ECHA DE MENOS PROTECCIÓN ANTE LOS PITOS

Los síntomas que Sergio Ramos ve para pensar que el Real Madrid le quiere fuera

Los pitos de la Grada oficial al capitán, convertido en contrapoder de la directiva, son el primer síntoma de lo que espera al capitán, al que ven fuera del Madrid en verano

Foto: Sergio Ramos, este miércoles, en el partido de Champions. (EFE)
Sergio Ramos, este miércoles, en el partido de Champions. (EFE)

Sergio Ramos se ha convertido en un elemento de poder dentro del Real Madrid, algo de lo que son conscientes Florentino Pérez y su directiva. La venta destemplada de Cristiano Ronaldo y la marcha inesperada de Zidane le convierten en el único referente de un vestuario repleto de meritorios y extranjeros. Sergio ejerce su capitanía con un carisma que incomoda a algunos en la planta noble del Bernabéu y hay directivos que aseguran que este verano el presidente le podría incluir en la limpia que tiene prevista en el vestuario. Sin embargo, otras fuentes apuntan a los últimos movimientos del club para proteger su figura frente a los pitos que recibió en el último partido en casa. El jugador mira con escepticismo y recuerda que así comenzaron a despedirse leyendas como Raúl.

La pasada jornada, Ramos recibió una pitada en el partido ante el Valladolid tras celebrar efusivamente el gol de penalti que certificó el triunfo ante un rival que le complicó mucho la vida. Desde el entorno del futbolista ya se advertía que el ambiente estaba enrarecido alrededor suya, sospechas confirmadas después de que la 'Cadena Ser' adelantara que la Grada de Animación, la hinchada oficial del Real Madrid, había organizado una pitada al capitán tras la goleada encajada en el Camp Nou. Los silbidos se producían cada vez que tocaba la pelota.

El entorno del futbolista muestra su extrañeza de que el Madrid no se haya posicionado oficialmente sobre esos pitos (aunque desde entonces se activó una maquinaria para proteger su imagen poniéndole de protagonista en un par de ocasiones en sus redes sociales). Dicho entorno recuerda que en su día no frenó la corriente crítica con Casillas... Y ese temor es el que merodea al central, quien se acuerda cómo esta directiva sacó por la puerta de atrás a Raúl tras posicionarse junto a Hierro a favor de Del Bosque y contrarios a la salida de Morientes.

Florentino 'cedió' al vestuario

En este sentido de opinar sobre el apartado deportivo, el excesivo protagonismo de Ramos en su rol de capitán respecto al tema del despido del entrenador Julen Lopetegui y la elección del sucesor (un no a Antonio Conte con "el respeto se gana, no se impone") no ha caído bien ni en la directiva (ni en la grada). En este pulso del entrenador, el sevillano ha ganado y Florentino Pérez eligió a Santi Solari -además de por las pretensiones de Conte-, para tratar de enterrar el hacha de guerra con el vestuario.

No es un secreto que Ramos y Pérez mantienen una relación tirante que vivió sus días más tensos en 2015 con la negociación para renovar al central. René Ramos, agente y hermano del futbolista, fue duramente atacado por la prensa afín a Florentino, algo que el futbolista no le ha perdonado ni le perdonará.

Sergio Ramos llegó al Real Madrid el verano de 2005, el mismo que Santiago Solari se marchó a Milán para enrolarse en el Inter. Después de 13 años, el de Camas no esconde que su intención "es retirarse en el Real Madrid". Afirmación que apoya en su vínculo contractual con el club blanco hasta junio de 2021. Ramos se retiraría con 35 años después de 16 temporadas jugando en el Bernabéu.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios