dice que falta ambición

El tirón de orejas de Saúl al once de Simeone sin delantero centro

Saúl, uno de los pesos pesados del Atlético de Madrid, reprochó al equipo la falta de ambición en el empate ante el Leganés. Simeone decidió jugar sin delantero centro

Foto: Saúl en Butarque tras el partido contra el Leganés que acabó en empate. (Efe)
Saúl en Butarque tras el partido contra el Leganés que acabó en empate. (Efe)

Simeone está enredado en el manejo de una plantilla con diferentes perfiles técnicos a los que sigue sin encontrar el esquema que mejor le conviene. Contra el Leganés (1-1) en Butarque tiró la primera parte con el experimento de jugar sin un delantero centro —Diego Costa fuera de la convocatoria y Kalinic en el banquillo— y un estilo híbrido. Balón al pie, horizontalidad, juego entre líneas y poco remate. La propuesta no gustó o convenció a los que llevan más tiempo empapándose de la filosofía más ‘cholista’. La de un equipo rocoso, acostumbrado a un delantero de referencia y con la idea de montar transiciones.

No le gustó a Saúl, que lo hizo saber al final del partido: "Tenemos que ser más ambiciosos". Es el reproche de uno de los veteranos. Hay que ser valiente para no callarse lo que uno piensa cuando delante está el enérgico Simeone, sin que la autocrítica de Saúl tenga la única dirección de llamar la atención a un técnico que puede estar desviándose del camino. Las declaraciones de Saúl también son un toque de atención a los compañeros. De medio campo hacia delante jugaron Lemar, Correa, Griezmann y Gelson. Mucho balón al pie, toque y poca profundidad en un primer tiempo en el que el Atleti cayó en la especulación. Poca ambición para finalizar las jugadas.

A Saúl no le gustó y no se calló. Habló como capitán de un grupo en el que tiene más galones desde la marcha de Fernando Torres. Le convenció más la actitud tras el descanso con un juego más directo, profundo y agresivo. Subió el ritmo, la velocidad de la pelota y el estilo fue directo. "Estábamos equivocados a la hora de atacar. Después fuimos más directos", dijo Saúl en un ejercicio de sinceridad. El problema de cómo tiene que jugar este nuevo Atlético de Madrid se ha instaurado dentro del vestuario porque hay jugadores —como Saúl— que recuerdan que les va mejor siendo un equipo que tiene colmillo cuando están replegados, son rocosos y buscan la verticalidad para hacer daño con transiciones y espacios. En la primera parte no dispararon a portería.

A Simeone le extrañaron las palabras de Saúl porque no dejan de ser una crítica al planteamiento y la alineación, al margen de la confusión que tuvieron los cuatro de arriba en ese primer periodo. "Es un momento de calentón cuando acabas el partido. Cuando lo vea se dará cuenta de que pudimos ganar", replicó el Cholo cuando conoció las palabras de Saúl. Ese once sin delantero centro no tuvo la efectividad que espera el entrenador, y tras el empate del Lega tuvo que recurrir, como tercer cambio, a Kalinic para sacarlo a la desesperada en el minuto 87. No hubo tiempo para la reacción y el balance del Atlético como visitante fuera de casa es pobre: solo una victoria, hace mes y medio en Getafe (0-2). El resto de salidas tiene un balance de cuatro empates: Valencia (1-1), Real Madrid (0-0), Villarreal (1-1) y Leganés (1-1). Y una derrota en Vigo ante el Celta (2-0).

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios