dos semanas para ganarse un puesto

El 'Got Talent' del fútbol español: así intenta un equipo de Salamanca descubrir talento

Foot Talent, un proyecto puesto en marcha por Gorka Etxeberria, director deportivo de Unionistas, tiene como premio un puesto en la plantilla del equipo salmantino

Foto:

Un equipo de media tabla en Segunda División B es un destino poco glamuroso, pero para un jugador que intenta hacerse un hueco en el fútbol profesional puede ser la oportunidad de su vida. El trampolín hacia categorías superiores o un equipo en el que echar raíces. Casi nadie sueña con hacer carrera en la tercera categoría, pero es más de lo que la mayoría de jugadores consigue. Foot Talent, un programa de detección de talento que se celebrará en julio, ofrece esa opción: dos semanas de formación con el premio de entrar en la plantilla de Unionistas. No a prueba, sino con contrato.

La idea la ha puesto en marcha Gorka Etxeberria, director de fútbol del club salmantino, que debuta esta temporada en Segunda B. "Se me ocurrió que podíamos hacer algo en verano para toda esa gente que se ofrece para venir a prueba porque quiere una oportunidad. Recibimos una gran cantidad de llamadas y emails, supongo que como otros clubes", explica Etxeberria a El Confidencial. "Podemos aglutinar a toda esa gente, pero no nos satisface en exceso la idea de un campus al que se pueda apuntar el que quiera. De ahí nace Foot Talent. Se lo propuse al club y le encantó, pero me pidió que lo hiciera de manera externa, aunque uno de los beneficiarios del talento sea Unionistas".

Foot Talent tendrá lugar en Salamanca entre el 1 y el 14 de julio y contará con un máximo de 22 futbolistas que recibirán una formación intensiva y, los que convenzan, una oferta. La inscripción no es libre. Los jugadores tendrán que pagar 1.500 euros más IVA, dinero que Etxeberria deja claro que es para cubrir los costes de las dos semanas: alojamiento, manutención, instalaciones, entrenadores y medios técnicos. Nada va para los clubes que se unan al proyecto ni para Unionistas, de momento el único que va a incorporar a alguno de los jugadores que participen. "El participante no paga al club. Al revés, el club le pagará a él su contrato si lo ficha", señala.

Tampoco basta con pagar. "No queremos un campus al uso. Por eso nadie se puede apuntar. Nos manda la solicitud y si nosotros detectamos que puede tener el nivel adecuado, les damos un código para que pueda hacer la reserva de su plaza. Preferimos cinco chicos presuntamenmte talentosos para jugar en Segunda B que todas las plazas completas y que sean muy malos", dice. Las edades límite son 16 y 21 años para los jugadores comunitarios y 18 y 21 años para los extracomunitarios.

Gorka Etxeberria entrenó a la extinta UD Salamanca en su última temporada, la 2012-2013. De aquella etapa mantuvo vínculos en la ciudad y el año pasado, a su vuelta de Australia, donde entrenó en la segunda división, fue reclutado por el Unionistas para ser el director de fútbol, con el encargo diseñar a medio plazo el trabajo del club en el plano deportivo. Entre sus tareas está coordinar la captación de jugadores.

"El único objetivo es conseguir jugadores de talento. Y ojalá luego se lo vendamos al Milán y ahí si haya dinero para el club", dice Etxeberria

Para un club con uno de los presupuestos más bajos de su grupo, señala Etxeberria, es importante detectar talento en Tercera División o División de Honor Juvenil. "Hemos reclutado a siete ojeadores y con mucha humildad y trabajo estamos viendo si somos capaces de detectar talento válido para Segunda B antes de que esté en Segunda B. Lo hacemos abusando de amigos, porque no tenemos presupuesto y casi no les pagamos los viajes", reconoce.

Unionistas es un club singular. Nació en 2013 por la iniciativa de aficionados de la UD Salamanca agrupados en la Plataforma de Aficionados de la Unión, que trabajó para intentar reflotar el club y rechazó la idea del dueño, Juan José Hidalgo, de intentar refundarlo. Más adelante dio el paso de crear uno propio. En sus estatutos, Unionistas jura "fidelidad eterna" al Salamanca, pero de ninguna manera pretende suplantarlo, solo homenajearlo.

"En ningún momento queremos que parezca que los chicos pagan por un puesto en el equipo. Eso es falso. Los chicos pagan por 15 días de entrenamiento intensivo", afirma Etxeberria, que aclara que no es un concurso con un ganador. "El premio puede ser para cinco. No es que solo el campeón vaya a fichar. Durante el curso va a haber ojeadores de más de un equipo. A todos los clubes adscritos se les permitirá que tengan una persona en el jurado. Y si les gusta, ofrecerán a los chicos quedarse en el club. Pero eso es después, no se le promete a nadie".

Unionistas no será el único club que asocie su nombre al proyecto. "La idea es que podamos tener clubes de diferentes categorías. Porque si un chico no da el nivel para Segunda B, igual lo da para Tercera. ¿Y por qué no de Primera? Si me llama esta tarde un club de Primera que quiera unirse, le voy a a abrir las puertas de par en par. Porque como Unionistas no pretendo a un jugador que tenga nivel para un Primera, pero los que le sobren a ese equipo me valen a mí".

"También está prevista una colaboración entre clubes. Supongamos que entra un equipo de Segunda División y ficha a uno de los jugadores. Pero es muy joven y lo quiere poner a rodar, pues igual se queda cedido con nosotros. O lo fichamos nosotros para dos años, pero lo cedemos el primer año en Tercera. Ese tipo de colaboración es el espíritu del proyecto". Foot Talent es una manera de sortear el mercado ordinario, explica Etxeberria. "El único objetivo —dice— es conseguir jugadores de talento. Y ojalá luego se lo vendamos al Milán y ahí si haya dinero para el club".

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios