el entrenador impone su autoridad

El carácter indomable de Isco para no mirar a la cara a Solari

El problema de Isco es su compleja personalidad. Con la que han chocado otros técnicos como Ancelotti, Benítez y Zidane antes que Solari cuando no le han puesto en el once

Foto: Isco durante una conferencia de prensa con el Real Madrid. (Efe)
Isco durante una conferencia de prensa con el Real Madrid. (Efe)

Solari impone su autoridad en el ‘caso Isco’. El talante dialogante del entrenador y su cercanía no han sido suficientes como para encontrar una buena respuesta del futbolistas malagueño, quien se puso a sí mismo la cruz cuando el técnico se acercó a él para darle instrucciones en el cambio frente al Eibar e Isco desprendió desgana por saltar al césped. Isco dejó de mirar a la cara a Solari antes del episodio de Ipurua, concretamente desde que percibió que con el cambio de sistema de juego –más verticalizado– tenía menos opciones de ser titular y a partir de que el entrenador airease en la sala de prensa que tenía que mejorar su estado de forma.

En el Real Madrid ven que el problema de Isco es su compleja personalidad, con la que han chocado otros entrenadores como Ancelotti, Benítez y Zidane –en su primera temporada–. Si Isco no juega con regularidad, si no está en el once, se cierra y muestra una actitud de desgana e indiferencia. Una apatía que contrasta con la motivación que manifiesta cuando se siente protagonista. Un problema común en los futbolistas es que si no juegan se enfadan, pero la diferencia en Isco es que se le nota más y es capaz de hacer más tensa la relación con el entrenador hasta el punto de tener una actitud altiva y de soberbia. Ahora le toca sufrirlo a Solari y en sus manos está la gestión de un futbolista con un exagerado egoísmo.

Este problema puede ser más grande si en la plantilla lo interpretan como una falta de compañerismo. Solari ha reaccionado al difícil carácter de Isco con la decisión de descartarle el día del partido contra la Roma. Una decisión de riesgo y de la que era fácil imaginar que tendría consecuencias. Una postura que respaldan en el club y que celebró Florentino Pérez. El presidente bajó después del partido a los vestuarios del Olímpico de Roma para felicitar a Solari y los jugadores. A destacar, el abrazo tan cariñoso que le dio a Lucas Vázquez –titular y autor del segundo gol–. En ese momento, Isco salía solo hacia el autobús. Pasó por la zona de periodistas. Para que se le viera entero, con una sonrisa y tener el turno de réplica con una frase: “Estoy bien físicamente”.

La amenaza de irse al Barcelona

La personalidad de Isco es complicada de gestionar para los entrenadores cuando saca a relucir su orgullo y vanidad. Encaja mal no jugar y mucho peor no ser titular. Solari ya lo ha comprobado porque no le mira a la cara. Ahora depende de él reaccionar, según fuentes del Madrid, y recuperar la comunicación con el técnico. Ponérselo más fácil. Solari mira el lado positivo porque cree que se rebelará en la adversidad y será bueno para el equipo. Pero en sus inicios, el técnico dice que está para tomar decisiones, mejorar al equipo a nivel colectivo y exigir responsabilidad a la plantilla. En el primer pulso de altura que ha tenido con un futbolista, en su breve etapa como entrenador en la élite, ha impuesto su autoridad. Salió reforzado por la victoria en Roma y el respaldo del presidente.

En el club intentan relativizar el capítulo de Isco en Roma y se contempla como una decisión técnica en beneficio del rendimiento del equipo. Florentino Pérez ya conoce el carácter de Isco y esa personalidad de futbolista indomable y contestatario. En el proceso de su última renovación sintió el chantaje cuando el entorno de Isco alimentó las informaciones de una posible salida al Barcelona. Paco Alarcón es el padre y el agente de Isco. El contrato finalizaba en 2018 y las negociaciones se apuraron porque Isco no era titular con Zidane y sí con Lopetegui en la selección. Isco avisó que la carrera de un jugador es corta, que estaba su futuro en juego y haría balance al final de la temporada. Florentino consiguió llegar a un punto de encuentro. Isco renovó hasta 2022. El día que se hizo oficial, Isco no tuvo reparos en decir cuando le preguntaron por el Barcelona que “a lo mejor hubo algún contacto”. La actitud de Isco no sorprende en el Real Madrid.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios