florentino busca soluciones

Florentino quiere echar a Solari: el plan del Real Madrid y las prisas con Zidane y Mou

Florentino Pérez busca un entrenador que pueda coger ya mismo el equipo, y si lo encuentra despide a Solari. Los más a mano son Zidane y Mourinho

Foto: Florentino Pérez, junto a Zidane el día que se despidió el entrenador francés. (EFE)
Florentino Pérez, junto a Zidane el día que se despidió el entrenador francés. (EFE)

En el Real Madrid, sigue abierto el debate sobre si Solari tiene que acabar la temporada o acometer el despido de forma inmediata. El enfado en la cúpula es enorme y resulta difícil aceptar o encontrar una explicación a los motivos por los que se han perdido tres competiciones en menos de una semana. En seis días, han caído contra el Barcelona, en la Copa del Rey y en la Liga, y frente al Ajax en la Champions, con una imagen de equipo menor. El gran problema que se presenta es a quién traer para dos meses y medio y en qué condiciones. Esa es la gran pregunta que se hacen Florentino Pérez y los dirigentes. La sensación de haber tirado la temporada calienta la decisión de prescindir cuanto antes de Santiago Solari. Quiere al argentino fuera.

El plan en el Real Madrid está en ganar tiempo para amarrar un nuevo entrenador. Mientras esto se produce, ha comenzado la cuenta atrás del argentino. Si hubiera un técnico a mano, seguro que Santiago no se sentaría en el banquillo el próximo domingo. El Real Madrid juega en Valladolid, y si llega Solari y se vuelve a estrellar no habrá quien le salve. Pero primero tiene que llegar al Nuevo Zorrilla, porque al entrenador se le ve débil y con el problema de gestionar un vestuario en el que tiene a jugadores en su contra. Igual que se le vio superado contra el Ajax, donde no tuvo recursos tácticos ni discurso en el descanso para frenar a los holandeses, se duda de que tenga fuerzas para seguir.

Solari ha prescindido para los grandes partidos de los 'pesos pesados’: Marcelo, Bale, Marco Asensio, Isco e, incluso, fichajes como el de Mariano. Ahora tiene que convencer a estos jugadores de que hay que competir en los próximos partidos. Es una tarea complicada, por no decir imposible, porque estos jugadores escurren el bulto y culpan a Solari de la debacle. El entrenador es el gran señalado e igual que ha provocado una enorme decepción en la directiva, este malestar se ha instalado en ese grupo de jugadores que se han sentido apartados y a quienes ahora se pide acabar la temporada con dignidad.

Mourinho, en su etapa en el Real Madrid. (EFE)
Mourinho, en su etapa en el Real Madrid. (EFE)

La puerta abierta de Zidane

Es una situación complicada para Florentino Pérez, que quiso destituir al entrenador argentino el minuto después de la eliminación en la Champions. En la casa no se encuentra un sustituto. Está Manolo Díaz, técnico del Castilla. Hay quien le recomienda al presidente que acabe la temporada con Solari como sea y no debería correr riesgo la clasificación para la próxima Champions. Pero al presidente le preocupan la imagen y la falta de ilusión. Salen los nombres de entrenadores como Zidane y Mourinho, que conocen el club, y cada uno de ellos tiene una legión de fieles (aunque el luso también tiene legión de detractores) y están libres.

Zidane salió del Real Madrid hace 10 meses. Se fue el 31 de mayo de 2018 y le acompañó Florentino Pérez. El discurso del presidente fue claro: “Le quiero agradecer su entrega, pasión y cariño. Su comportamiento ha sido siempre ejemplar y acorde a los valores del Real Madrid. No es una despedida. Es un ‘hasta pronto’. No tengo ninguna duda de que volverá. Si necesita un descanso, también se lo merece”. Florentino tiene la puerta abierta para el regreso de Zidane. El técnico que desearía ya mismo para coger el equipo. Pero el francés no lo ve claro.

En el plan de emergencia también está José Mourinho, si Florentino decide liarse la manta a la cabeza, le da un calentón y no hace caso a nadie más que a su director general ejecutivo, José Ángel Sánchez. Es el hombre que habla con su agente, Jorge Mendes, y el que tiende puentes. Mourinho está como loco por regresar al Real Madrid y, aunque no parezca el favorito de la masa social, sí es verdad que Florentino valora su figura como entrenador que representa los valores que él defiende: el esfuerzo, la exigencia y la disciplina. Pero a Florentino se lo desaconsejan y le dicen que volvería a dividir al madridismo y que es un entrenador anticuado. De poco le sirven los consejos a un presidente que está decepcionado y desgastado en una temporada en la que no ha creído en los dos entrenadores que ha tenido. Ni en Lopetegui ni en Solari.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios