LOS PLANES DE ZIDANE

Por qué el no de Mbappé es un 'alivio' para el Real Madrid y sus fichajes

A Zidane le pica el gusanillo de crear algo nuevo y diferente. Se siente valorado y con ánimo para reinventar un Real Madrid por encima de las estrellas y no cuenta con Mbappé

Foto: Kylian Mbappé celebra un gol en el partido entre el Paris Saint-Germain y el Mónaco. (EFE)
Kylian Mbappé celebra un gol en el partido entre el Paris Saint-Germain y el Mónaco. (EFE)

La reconstrucción del Real Madrid hay dos formas de entenderla. La primera es creer que Florentino Pérez va a fichar a tres o cuatro futbolistas que son los mejores del mundo en sus puestos y se va a gastar 500 millones de euros. La segunda es ponerse en la piel de un Zinédine Zidane motivadísimo para hacer y deshacer. Dar bajas e incorporar nuevos perfiles futbolísticos. Con ganas de acabar cuanto antes este tramo de temporada que le ha tocado y que lleva con mucha paciencia porque no ha querido moverse de Madrid. Le encantan la ciudad y España, y ha sentido que su amigo Florentino le necesita. A Zizou le pica el gusanillo de crear algo nuevo y diferente. Se siente valorado y con ánimo para reinventar un Real Madrid por encima de las estrellas. En esto coinciden el presidente y el entrenador, aunque luego tienen que ponerse de acuerdo en las bajas —Gareth Bale, Keylor Navas, Ceballos, Marcos Llorente...— y las altas —Sadio Mané, Luka Jovic...—. Ni Florentino se va a gastar 300 millones de euros en Mbappé ni Zidane se desespera por no tener, todavía, a uno de los mejores jugadores que hay en el mundo en la actualidad.

El reto de ZZ es dar identidad a un nuevo equipo, y sabe que Florentino Pérez no va a entrar en ‘guerras’ con el Paris Saint-Germain por el fichaje de Mbappé ni el de Neymar. El ‘alivio’ para el presidente es que Mbappé, tras proclamarse campeón de Francia, haya manifestado que no se mueve de Francia y, a la vez, deje ese guiño de admiración a Zidane —bueno para el futuro—. “Me quedo en el Paris Saint-Germain. Me uní a este proyecto. Me alegro por el Real Madrid si ha vuelto Zizou. Veré los partidos como admirador”, comentó el joven francés. Para unos, supone un jarro de agua fría, y a otros —Florentino a la cabeza— les hace un favor. Vinícius, otro de los favorecidos con el no de Mbappé, tiene el camino despejado para que Zidane siga puliendo a la joven estrella brasileña.

Mbappé, con contrato hasta 2022, no va a fichar por el Real Madrid y esto no quiere decir más que una cosa: lo que tiene entre manos Zidane es hacer un equipo de autor. Un proyecto que tenga identidad, reconocible y que recupere el pulso competitivo. Con la confianza y la estabilidad que tienen otros entrenadores —Guardiola, Pochettino, Klopp, Simeone o Ernesto Valverde—. El objetivo de ZZ es construir un bloque sólido, equilibrado, renovado y competitivo. Se acabó la época de los ‘galácticos’. Se da más importancia al colectivo que a una o dos individualidades. Lo viene avisando Zidane y ha dejado pistas. En la sala de prensa comenta que no hay otro Cristiano Ronaldo, que tiene que haber cambios, que le gustan algunos jugadores —Marcelo, Benzema…— y., sobre todo, que planea un cambio de dibujo.

Zidane, durante el partido contra el Athletic de Bilbao en el Bernabéu. (EFE)
Zidane, durante el partido contra el Athletic de Bilbao en el Bernabéu. (EFE)

Las pistas de ZZ

El boceto de Zidane lo tiene que colorear Florentino Pérez con los fichajes. No va a ser con Mbappé, pero sí con Eden Hazard como fichaje estrella y otros perfiles de jugadores que se ajusten al nuevo sistema. El entrenador francés pretende ser fiel a su idea y principios: las rotaciones y jugadores con energía que garanticen regularidad. Zidane trabaja en conceptos colectivos: el equilibrio, la intensidad, ritmo, actitud y polivalencia. El equipo por encima de la dependencia de un jugador o dos. Una pista es la alineación que se vio contra el Athletic de Bilbao, en la que no estuvieron Bale ni Isco de inicio. Lucas Vázquez y Marco Asensio fueron titulares. Probó a Brahim Díaz y hay algo que le convence.

En Zidane está la clave del nuevo Real Madrid si verdaderamente existe un proyecto a largo plazo respaldado por el club. No tendrá a Mbappé y negocia con Florentino las necesidades que tiene el nuevo Real Madrid para volver a ser sólido, regular, fiable y competitivo. Esos fichajes de ‘clase media’ los tiene que aprobar el presidente en una coyuntura que no es nada sencilla porque, como dicen en los despachos, cada vez que el Madrid pregunta por un jugador les piden de 100 millones de euros para arriba. Zidane quiere y tendrá que hacer un equipo a su medida y Florentino Pérez tiene que ceder, aunque haya jugadores que no le entran por los ojos, ahora que se enfría la opción de Mabppé para la siguiente temporada.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios