ídolo de la afición verdiblanca

El 'marine' Pau López, odiado por Espanyol y Barcelona y gran pelotazo para el Betis

Fichado a coste cero tras dejar el Espanyol, el Betis rechazó 10 millones del Nápoles por Pau López cuando todavía no había debutado con la camiseta verdiblanca

Foto: Pau López llegó al Betis el verano pasado a coste cero. (Imago)
Pau López llegó al Betis el verano pasado a coste cero. (Imago)

Pau López (Girona, 1994) nunca pasa desapercibido. Con su casi 1.90 de estatura y su cabeza rapada a lo 'marine', el meta del Real Betis, internacional de nuevo cuño, es una de las claves del ambicioso equipo de Heliópolis. Ídolo de la afición verdiblanca, el arquero recoge ahora los frutos de una trayectoria que tuvo sus baches profundos y una buena regada de vinagre. El ojo lobezno de Lorenzo Serra Ferrer, responsable de los fichajes, resultó fatal para el Nápoles de Carlo Ancellotti, que quiso fichar a toda costa a Pau López y pinchó en hueso.

La historia tiene miga según el lado que se cuente. Marzo del presente año. Serra Ferrer y uno de sus ayudantes se reúnen en Barcelona con los agentes de Pau López. El joven portero terminaba contrato con el Espanyol y pidió salir de la entidad de Cornellà, ya que, a su juicio, se sentía subestimado en lo profesional por la dirigencia de su club de toda la vida. Por consiguiente, Pau se negó a renovar por la entidad perica y, con las manos libres para decidir, se decantó por la oferta del Betis, que puso toda la carne en el asador en la operación. A Pau le sedujo el proyecto verdiblanco: titularidad en la mano (después de una conversación telefónica con Quique Setién), ambiente futbolero de primer nivel en una ciudad pasional y, sobre todo, ganar el doble de lo que le ofrecía el Espanyol. Pau López se comprometió con el Betis a finales de marzo.

Desde la llegada de Luis Enrique, Pau López ha sido el tercer portero de la Selección española. (Reuters)
Desde la llegada de Luis Enrique, Pau López ha sido el tercer portero de la Selección española. (Reuters)

Pero en la mesa del arquero catalán no solo se encontraba la oferta del Betis, pues varios equipos de nivel también le merodearon. El que más insistió fue el Nápoles, que contaba con excelentes referencias de Carlo Ancelotti. El italiano, buen conocedor de la Liga, recomendó el fichaje de Pau, y cuando se enteró del serio interés del Betis, insistió de forma vehemente a los técnicos napolitanos sobre la conveniencia de su fichaje. Dicen que Ancelotti tuvo una reacción colérica cuando un emisario del club partenopeo le informó que a Pau ya lo tenía atado Serra Ferrer.

Ante la insistencia del exentrenador del Milan, Real Madrid y Bayern, el Nápoles hizo un último intento por conseguir a Pau López. Según reveló CanalSur, el director deportivo del Nápoles, Cristiano Giuntoli, llamó a Serra Ferrer, ofreciendo 10 millones de euros para que rompiera el compromiso de Pau López con el Real Betis. La entidad verdiblanca desestimó la suculenta oferta, que provocó una sonrisa de satisfacción en el vicepresidente deportivo, que compraba por cero euros un diamante en bruto y sin vestir todavía la camiseta bética ya le ganaba 10 millones. Los napolitanos tuvieron que cambiar de objetivo, aunque para la historia quedaron retratados el buen olfato de Ancelotti y, por supuesto, de Serra Ferrer: según el portal especializado Transfermarkt, el valor actual de Pau López asciende a 20 millones de euros.

Messi, Luis Suárez, Roque Mesa...

Cuentan los especialistas que Pau López, que tuvo una aburrida cesión al Tottenham de Mauricio Pochettino (no jugó ningún partido oficial), que le conocía muy bien, es un portero de gran madurez y agilidad felina. Pero lo que más destacan del catalán es su fuerte personalidad, en ocasiones volcánica. Lo pueden contar en el Barcelona, donde el de Girona se las tuvo de acero con Luis Suárez y con Leo Messi. Al primero le endilgó una patada, al segundo le propinó un pisotón nada contemplativo. Las maneras de despedirse del Espanyol no fueron bien encajadas por la afición perica, que lo abroncó en la última visita del Betis a Cornellà.

En su primer derbi como jugador del Real Betis, Pau López tuvo un protagonismo revelador. Una acción suya propició la segunda cartulina (que posteriormente fue quitada por el Comité de Competición) contra Roque Mesa y, por consiguiente, su expulsión. Con un jugador menos, el Betis deshizo el empate a cero tras gol de Joaquín. El Sevilla lanzó sus dardos de furia contra Gil Manzano, el colegiado, y por supuesto, contra Pau López, 'el provocador'.

Pau es ídolo de una afición tan caliente como la del Real Betis, ya no solo por su indudable calidad como cancerbero, sino porque ha puesto de uñas a la afición rival, que ha colocado sobre la diana de cuentas pendientes la cabeza rapada a lo 'marine' del catalán.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios