quiere cobrar por los internacionales

Por qué Florentino Pérez considera la Superliga un salvavidas para el Real Madrid

El presidente Florentino Pérez busca alternativas de financiación para no perder la privilegiada posición que tiene en el mercado internacional, en peligro por la Premier y el PSG

Foto: Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. (Reuters)
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. (Reuters)

La Superliga europea como salvación. Florentino Pérez no da puntada sin hilo y su empecinamiento en luchar por sacar adelante el proyecto alternativo a la Champions tiene más que ver con su intención de mantener al Real Madrid en una posición de liderazgo en el mercado internacional que con un capricho personal del presidente por romper con lo establecido.

El dirigente blanco observa con preocupación cómo se debilita la posición del club blanco en el mercado. La aparición de los jeques y multimillonarios exóticos como propietarios de clubes sin jerarquía europea como París Saint-Germain o Manchester City y, sobre todo, el aumento del poder adquisitivo de los clubes ingleses, que reciben más ingresos por sus derechos televisivos que los españoles, complican seriamente la vida al Real Madrid en el Viejo Continente. Pérez se queja amargamente de que adonde antes llegaba el Real Madrid a fichar un futbolista y se encontraba con el Bayern o el United, ahora tiene que competir con el Fulham, el Bournemouth o el Swansea. Y eso dispara el mercado, algo que le complica más aún sus opciones de reforzarse.

Los blancos no pueden competir con los petrodólares de los jeques, lo que ha impedido a Florentino hacerse con los servicios de jugadores como Neymar o Mbappé, futbolistas cuyos fichajes ha pretendido el conjunto blanco, aunque finalmente se retiró de las negociaciones cuando el precio se disparó. El Real Madrid, a diferencia de estos clubes, sigue siendo propiedad en gran parte de sus socios, pero estos solo aportan el 40% de los ingresos que genera el club de Chamartín anualmente. Y con eso no pueden asumir el pago la masa salarial de la plantilla ni acudir al mercado a fichar a los mejores futbolistas del mercado.

De ahí que Florentino trate de reestructurar el modelo de negocio del club con la remodelación del Santiago Bernabéu, que dispararía los ingresos ordinarios a unas cifras superiores a los 150 millones de euros (cuando actualmente no llegan a 100). Mientras eso ocurre, la otra alternativa es la creación de una competición que le permita generar mayores ingresos y ahí surge la posibilidad de crear esta Superliga, opción con la que clubes históricos como Juventus, Manchester United, Bayern, Real Madrid o Barcelona llevan años especulando.

Florentino Pérez y Khaldoon Al Mubarak, directivo del Manchester City. (Reuters)
Florentino Pérez y Khaldoon Al Mubarak, directivo del Manchester City. (Reuters)

Dinero por ceder internacionales

La revelación de Football Leaks sobre la existencia de gestiones de Florentino con la empresa estadounidense Relevent para crear esta liga cerrada con plaza fija para los equipos importantes de las ligas grandes como España, Inglaterra, Italia, Alemania y Francia, no ha extrañado a nadie en Europa. Esta competición, que no estaría bajo el radar de UEFA, permitiría al Real Madrid ingresar unas cifras que rondarían entre los 300 millones y los 500. Cantidades que devolverían al Real Madrid una situación privilegiada en el mercado. El problema para Florentino es la negativa de los clubes ingleses a jugar los fines de semana, como pretende la mencionada Relevent.

Muchos ven en la iniciativa de Florentino un movimiento para disparar los ingresos televisivos de la Champions, especialmente ahora que actúa en inferioridad ante la Premier porque Javier Tebas, con quien el presidente blanco mantiene un enfrentamiento desde hace tiempo (no es capaz de recaudar en los derechos televisivos de LaLiga cifras que se acerquen a las de los clubes ingleses). A Pérez, las advertencias de UEFA y FIFA no le intimidan, porque sabe que si es capaz de reunir a los clubes más aristocráticos de Europa, ambas instituciones se tendrán que sentar a negociar si quieren contar con sus jugadores.

Precisamente ahí radica otra de las fuentes de ingreso que espera optimizar en las próximas temporadas: el ingreso de un canon por ceder a los internacionales a sus selecciones para jugar competiciones de UEFA y FIFA. El presidente entiende que las federaciones deben reunirse con las dos instituciones y asumir el pago de unos derechos por utilizar a los jugadores de los clubes. Unos derechos con unas cifras mucho mayores que las que reciben hoy en día. Pérez no descansa, el futuro del Real Madrid está en juego.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios