No fue bien recibido

Ni olvido ni perdón: Malta abuchea a Sergio Ramos por su episodio con Salah

El camero sufrió pitos desde el primer minuto. Malta, antigua colonia inglesa, no olvida la última final de la Champions donde el 'red' cayó lesionado tras un lance con el madridista

Foto: Sergio Ramos, en un momento del encuentro frente a Malta. (EFE)
Sergio Ramos, en un momento del encuentro frente a Malta. (EFE)

Ramos tampoco es bien recibido en Malta. El capitán de la Selección española ha sido el foco de las críticas de la afición maltesa que se ha acercado al estadio de La Valeta en la segunda jornada de clasificación para la Eurocopa 2020. Desde el inicio, Ramos fue pitado cada vez que tocaba la pelota. En el país, antigua colonia británica donde actualmente residen miles de ingleses, no olvidan su episodio con Mohamed Salah en la final que enfrentó al Madrid contra el Liverpool en la pasada Champions.

No es la primera vez, en el Mundial de Clubes celebrado en Abu Dabi el central del Real Madrid también fue increpado desde la grada, con abucheos que no cesaron. En ese campeonato, Sergio fue protagonista al sentenciar la final ante el Al Ain con un soberbio testarazo de cabeza a la salida de un córner. El defensa mandó callar a la afición local y al finalizar el duelo reclamó más respeto para "las figuras del fútbol".

Los problemas para Ramos empezaron en un lugar y en una fecha concreta: Kiev, 26 de mayo del 2018. En el minuto 25 de la final de la máxima competición europea de clubes, Salah pugnó un balón con Ramos, que le agarró con el brazo y le acabó tirando al suelo. La mala suerte se alió con el egipcio, que en la caída se lesionó el hombro y tuvo que retirarse del terreno de juego con lágrimas y evidentes signos de dolor. El episodio levantó ampollas en Oriente Medio e Inglaterra y varios medios islamistas atacaron al camero, acusándolo de haberle agredido de forma intencionada.

Sergio Ramos cae sobre el hombro de Salah en la última final de la Champions. (EFE)
Sergio Ramos cae sobre el hombro de Salah en la última final de la Champions. (EFE)


"Ramos, el carnicero, dislocó el hombro de Salah", señaló el medio egipcio Al Watan para luego añadir "que Dios se encargue de Ramos". Kareem Shaheen, corresponsal de The Guardian, también quiso dedicarle unas líneas en semanas sucesivas: "Sergio Ramos está oficialmente por delante de Ricardo Corazón de León como enemigo número uno del Islam". En Twitter su nombre fue tendencia, algunos incluso le amenazaron de muerte y hasta un abogado egipcio exigió al madridista una compensación en millones de euros. Ramos tuvo que cambiar su número de teléfono.

"No espero nada de Ramos"

Salah no aceptó nunca que la jugada, que a punto estuvo de dejarle fuera del Mundial de Rusia, fuera un lance normal del juego e incluso desmintió a Ramos con cierta ironía cuando este, en entrevistas sucesivas, insinuó que quizá podría haber continuado en el campo infliltrado. "Está bien que quien te ha hecho primero llorar, después te haga reír. ¿Quizás podría decirme también si voy a estar listo para el Mundial?", cuestionó el talentoso futbolista a preguntas de Marca.

Algunos jugadores del Liverpool tampoco digirieron bien aquel episodio y el croata Dejan Lovren, tras vencer con su selección a España el pasado mes de noviembre, se despachó a gusto a través de las redes sociales, donde sacó pecho por un codazo que le propinó al sevillano: "Le he dado un buen codazo...ja ja ja. 3-2. Adelante, habla ahora, colega". Klopp, el técnico 'red', tampoco se cortó meses atrás: "No espero nada de Ramos, pero sí que recapacite sobre su comportamiento en ciertas situaciones". Desgraciadamente, y casi un año después, ni le perdonan ni le olvidan. Malta, el último episodio...de momento.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios