Florentino, encantado con el brasileño

La envidia en el Real Madrid por la explosión de Vinicius (y su protector)

La irrupción de Vinicius genera recelo en jugadores a los que puede robar minutos como Bale, Benzema, Asensio, Ceballos o Mariano

Foto: Vinicius fue titular el miércoles contra el Melilla en la Copa del Rey. (EFE)
Vinicius fue titular el miércoles contra el Melilla en la Copa del Rey. (EFE)

La aparición de Vinicius Junior ha sido saludada con alborozo por el madridismo. El descaro del brasileño en Meilla ha traído aire fresco al vestuario y le ha devuelto la sonrisa al Real Madrid. Sin embargo, superado el hito de la Copa, regresa la Liga y el equipo recupera el semblante serio obligado por la situación embarazosa cuando solo se llevan diez jornadas de campeonato.

Llega el Valladolid y surge una duda: ¿debe dar Santiago Solari la oportunidad al brasileño ante los vigueses o debe cobrarle lo que los argentinos llaman 'derecho de piso' y respetar los galones de otros jugadores de la primera plantilla blanca? El técnico ha dejado clara su postura en los días previos. "Vini tiene todo el tiempo por delante, apenas cuenta con 18 años", ha dicho el argentino. "Juega porque para tener esa experiencia necesaria debe jugar. Es una combinación de ambas cosas. Todos vemos el talento que tiene, es evidente".

La aparición de Vinicius ha sido muy bien recibida por las altas esferas del club, donde Juni Calafat (el hombre que avaló su fichaje), José Ángel Sánchez y Florentino Pérez no entendían que el anterior entrenador, Julen Lopetegui, renunciase a contar con él. De hecho, el hecho de presentar un recurso para poder contar con el brasileño en el Clásico y que luego fuese enviado a la grada no sentó nada bien en la directiva.

Solari conoce bien al futbolista, al que ha tenido en el Castilla después de que Lopetegui lo enviase al filial a foguearse. El argentino no quiere acelerar los tiempos de su aparición en el primer equipo, pero ha recalcado en varias ocasiones que "es jugador del primer equipo" y como tal contará con él. Una postura que ha generado cierta inquietud entre la clase media de la plantilla y alguna de las estrellas.

La irrupción de Vinicius restará protagonismo ineludiblemente a algunos jugadores que habían ganado peso con Lopetegui. Bale, Benzema, Isco, Asensio, Ceballos o Mariano son los hombres que se reparten los minutos en ataque y, salvando al malagueño, el resto no está dando la talla. La aparición de Vinicius, respaldado con la llegada al banquillo de Solari, genera cierto recelo entre su competencia directa.

Situación diferente a la que se daba al inicio de temporada, cuando la plantilla veía en el brasileño al último capricho de Florentino. Otro Odegaard al que querían meter con calzador en el primer equipo el presidente y director deportivo. Sin embargo, a diferencia del noruego, el brasileño ha demostrado sobradamente su talento en el filial y ha mostrado un carácter afable cuando ha trabajado con la primera plantilla.

En lo que va de temporada, Vinicius ha jugado 12 minutos en Liga, en los partidos contra Atlético de Madrid y Alavés. (EFE)
En lo que va de temporada, Vinicius ha jugado 12 minutos en Liga, en los partidos contra Atlético de Madrid y Alavés. (EFE)

En el viaje a Melilla, en el que Solari quiso contar con Sergio Ramos como líder del vestuario en su primer compromiso como primer entrenador del equipo, el de Camas estuvo muy pendiente de integrar al brasileño en la dinámica del grupo. Vinicius ha empatizado especialmente con jugadores como Asensio o Lucas Vázquez, además de hacerlo con el capitán.

Los primeros días de Solari están superando las expectativas de una directiva que pensaba en él como una solución temporal. Pero la ausencia de un entrenador que les atraiga, sumada al buen trabajo del técnico argentino y, especialmente, a la sintonía de la plantilla con el nuevo entrenador parece que van aumentando las opciones de que Solari acabe la temporada dirigiendo al equipo.

La gestión de la integración de Vinicius en el primer equipo, ante el recelo de la clase media por su llegada, será el primer gran escollo que tendrá que gestionar Solari como técnico del Real Madrid. De momento el argentino ha apostado por mantenerse en un perfil bajo, dialogar, tomar las decisiones con naturalidad y siempre con una sonrisa, algo que a Zidane le funcionó muy bien. La misma sonrisa que cuelga de la boca de Vinicius cada vez que recibe la pelota.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios