DEBUT SUFRIDO CONTRA EL HUESCA (3-2)

La querencia de Zidane con su hijo Luca en el Madrid para demostrar que hay portero

Zidane tiene querencia por demostrar que su hijo Luca es un buen portero, tiene nivel para jugar en Primera división y un hueco en la primera plantilla del Real Madrid

Foto:

Florentino Pérez ha adelantado el regreso de Zidane para que tome decisiones serias y normalice una situación de crisis. Al entrenador se le ocurre en su segundo partido hacer una alineación con Luca, su hijo, para ponerle más picante en la portería. La sufrida victoria contra el Huesca (3-2) pasará a la historia como el día que Luca Zidane debutó en el Bernabéu. Ya lo había hecho en Villarreal, en el estadio de La Cerámica, en el último partido de Liga de la pasada temporada, y ahora con el regreso de 'papá' cumple el sueño de estrenarse en su estadio. Resulta imposible saber si con Solari habría tenido alguna oportunidad de entrar en un once. El técnico argentino le tuvo en el banquillo en una serie de partidos. Algo más que con Julen Lopetegui, que le mandó al Castilla. Pero ha sido llegar Zidane y oficializar los turnos de test. Las puertas del once están abiertas para todos.

Zidane tiene querencia por demostrar que su hijo Luca es un buen portero, tiene nivel para jugar en Primera división y un hueco en la primera plantilla del Real Madrid. Tampoco es tan atrevido como para creerse que está para competir con Courtois y Keylor Navas. Pero en cuanto se le presenta una ocasión, lo pone. Lo saca para que le vean y alimenta las especulaciones. Ver al hijo de Zidane en el once incita a las bromas. Los hay que pueden ver en esta decisión algo más paternal que profesional. Pero Zidane se lo puede permitir porque para eso es una leyenda, le ha hecho un gran favor a Florentino cogiendo el equipo a la deriva y la afición le perdona todo. Para eso es el entrenador de la tres Champions consecutivas.

Exhibir a su hijo

Courtois ha llegado lesionado de los partidos con la Selección belga. Poner a Luca cuando en el banquillo está Keylor Navas es un atrevimiento de un entrenador que tiene la apetencia de exhibir a su hijo. Cuando lo normal, lo fácil y lo sensato es seguir con Keylor Navas que, si no tenemos mala memoria, es su portero preferido. Ya lo demostró Zidane en su primer partido, cuando apostó por el costarricense y dejó al belga en el banquillo. Contra el Huesca, debió ver el campo abierto para marcarse un lujo innecesario. A Luca le tocó vivir las angustias de una mala noche de todo el equipo y recordará su debut en el Bernabéu por los dos goles encajados. Los mismos que recibió en su debut en Villarreal.

Habrá que creer en algo de esa leyenda que habla de la 'flor' de Zidane. Apareció con el gol del triunfo de Benzema en el minuto 89. Un alivio. Pero no tapa la mala noche. La imagen del Real Madrid contra el Huesca fue la de un equipo menor, pequeño y sin tensión. La afición lo pagó con pitos a Bale y Marcelo. Dos de los jugadores que no entienden que se están jugando su futuro en el Real Madrid. El galés tiene hasta gesto de estar sentenciado. Está ausente. Lo preocupante es que con Zidane se pensaba que habría reacción y orgullo para acabar la temporada maquillando la imagen. Llega el Huesca, el colista al Bernabéu, y le saca los colores a un Real Madrid plano, sin ritmo, concentración e incómodo durante todo el partido.

Luca Zidane, en un saque de portería durante el partido contra el Huesca. (EFE)
Luca Zidane, en un saque de portería durante el partido contra el Huesca. (EFE)


Luca Zidane se llevó un triunfo en su estreno en un partido en el que solo hizo una parada. Una salida por alto con las dos manos en la primera parte. Le llegaron mucho y con peligro, pero en la puntería estuvo el punto débil de un meritorio Huesca. Lo más destacable de Luca fue un envío largo con el pie en la primera parte para montar un contraataque. Un pase potente y preciso. La familia Zidane respiró y celebró una victoria con protagonismo para Luca en una noche desangelada en el estadio Santiago Bernabéu. Registró la tercera peor entrada de la temporada, con 49.269 espectadores. Zinédine Zidane tiene por delante nueve partidos de Liga más para reflexionar. La mala imagen contra el Huesca puede provocar que el Bernabéu se vacíe.

"Me alegro por Luca y su debut en el Bernabéu con victoria. Es el tercer portero. Había que dar minutos a uno y descanso a otro. Ha salido bien", comentó Zinédine Zidane al final del partido para justificar la titularidad de Luca y la suplencia de Keylor Navas. Habrá que comprobar si en lo que resta de temporada vuelve a tener otra oportunidad su hijo en el once. Y, sobre todo, lo más relevante: si continúa en el próximo proyecto y esa reconstrucción que tienen que hacer juntos Florentino y Zidane.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios