dimite como entrenador del nottingham

El alumno aventajado de Mourinho en apuros: Aitor Karanka, al paro

Aitor Karanka dimite como entrenador del Nottingham Forest de la segunda división inglesa. Otro miembro de la familia 'mourinhista' se encuentra sin equipo

Foto: Aitor Karanka, pensativo y con un gesto de preocupación. (Efe)
Aitor Karanka, pensativo y con un gesto de preocupación. (Efe)

La familia. Esta palabra que tanto le gusta a los portugueses y que cogió arraigo en el vestuario del Real Madrid desde la llegada de José Mourinho en 2010. "Somos una familia", se repetía por todas partes en la Ciudad Deportiva de Valdebebas y el Bernabéu cuando se vivían días de sonrisas y buen rollo. Tiempos en los que Mourinho y Casillas se abrazaban, piropeaban y comían juntos. Momentos inolvidables que provocaban que en la sala de prensa, tras ganar la Liga con el récord de los 100 puntos, el cuerpo técnico compareciera en su totalidad y cantara "Karanka portugués, Karanka portugués". El inseparable clan de Mourinho, su guardia pretoriana, adoptaba al vitoriano. Karanka se transformó al 'mourinhismo' como otro de los fieles seguidores e incondicionales de los métodos de un entrenador y una personalidad que entró en colisión con las 'vacas sagradas' del vestuario. El grupo formado por Iker Casillas, Sergio Ramos, Pepe, Cristiano Ronaldo y Benzema trasladaron a Florentino Pérez su desgaste. La familia se rompió.

Aitor Karanka acaba de dimitir como entrenador del Nottingham Forest. La familia está en la calle. En el paro. A la destitución de Mourinho –el 18 de diciembre– como entrenador del Manchester United se une la de Karanka. Ya hay quien especula que los dos libres y en la situación de provisionalidad que se encuentra Solari se podría volver a repetir una segunda parte en el Real Madrid. Mourinho y Karanka otra vez juntos si se desploma el proyecto del argentino en el Madrid. Parece hasta una broma o una locura de las mentes más retorcidas. Pero esto es fútbol y nada es imposible. Mourinho acaba de decir que no quiere entrenar en Portugal –tenía una oferta del Benfica– y Karanka está libre. Campo abierto para las especulaciones. La realidad es que Florentino se interesó por la situación del técnico portugués en la fase crítica de Julen Lopetegui.

Con la incertidumbre de qué será del futuro de Mourinho y Karanka arranca un año en el que sí se puede hablar de malos tiempos para el 'mourinhismo'. El portugués está a la que salta y se atreve a lanzar dardos a los que le quieren desprestigiar. El último con dirección a una leyenda del Manchester United como Alex Ferguson. Dice Mourinho que él tardó menos tiempo en ganar un título europeo –la Europa League–. Le molesta a Mou que se diga que tiene que reciclarse y que es un entrenador caducado. Ahora llega la dimisión de uno de sus discípulos. Los banquillos se quedan sin uno de los esponentes del 'mourinhismo'.

Mourinho aplaude a la afición del Manchester United. (Efe)
Mourinho aplaude a la afición del Manchester United. (Efe)

La vía inglesa

Karanka inició su etapa como entrenador en solitario cuando la familia madridista se rompió en el vestuario y en la grada. Fue extraño que Mourinho –después de cantarle eso de 'Karanka, portugués'– no le llevara en su eqiupo para entrenar al Chelsea y después al Manchester United. Le aconsejó que fuera por libre y acabó fichando por el Middlesbrough de la Segunda división inglesa –la Championship–. "Es mi momento. Mou me recomendó venir aquí", dijo el vitoriano. En 2016 logró el ascenso y un año después le despidieron. En enero de 2018 fichó por el Nottingham Forest –también en Segunda división– y deja el equipo en la séptima posición a 12 puntos del primero.

La carrera en solitario como entrenador de Aitor Karanka no está siendo sencilla. De él se esperaba que fuera un alumno aventajado del maestro Mourinho y diera lecciones de cómo se consiguen hacer equipos competitivos y ganadores. Empezó de abajo y como jugador ya era una esponja. Un central que se hizo famoso por su fichaje por el Real Madrid, en agosto de 1997, cuando el presidente Lorenzo Sanz pagó al Athletic de Bilbao los 1.000 millones de pesetas de la cláusula de rescisión. Un refuerzo que pidió el alemán Jupp Heynckes, otro entrenador de prestigio y ganador. A Karanka le interesaba el oficio de entrenador y tiene varias escuelas. Pero está etiquetado como 'mourinhista'. Atendió a la llamada del Real Madrid para ser segundo de Mourinho cuando estaba en la Federación Española de Fútbol y era seleccionador sub-16. Aquí empezó todo. Nueve años después él y Mourinho están sin equipo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios