moise kean recibió insultos racistas

Los insultos racistas a la futura estrella de Italia y el error de su compañero Bonucci

Harto de insultos racistas, Moise Kean se plantó ante los aficionados del Cagliari tras marcar el segundo de la Juventus. Ese gesto fue criticado por su compañero Bonucci, que ya se ha disculpado

Foto: Moise Kean ya ha debutado con la selección absoluta italiana. (EFE)
Moise Kean ya ha debutado con la selección absoluta italiana. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El fútbol italiano tiene una nueva estrella. Se llama Moise Kean, tiene 19 años, es hijo de emigrantes costamarfileños y es negro. En un país que no ha erradicado el racismo de sus gradas (el problema es común en toda Europa) y que tiene a Matteo Salvini como uno de sus políticos más poderosos, eso es un mensaje muy potente. Como antes le sucedió a Mario Balotelli, Kean también recibe insultos racistas durante los partidos. Le pasó el martes en Cagliari, donde marcó el segundo gol de la victoria de la Juventus. Su reacción fue plantarse delante de aquellos que le habían insultado y gritado. Lo que no sabía el joven jugador es que ese gesto iba a ser criticado tras el encuentro por su compañero Matteo Bonucci.

"Moise no debería haberlo hecho (festejar de esa manera) y la curva no debería haber reaccionado así", dijo Bonucci, uno de los jugadores más importantes de la Juve. La reacción de futbolistas de toda Europa, en su mayoría negros, a esas palabras ha provocado que el jugador italiano rectifique. "Después de 24 horas quiero aclarar lo que dije. Hablé al final del partido y me expresé de una manera obviamente demasiado apresurada, que fue malinterpretada sobre un tema por el cual hemos estado luchando durante años", matizó Bonucci. "Condeno todas las formas de racismo y discriminación. Ciertas actitudes son siempre injustificables y no puede haber malentendidos sobre esto".

El central de la Juve pecó de equidistante, un grave error cuando se habla de racismo y que le han recordado varios futbolistas en los últimos días. Más que los aficionados del Cagliari que insultaron a Kean (que ya habían protagonizado otros incidentes con Muntari o Matuidi), el gran perjudicado ha sido Bonucci.

Raheem Sterling, futbolista del Manchester City que ha sufrido casos de racismo, el último hace solo unos días en un Montenegro-Inglaterra, reaccionó riéndose de las palabras de Bonucci. Su compañero de equipo, Touré Yaya, calificó de desgracia sus palabras y las del técnico de la Juve, Massimiliano Allegri, que pidió medidas más duras para acabar con el problema, pero también dijo que Kean debe evitar los gestos.

"Es increíble. Un compañero y un entrenador diciendo 'no debes hacer esto' a uno de sus jugadores. Creo que es el peor escenario que puede haber en el fútbol. Tu compañero atacándote, diciendo cosas así, es increíble. No puedo imaginar lo herido que estaba (Kean) cuando lo vio", dijo Touré este miércoles en un acto de la UEFA en Wembley.

La respuesta más directa ha sido la de Balotelli. El delantero italiano del Olympique de Marsella respondió a una foto publicada por Kean en Instagram junto al mensaje "La mejor forma de responder al racismo". "Dile a Bonucci que tiene suerte de que yo no estuviera ahí. ¿En vez de defenderte hace eso? Estoy en 'shock', lo juro. Te quiero, hermano", escribió 'Supermario'. Memphis Depay, jugador del Olympique de Lyon, escribió en Twitter a Bonucci. "Como capitán de la Juventus, estoy decepcionado con tu reacción, el puede celebrar como quiera. Su papel es esencial para su equipo y juega con gran orgullo por su país Italia. Debe ser respetado. ¡No nos callaremos!", dijo el holandés.

Tras marcar el segundo gol de la Juventus, Kean se plantó ante los aficionados del Cagliari que le estaban insultando. (EFE)
Tras marcar el segundo gol de la Juventus, Kean se plantó ante los aficionados del Cagliari que le estaban insultando. (EFE)

Mucho más contundente ha sido Liliam Thuram, exjugador francés, que en una entrevista en 'Le Parisien' afirma que lo dicho por Bonucci es lo que mucha gente piensa. "La reacción de Bonucci es tan violenta como los gritos de mono (dirigidos a Kean). Es como cuando una mujer joven es violada y algunas personas hablan de cómo va vestida. Es a causa de esa gente por lo que no avanzamos".

Thuram calificó de vergonzosos los comentarios de Bonucci y lo puso de ejemplo de lo que no hay que hacer para combatir el racismo en el fútbol. "Los jugadores que sufren el racismo deben solidarizarse con sus compañeros de equipo señalados", dijo el campeón deln mundo en 1998, muy crítico con las autoridades futbolísticas. "Es un negocio, así que no harán nada. Si estuvieran dispuestos a detener los partidos, habrían tenido una gran cantidad de oportunidades para hacerlo. En realidad nadie quiere parar los partidos".

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios