DISCIPLINA Y FUERZA DE VOLUNTAD

El motivo (gastronómico) por el que Benzema ha sido el mejor del Real Madrid

Ha conseguido con fuerza de voluntad, disciplina y esfuerzo mantenerse con cuatro y cinco kilos menos. Es la clave por la que se ha visto la mejor versión del delantero francés

Foto: Benzema saluda a la grada en el partido que disputó contra el Eibar en el Bernabéu. (Efe)
Benzema saluda a la grada en el partido que disputó contra el Eibar en el Bernabéu. (Efe)

A una de las mejores temporadas de Benzema no le ha acompañado el rendimiento colectivo del equipo para estar en la pelea por los títulos. El delantero francés había planificado desde la pretemporada llegar en su plenitud a los meses decisivos. Ha conseguido con fuerza de voluntad, disciplina y esfuerzo mantenerse con cuatro y cinco kilos menos. Es la clave por la que se ha visto la mejor versión del futbolista que más partidos –50– y minutos ha jugado –4.048– y menos síntomas de desgaste ha dado. Benzema está en el peso ideal que le da agilidad, resistencia y velocidad y ha sumado un amor propio cuando el equipo ha perdido opciones en todas las competiciones para jugar los partidos con dignidad., como el de este domingo ante el Athletic Club, en el que hiz un hattrick en la victoria del Real Madrid por 3-0.

Pero esa chispa y frescura del francés –con 31 años– ha coincido con la fatiga y el cansancio de otros compañeros –el caso más evidente es el de Luka Modric–, el sobrepeso de Marcelo e Isco, el colapso y las lesiones de Bale y Marco Asensio. Benzema ha cumplido con lo que se había propuesto y de nada le ha servido ese plan que estaba enfocado a ir como un avión en los meses de marzo, abril y mayo. La vale para presentar una buena cuenta de resultados a nivel particular: 27 goles en todas las competiciones, 7 asistencias, el que más juega y menos preocupaciones da a los médicos y recuperadores con dolores, molestias y lesiones.

Haberse cuidado no es más que un ejercicio de un profesional que está en la alta competición y tiene que vigilar su cuerpo. Algo tan sencillo que no han hecho otros de sus compañeros y que se atrevió a ‘castigar’ Solari cuando apostó por los jugadores con mejor condición física. Vinicius y Reguilón se consolidaron en el once. Fede Valverde entraba con regularidad. Marcos Llorente llegó a quitarle el puesto a Casemiro hasta sufrir una nueva lesión en el aductor –en la ida de las semifinales de Copa contra el Barcelona en el Camp Nou–. Benzema no da razones ni motivos físicos para perder su puesto en el once.

Benzema al final del partido contra el Eibar. (Efe)
Benzema al final del partido contra el Eibar. (Efe)

La dieta 'paleo'

“No hay dietas milagro”, dicen en el Real Madrid para justificar que lo que hace Benzema no es más que cumplir con su deber. Cuidarse, comer bien y entrenar mucho. Sin embargo, el francés ha puesto mucho de su parte desde que en septiembre cambió la alimentación para introducir una dieta más restringida en calorías. La famosa ‘dieta paleo’ que sigue al pie de la letra Marcos Llorente –apodado en el vestuario como 'El lechuguita–. El francés se puso en manos del chef Alberto Mastromatteo –profesor de escuela de alta cocina– para recibir consejos nutricionales sobre este tipo de alimentación. Más pescado y verduras cocinados al vapor y en otros platos con aceite de coco. Una dieta en la que el ingrediente del microalga tiene una importancia por la ingesta de proteínas. En la que no falta el pollo y el pavo.

Una alimentación sana a la que ha acompañado con otras de las novedades que es la hidratación con agua alcalina. Sometida a un proceso de ionización, que consigue que tenga un pH mayor de 7 y produce –aunque hay quien lo pone en cuestión desde el punto de vista científico– unos beneficios que tienen efectos energizantes y desintoxicantes. Incluso se habla de ser menos propenso a sufrir enfermedades. Lo que buscaba Benzema era cambiar hábitos alimenticios y eliminar mejor los líquidos.

Lo que ha conseguido Benzema en estos meses y destacan en el club es estar fino. Seco. Haber reducido tejido graso. Y esto se consigue, principalmente, entrenando más y comiendo menos. Con sacrificio y fuerza de voluntad ha mejorado la dieta para que sea más ligera. Esto no quita la ingesta de alimentos –arroz, pasta, suplementos…– necesarios para el aporte calórico que exige la competición. Los carbohidratos imprescindibles para llenar el depósito. La perseverancia del francés ha tenido una recompensa en el rendimiento invidivual.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios