SEGÚN LAS PALABRAS DE LORENZO SANZ

El día en el que Leo Messi pudo convertirse en jugador del Real Madrid

El que fuera presidente del Real Madrid durante cinco temporadas confesó públicamente que tuvo a Messi y a Henry atados, y que Luis Aragonés también se le escapó como entrenador

Foto: El expresidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz. (EFE)
El expresidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz. (EFE)

¿Se imaginan a Leo Messi jugando en el Real Madrid? Sería, posiblemente, una de las imágenes más utópicas de todos los tiempos, pues de sobra es conocido cómo su fútbol ha servido parar cambiar la historia del Barcelona. Pero el delantero argentino estuvo muy cerca de vestir de blanco, en lo que hubiera supuesto uno de los fichajes más importantes de todos los tiempos: esta es la historia del fichaje frustrado de Messi por el Madrid.

Nunca antes había salido a la luz esta historia, en la que el argentino es el gran protagonista, hasta que este jueves la hizo pública el que fuera presidente del Real Madrid durante cinco temporadas, Lorenzo Sanz. El que fuera máximo mandatario blanco entre 1995 y el año 2000 fue entrevistado por el programa 'Ídolos', en el que explicó que durante su mandato estuvo a un paso de atar a Leo Messi como canterano del Real Madrid.

"El actual representante de Asensio (Horacio Gaggioli), fue el que trajo a Messi a España", afirmó. Messi, por aquel entonces, buscaba financiación para un tratamiento hormonal que le ayudara en su crecimiento, algo que solo podía encontrar de la mano de algún club grande de España. "Los padres le dijeron al agente que se lo tenía que traer a nuestro país, pero él no sabía si llevárselo a Madrid o a Barcelona. Le dijeron que donde fuera él, se iba el niño... y al final se fue al Barça", indicó.

Pero el fichaje de Messi no fue el único que se le escapó a Lorenzo Sanz como presidente del Madrid. En este mismo programa confesó que tuvo atado a Thierry Henry cuando ya era una estrella en ciernes en el Mónaco. De hecho, confesó que tenía su contrato redactado y firmado, y que incluso llegó a montarse en un avión con destino a Madrid para formalizar su próxima presentación con el club, pero un impedimento de última hora frenó en seco la negociación.

"Henry jugaba en el Mónaco, le convencimos para ficharle y llegó a firmar el contrato. Cuando le teníamos metido en el avión para venirse a Madrid, llegó el padre y dijo que no podía irse, que le daba miedo el presidente del Mónaco. Yo le dije que no se preocupara, que yo lo arreglaba, pero al final insistió tanto en su negativa que se vino abajo la operación", confesó Sanz. Pocas semanas después de aquella, Henry fichaba por la Juventus.

Lorenzo Sanz también habló de otro fichaje frustrado que tuvo durante su presidencia en el Madrid, pero en este caso en el banquillo. El que fuera máximo mandatario blanco aseguró que hasta en dos ocasiones tuvo atado a Luis Aragonés, que era su íntimo amigo, pero en ninguno de los dos casos llegó a cerrarse: el primero de ellos, cuando era entrenador del Atlético de Madrid; el segundo, estando en el Espanyol. Pero nunca llegó a formalizarse.

"Luis Aragonés pudo entrenar al Madrid dos veces. Cuando llegué a la directiva, en el 85, el entrenador iba a ser Luis. Él era muy amigo mío, nos juntábamos casi todos los días en una cafetería y en mi casa prácticamente cerramos el acuerdo para que se viniera, pero Vicente Calderón no le dejó. La segunda vez creo recordar que fue cuando él estaba entrenando al Espanyol. También hubo un momento para haberlo podido cerrar, pero al final no se llegó a concretar", confesó Sanz.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios