era. Pese a que el entrenador haya dicho que se le tiene que tener respeto a este grupo de futbolistas que han dado tanto y son los héroes de una gloriosa etapa en la que se han conseguido tres Champions seguidas. Hay que mirar al futuro. Buscar los mejores jugadores y den el perfil que solicita Zidane.

La postura de Florentino

Zidane es el máximo responsable de la limpia en el Real Madrid que empieza por Gareth Bale. Con la que quiere construir un equipo en el que se renueven las energías y se sienta más a gusto. El objetivo es crear un grupo a su medida y Bale no está en tres ellos. En este periodo de transición entre lo viejo y lo nuevo aparecen situaciones que empiezan a ser embarazosas en el vestuario y se califican de absurdas. Se centran en la guerra abierta entre Bale y su agente por las decisiones que toma Zidane. El propósito del entrenador es hacer lo menos traumática la salida del galés, pero éste se lo está tomando como si se tratara de una venganza. La tensión viene de sus palabras tras la final de la Champions en Kiev cuando echó el órdago de marcharse si no jugaba más. Palabras de mal recuerdo para Zidane.

Esta absurda guerra entre Bale y Zidane sigue su curso y no es nada buena para los intereses de Florentino Pérez, que es el encargado de buscar un comprador. Se recrudeció con las palabras de Zidane tras la derrota contra el Rayo Vallecano. El entrenador dijo que “no sé si Bale está centrado. Le tenéis que preguntar a él”. Jonathan Barnett respondió con esa ironía que molesta en el cuerpo técnico: “Bale está al ciento por ciento comprometido con el Real Madrid. Nada ha cambiado”. Zidane actuó con hechos y le dejó fuera de la convocatoria del partido contra el Villarreal en el Bernabéu y no fue cariñoso cuando se le preguntó por la decisión. El representante se refiere a Zidane como el “señor” con ese tono que puede ser respetuoso o irónico. En el club lo que esperan es que ambas partes tengan más tacto para encontrar la mejor solución porque Florentino no quiere malvender a un jugador que costó 100 millones de euros.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios