publica una fotografía inoportuna

La siesta de Isco (con su perro) que no le viene bien al Real Madrid

Isco es baja por unos problemas en las cervicales y se deja ver en las redes sociales relajado y con una frase que denota, cuando menos, cierta despreocupación

Foto: Isco en el banquillo del estadio Santiago Bernabéu con la mirada buscando el videomarcador. (Efe)
Isco en el banquillo del estadio Santiago Bernabéu con la mirada buscando el videomarcador. (Efe)

Isco no tiene últimamente el don de la oportunidad. El día después de la dolorosa derrota contra el Girona aparece en las redes sociales con una fotografía poco acertada. Tumbado con uno de los cuatro perros que tiene y un mensaje: ¿La hora de la siesta? La escena no tendría porque provocar recelo si el Real Madrid hubiera ganado al Girona y su situación fuera normal. La realidad es muy diferente a la que quiere reflejar el malagueño. Isco es baja por una lesión en las cervicales, acumula más episodios negativos que positivos desde que Solari es el entrenador y en la afición hay decepción por verse otra vez a diez puntos del Barcelona en la Liga. Pero él se presenta relajado.

No debe tener consejeros o piensa que él no es el culpable del último pinchazo porque, aunque ahora está fuera por esos problemas cervicales, el entrenador no cuenta con él. La derrota de Girona, por lo que refleja, no le afecta a Isco. Eso es lo que pueden pensar muchos de los que no entienden a qué viene esta fotografía en la que transmite no estar afectado. Los más enfadados pueden decir que le falta compromiso y responsabilidad. Que se ha equivocado en el día después de un nuevo paso atrás en la Liga.

Si tuviera un consejero le habría dicho que si tenía ganas de publicar una fotografía para los que le siguen en las redes sociales, lo ideal hubiera sido trabajando, entrenando y demostrando que está haciendo todo lo posible para volver a contar lo antes posible para Solari. Es la gran diferencia entre una fotografía que perjudica al equipo y le puede hacer daño a su imagen. Isco ha dejado de jugar desde el pasado 3 de enero cuando salió –minuto 86– por Vinicius en el partido contra el Alavés en el Bernabéu. Después no jugó ningún minuto en la ida de la Copa del Rey contra el Barcelona en el Camp Nou y el club emitió un parte médico con sus problemas cervicales. Se ha perdido el derbi contra el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano, el Ajax y el Girona.

Ver esta publicación en Instagram

La hora de la siesta??😬😬

Una publicación compartida por Isco Alarcon Suarez (@iscoalarcon) el

Actitud bajo sospecha

La actitud de Isco vuelve a estar bajo sospecha con este tipo de mensajes y fotografías en las redes sociales que no le benefician. Ya son muchos traspiés de un jugador que se ve envuelto en la polémica. Desde que se enfrentó a la grada norte del Bernabéu, publicó una encuesta para preguntar si estaba o no gordo, le hizo un desplante a Chendo –delegado del equipo– cuando le quiso dar una cariñosa palmada en el pecho tras un partido en el Bernabéu y contestó a Rubén de la Red para dejar claro que no gozaba de oportunidades –se debió dar por aludido Solari–.

La fotografía de la siesta no debería tener más historia si su situación fuera otra. Pero el cúmulo de malas noticias le perjudica y como dicen el Madrid: el horno no está para bollos. Puede que la haya querido publicar con otro significado y que nos haya querido demostrar que tiene un amor especial por los perros. Nadie lo duda. Pero qué bien le vendría hacer gestos de más compromiso cuando está bajo sospecha su relación con el entrenador y su motivación para demostrar que volverá a ser importante en lo que queda de temporada.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios