19 de febrero

Justin Fashanu y el Día contra la Homofobia en el Fútbol: la sombra de salir del armario

Fashanu fue el primer jugador de la Liga inglesa en salir del armario; lo hizo en 1990, y ocho años después se suicidó. Hasta 2013, nadie más se atrevió a seguir sus pasos

Foto: Justin Fashanu, primer jugador de la Liga inglesa que se declaró gay
Justin Fashanu, primer jugador de la Liga inglesa que se declaró gay

Es casi habitual que cuando un famoso, de casi cualquier industria del entretenimiento o el espectáculo, sale del armario se convierta en noticia y muchos aplauden su decisión de normalizar y visibilizar el colectivo. No ocurre lo mismo, no obstante, cuando se trata de alguien del mundo del deporte y, especialmente, del fútbol. Durante el Mundial de Rusia, la organización FARE (Football Against Racism in Europe), que se encarga de vigilar cuestiones como el racismo o la homofobia en el deporte rey, presentó una guía sobre cómo actuar en un país donde la comunidad LGTB no era bienvenida. En el marco de este 19 de febrero, Día contra la Homofobia en el Fútbol, algunas instituciones y clubes deportivos se han sumado a una iniciativa para demostrar apoyo a quien se enmarque dentro de este colectivo, y lo hacen en esta jornada con la mente puesta en un nombre: Justin Fashanu.

Fashanu fue un jugador de la Liga inglesa que en 1990 decidió anunciar su homosexualidad, convirtiéndose en el primer futbolista británico en salir del armario.Con menos de 18 años destacó sobremanera en las dos temporadas que pasó en el Norwich City, con 40 goles en 103 partidos, lo que facilitó lo que pasó después: en agosto de 1981 fue el primer jugador negro que alcanzó el millón de libras en un traspaso. El entrenador del Nottingham Forest, Brian Clough, lo expulsó nada más enterarse de su condición sexual. En 1998 un joven en Estados Unidos lo acusó de agresión sexual y meses después apareció ahorcado en un garaje en el este de Londres. Cerca, una nota de suicidio: "Me he dado cuenta de que ya he sido señalado como culpable. No quiero provocar más vergüenza a mis amigos y familia".

Pasó mucho tiempo hasta que alguien siguió los pasos de Fashanu en Reino Unido, y es que no era fácil. En 2013, Robbie Rogers anunció su homosexualidad y su retirada del fútbol con solo 25 años. El "dolor" que le supuso esconder "un secreto tan profundo" acabó con este anuncio, pero al que fue internacional con Estados Unidos le costó su pasión. Después de ganar la MLS Cup en 2008 con el Columbus Crew, se fue a un bar con sus compañeros de equipo. "Pensaba que en ese momento debería ser muy feliz... pero después de tomar unas copas me fui y me senté yo solo en mi habitación, pensando: 'Bien, soy gay. Pero no puedo salir del armario porque me encanta el fútbol. ¿Qué voy a hacer? Cuándo más exito tienes, más difícil es retirarse", decía. Anunciar su homosexualidad supuso su salida del fútbol.

Este tema es un tabú en el fútbol, pero el debate va a llegar, tarde o temprano

Son muy pocos los jugadores de fútbol profesional que se han reconocido abiertamente homosexuales. En 2008, el exjugador de la Premier Paul Elliott dijo que calculaba que unos 12 jugadores de la primera división inglesa eran gais, pero que tenían miedo a reconocerlo. Por el contrario, sí hay jugadoras de fútbol de élite en Inglaterra que han reconocido su homosexualidad. En España, ningún jugador de las grandes categorías ha salido del armario. "Este tema es un tabú difícil en el fútbol", explicaba el año pasado Andoni Iraola, director de la fundación de la Real Sociedad, en la presentación de una obra de teatro que aborda esta cuestión. "Pero el debate va a llegar tarde o temprano, y la Real Sociedad ha empezado a trabajar ya". A pesar de que España ha ido por delante de otros países en cuanto a reconocimiento de los derechos de la comunidad LGTB, no ha ocurrido esto en el fútbol. "¿Cómo puede ser que haya futbolistas que estén en el armario?", se pregutnaba uno de los actores de 'El jugador'.

Iniciativas desde el fútbol español

Este año, en el Día contra la Homofobia y la LGTBfobia en el fútbol y en el deporte han sido algunos los equipos de Primera División que han hecho algún tipo de manifiesto público, como el Betis, el Rayo Vallecano o el Leganés, que apuesta por la "diversidad, respeto y tolerancia" en el deporte —"Juegues en el equipo que juegues, juega con orgullo", dice—. El equipo de Vallecas ya incorporó hace tres temporadas una franja con los colores de la bandera arcoíris en sus equipaciones, y ese mismo año se unió a la iniciativa de Arcópoli de vestir los cordones LGTB durante alguno de sus partidos, en el marco de la campaña #LaLigaArcoIris, a la que también se sumaron, entre otros, el Rayo femenino, el RCD Espanyol, el Deportivo de La Coruña o el Córdoba.

#LaLigaArcoIris
#LaLigaArcoIris

Este año —y hasta la hora de publicación de este artículo—, pocas iniciativas más. Eso sí, el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, se ha comprometido a crear una "plataforma interdisciplinar" dentro del deportamento de Responsabilidad Social Corporativa con el objetivo de tratar las denuncias por machismo, racismo, homofobia y cualquier tipo de discriminación en el fútbol porque, en palabras de Rubiales, la RFEF es "aliada de la diversidad". "Tenemos mucho más que hacer, pero estamos obcecados con acabar con la discriminación", explicó en un desyuno informativo organizado por la agencia Europa Press.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios