la evolución, el médico y él mismo decidirán

La última palabra de Iker Casillas en el fútbol y su parón obligatorio (que no definitivo)

Iker Casillas, tras el infarto de este miércoles, comienza un proceso de recuperación y de tranquilidad. La evolución de su episodio dejará más claro al portero qué camino seguir en el futuro

Foto: Iker Casillas no tiene por qué haber dicho su última palabra. (EFE)
Iker Casillas no tiene por qué haber dicho su última palabra. (EFE)

"Lo normal es que esté en reposo en el hospital durante tres o cuatro días, depende del tratamiento y del paciente. No existe una regla fija. Lo que sí es seguro es que debe estar tranquilo", señala Antonio López Farré, profesor de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, sobre el infarto que sufrió este miércoles Iker Casillas.

López Farré es una eminencia que ha trabajado e investigado en la prevención de la muerte súbita asociada al deporte y, en este caso, destaca la importancia de "haber actuado rápido". El guardameta del Oporto sufrió el ataque al corazón en pleno entrenamiento matinal en el Centro de PortoGaia (la ciudad deportiva del club de los Dragones) y de ahí fue trasladado rápidamente al hospital CUF Porto, donde actualmente permanece.

[Las bromas y risas de Casillas tras su infarto]

La decisión de haber terminado ya la temporada, López Farré lo ve como algo obvio sabiendo que restaban tres partidos ligueros (están a dos puntos del líder, el Benfica) y una Copa ante el Sporting. Y su vuelta a una vida normal dependerá de factores como la afectación a la arteria, gravedad del trombo, cuánto ha dejado de regarse el corazón... Entonces se sabrá cómo, cuándo y de qué manera ha de ser ese regreso a la normalidad. Y en su día a día, desde que tiene uso de razón, está el ir a los entrenamientos y jugar al fútbol los fines de semana. ¿Podrá volver a jugar al fútbol? "No tiene por qué no hacerlo. Aunque la respuesta la tienen su médico, él mismo y cómo evoluciona, que se sabrá más adelante", comenta López Farré a El Confidencial.

Un infarto no tiene por qué ser un freno

José Calabuig, director del Servicio de Cardiología Intervencionista y responsable del Área de Medicina Deportiva de la Clínica Universidad de Navarra, ya señaló hace unos años que "hay deportistas que han sufrido uno o dos infartos en su vida y no se han dado ni cuenta". De tal modo que depende de diferentes condicionantes, empezando por el propio paciente.

Iker Casillas, este miércoles, en el hospital de Oporto.
Iker Casillas, este miércoles, en el hospital de Oporto.

En este último caso, si dependiera de algún aspecto psicológico, Casillas seguiría jugando mañana mismo, a tenor de su buen humor, su positivismo y las bromas que gastaba unas horas después del cateterismo que le practicaron tras el infarto.

"Te toca y te toca"

¿Es posible evitarlo en un futuro o prevenirlo de alguna manera? "Esto te toca y te toca, da igual que sea joven, que haga deporte o que cuide la alimentación, como es su caso", y añade que "un examen médico es una fotografía de ese determinado momento", de modo que es complejo determinar por qué Casillas ha sufrido este episodio si no tiene un perfil proclive a sufrir problemas de corazón.

Conforme avancen las semanas, el propio Iker Casillas sabrá despejar mejor la incógnita de si puede (y quiere) volver a jugar al fútbol. Hace poco más de un mes, cuando renovó contrato hasta junio de 2020 (con opción a otra temporada más), indicó que quería "terminar la carrera en el Oporto", pero no se refería a hacerlo de esta manera.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios