el efecto calmante y mosqueante

Así frena el Real Madrid la crisis con Zidane y Militao... y lo raro que lo ven en Barcelona

La estrategia en el Madrid para pasar de la depresión a la ilusión ya tiene dos nombres propios: Zidane y, tres días después, se anuncia Militao. En Barcelona están mosqueados

Foto: Zinedine Zidane en su regreso al banquillo del Real Madrid (Efe)
Zinedine Zidane en su regreso al banquillo del Real Madrid (Efe)

El plan anticrisis en el Real Madrid tiene un segundo protagonista: Eder Militao. En tres días ha regresado Zidane al banquillo y se anuncia el fichaje de un jugador. Sólo han pasado nueve días de la catástrofe en el Bernabéu con la eliminación contra el Ajax de Ámsterdam en la Champions y en los últimos cuatro se han puesto dos diques para que no se caiga la casa blanca. Una estrategia perfectamente diseñada para transformar lo malo en lo bueno y la depresión en ilusión. Habrá más capítulos en una reconstrucción que empieza fuerte. Primero llega el entrenador de las tres últimas Champions y después se ficha al defensa más caro en la historia del club blanco por 50 millones de euros.

Las primeras consecuencias de las decisiones que toma Florentino hay que buscarlas en Barcelona. Lo del regreso de Zinedine Zidane al Real Madrid era previsible: tiene un efecto calmante en la crisis y mosquea a los rivales. Fue presentado en la sala de prensa del Bernabéu en un ambiente más íntimo –se evitó el palco para no darle más solemnidad porque Florentino Pérez no pretende sacar pecho, de momento–. Es el tercer entrenador que se va a sentar en el banquillo esta temporada. Si no fuera porque resulta grotesco que un club hace un ‘triplete’ de técnicos, tratándose del empaque que tiene Zidane lo suyo habría sido celebrar el acto en la zona más noble y con un ambiente de gala. Pero Florentino lo tiene todo medido. Hasta en su más profunda crisis deportiva es capaz de pasar del rojo al verde.

En el club blanco se recupera la ilusión y la esperanza con la llegada del entrenador que califican de "leyenda" y en el primer fichaje de la nueva planificación. Fuera surgen las primeras reacciones a la vuelta de Zidane. La más contundente es la que soltó Jordi Alba después de eliminar al Olympique de Lyon y el Barcelona se clasificara para los cuartos de final de la Champions. “Es una noticia rara para el mundo del fútbol porque no es normal. La vuelta de Zidane me parece rara. Es raro que un entrenador se vaya de un club y a los nueve meses vuelva”, dice el jugador azulgrana. Calificarlo de ‘raro’ es morderse la lengua para no decir abiertamente lo que se considera como la perfecta maniobra de distracción de Florentino para tapar una malísima temporada en el Real Madrid. Lo que pase en las siguientes ya será otro cantar.

El maquillaje

En Barcelona tienen que callar hasta que finalice la temporada para saber cuál o cuántos títulos van a celebrar. Pero Jordi Alba no se ha podido aguantar y lo ha soltado. Vienen de ganar dos Clásicos en el Bernabéu, llega el Ajax y elimina al Madrid de la Champions y en el Madrid todavía tienen la posibilidad de maquillar la temporada con el regreso de Zinedine Zidane. Llega el hombre que ganó las tres últimas Champions. Pero también se incorpora el entrenador que quedó a 17 puntos del Barça en la última Liga.

Toda esta maniobra de Florentino y Zidane –que ya cuenta con un fichaje– tiene que tener mosqueados a los azulgranas. Mientras el equipo de Ernesto Valverde está vivo y con aspiraciones en las tres competiciones, en el Real Madrid sale el sol con Zidane y se habla de contrataciones y otro proyecto para ganar. El presente dice que la diferencia está en que el Madrid va por su tercer entrenador y el Barcelona opta a la Liga, Copa y Champions. La jugada de Florentino y Zidane es perfecta. Genial. Parece que ya están en pretemporada. Cómo tapar una crisis deportiva con el 'valor Zidane' que genera riqueza en el estado de ánimo de los madridistas y parece producir inestabilidad en la de los rivales.

Lo que en Madrid ven como un triunfo de Florentino Pérez en Barcelona lo califican de ‘raro’ y si pudieran alguno diría que tramposo. Es difícil de comprender el regreso de Zinedine Zidane nueve meses después de marcharse y dar plantón a Florentino si no se conoce a los dos personajes. A los dos amigos les encanta dar golpes de efecto y se presenta un verano movidito. Antes habrá que ver cómo acaba la temporada y quién ríe el último.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios