HEREDERO DE DEMBÉLÉ EN EL DORTMUND

Jadon Sancho, el juvenil que dio calabazas a Guardiola y amenaza a la Selección

Sancho, de 18 años, ha tirado abajo la puerta de la Bundesliga con siete asistencias en 214 minutos. Triunfa en Alemania tras rechazar una jugosa oferta de renovación del City

Foto: Jadon Sancho debutó con la selección inglesa este viernes ante Croacia en Rijeka. (Reuters)
Jadon Sancho debutó con la selección inglesa este viernes ante Croacia en Rijeka. (Reuters)

Siete asistencias en apenas 214 minutos (siete partidos) y una sola titularidad en la Bundesliga con el Borussia Dortmund avalaron la llamada a filas de Jadon Sancho por parte de Gareth Southgate para el doble duelo frente a Croacia y España (este lunes a las 20:45 horas en el Benito Villamarín) en la Liga de las Naciones. Cierto es que el joven prodigio de 18 años comparte protagonismo en esta última convocatoria del seleccionador de Inglaterra con los volantes Mason Mount (Derbi County, 19 años) y James Maddison (Leicester, 21), otro par de talentos puros ‘made in UK’, pero su precoz arribo a la cúspide del combinado de los ‘Tres Leones’ ha llamado poderosamente la atención al planeta fútbol por un doble motivo: ser el vigente rey del pase de gol en Europa y haber dado calabazas al mismísimo Pep Guardiola.

“La de Jadon es una historia inusual para un joven futbolista inglés. Fue muy valiente por irse al extranjero para jugar en un gran club y ante mucho público cada semana. Ya ha sido titular en dos partidos de la Champions League y ha tenido un gran impacto desde el banquillo. Que se decidiera a tomar ese camino habla bien de su carácter y es algo que se ve también reflejado en su estilo de juego: tiene una gran confianza en sí mismo”. Valga el apasionado alegato de Southgate defendiendo ante los medios su decisión de citar por vez primera a Sancho con el equipo absoluto para poner en perspectiva el potencial de un jugador que, a día de hoy, mejora los guarismos de los Messi, Neymar, Mbappé o CR7 en lo que a regalar goles se refiere.

Sancho jugó el último cuarto de hora del Croacia-Inglaterra de la Liga de las Naciones. (Reuters)
Sancho jugó el último cuarto de hora del Croacia-Inglaterra de la Liga de las Naciones. (Reuters)

Forjado en interminables pachangas callejeras junto a su pandilla de amigos en la periferia londinense, Sancho (Camberwell, 2000), a la sazón un extremo diestro de imaginación onírica con la redonda en los pies y un altísimo acierto en la toma de decisiones, fue durante siete años la joya de la corona del Watford hasta que los petrodólares del City se cruzaron en su camino. Tras abonar medio kilo a los ‘Hornets’ por sus derechos federativos, el diamante sajón originario de Trinidad y Tobago confirmó sus impresionantes credenciales en la UEFA Youth League compitiendo con chavales un par de años mayores.

Convencido de su imparable proyección, Guardiola instó a su nuevo club a incluir a Sancho en el llamado 'Elite Player Performance Plan’, un programa diseñado por la FA para fomentar el crecimiento del fútbol juvenil. Le hizo alternar el sub-18 con el filial en su segundo ejercicio con los ‘sky blues’ y el resultado fue demoledor: 20 dianas y siete asistencias en 33 partidos, todo ello aderezado con el ‘Balón de Oro’ del Campeonato de Europa sub-17 que Inglaterra perdió el pasado año ante España por penaltis.

"Llegamos a un acuerdo. ¡Nos dimos la mano! (...) Pero él (Sancho) o su agente decidieron que no querían firmar el contrato", dijo Pep Guardiola

Pep se frotaba las manos con un futbolista llamado a dar muchas tardes de gloria a los ‘citizens’, de ahí que no dudara en ofrecerle una jugosa mejora de contrato a razón de 32.000 euros semanales (1,5 millones de euros al año), amén de la promesa de hacerle trabajar varios días a la semana a sus órdenes mientras completaba su formación con el segundo equipo. Empero, Sancho quería más y se negó a estampar su firma mientras no le garantizaran minutos de calidad junto a Agüero, De Bruyne, Sané, Silva y compañía.

El pulso entre el de Santpedor y el más preciado diamante de la academia del City tocó a su fin el 31 de agosto de 2017 con el traspaso de Sancho al Borussia Dortmund por unos siete millones de euros (más tres por objetivos). Michael Zorc, el hábil director deportivo de la escuadra amarilla, se movió con celeridad y tomó la delantera a Real Madrid, Barça, Bayern Munich, Arsenal, Tottenham y RB Leipzig, que también llamaron a las puertas del Etihad Stadium tras enterarse del órdago que el brillante extremo derecho le había lanzado al preparador catalán.

Jadon Sancho y Pep Guardiola en un entrenamiento del City en la 2016-2017. (Manchester City)
Jadon Sancho y Pep Guardiola en un entrenamiento del City en la 2016-2017. (Manchester City)

Pep explicó a los medios su salida

Visiblemente molesto por el devenir de los acontecimientos, Guardiola dedicó una rueda de prensa a explicar las razones que le habían llevado a dar luz verde a la salida del nuevo internacional inglés en dirección a Alemania. “Llegamos a un acuerdo con Jadon. ¡Nos dimos la mano! Le ofrecimos un contrato increíble. Nosotros creemos que el siguiente paso en su evolución es entrenar diariamente con nosotros, como van a hacer Phil Foden y Brahim Díaz. Pero él o su agente decidieron que no querían firmar el contrato. Yo le dije que no vendría a la pretemporada en Estados Unidos si no firmaba. Al volver de allí no apareció en los entrenamientos durante las siguientes tres semanas. Debía venir, pero no lo hizo".

El de Santpedor reconoció resignado: "Lo hicimos absolutamente todo para que jugara con nosotros. Incluso después de que nos diéramos la mano y nos dijera que no, volvimos a insistir. Quedamos con su padre y con él, pero nos dijeron de nuevo que no. Él quería jugar inmediatamente en el primer equipo y le dije: ‘De acuerdo, vas a entrenar con nosotros... y si te lo ganas, jugarás’. Después de eso llegó a un acuerdo con el Dortmund. Pensó que en Alemania tendría más minutos. Lo único que le puedo desear es muchísima suerte, porque es un gran talento. Será muy importante para Inglaterra”.

Pese a sus proféticas palabras y su convencimiento de que el chaval pintaba para 'crack', Guardiola tenía claro que no iba a ceder a su ‘chantaje’ y al de sus agentes. “Yo no puedo asegurar a nadie que vaya a jugar. No lo he hecho nunca en mi vida. No se lo digo ni a Agüero. Hacerlo sería mentir. Cuando eres un chaval de 17 años tienes que empezar a disputar duelos contra Kyle Walker, Mendy o Kompany. Allí vamos a ver cuál es el nivel, si driblas o no cuando juegas contra los mejores laterales de la liga. Ese es el paso que nosotros creíamos que debía dar, pero decidió irse. No creo que fuera una cuestión económica. Quizás el Dortmund tuvo la habilidad de convencerle de que tendrá más minutos, y él interpretó que jugará más”.

Jadon Sancho ha dado siete asistencias en lo que va de temporada. (EFE)
Jadon Sancho ha dado siete asistencias en lo que va de temporada. (EFE)

El Borussia por su filosofía

Y así fue, de hecho. “Elegí este club por su filosofía de integrar jóvenes en el primer equipo”, reconoció Sancho el día de su aterrizaje en el Signal Iduna Park. El Borussia Dortmund le haría un guiño en ese sentido al entregarle el dorsal número 7 que acababa de dejar vacante Ousmane Dembélé luego de ser traspasado al Barça. Aunque empezó jugando con el segundo equipo en cuarta división por un problema con su licencia profesional, Sancho disfrutó de sus primeros minutos en la Bundesliga un mes después de su fichaje en un partido frente al Eintracht. Luego alternaría el primer equipo (12 partidos, un gol y cuatro asistencias) con el de la Youth League e incluso con el juvenil, al que bajó para reforzarlo en un choque clave frente al Schalke por el título de liga.

La llegada de Lucien Favre al banquillo ‘borusser’ este verano ha servido para dar el espaldarazo definitivo a un atacante cuyas señas de identidad son su endiablada velocidad, el regate y una inmensa habilidad tanto para definir como para entregar el cuero al compañero mejor situado en la boca de gol. “Jadon tiene cosas que rara vez se ven. ¡Y aún es juvenil! Aunque es un perfil de jugador diferente, me recuerda en algunas acciones a Dembélé”, apuntó hace un par de semanas Michael Zorc, el hombre que engatusó a Sancho para cambiar Manchester por Dortmund.

Sus espectaculares números en estos primeros compases de temporada, en la que además de liderar la tabla de asistentes europea y haber anotado un gol en la Bundesliga ha jugado dos partidos íntegros en la Champions (ante Brujas y Mónaco), han obligado a la dirigencia del Borussia a ampliar en dos años más (hasta 2022) su compromiso con los amarillos, amén de una sustanciosa mejora económica. Todo con tal de tener feliz y contento al primer jugador inglés en la historia del club renano, que estos días ha visto cumplida otra meta en su aún precoz carrera: calzarse la elástica blanca de los ‘Tres Leones’ en partido oficial. Southgate ya le dio la alternativa el viernes frente a Croacia (16') y podría alinearlo de inicio ante la Roja de Luis Enrique en el Benito Villamarín.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios