VUELVE EL ANHELO DE SIEMPRE DEL PRESIDENTE

La mano dura de Florentino para intentar meter en cintura al vestuario del Real Madrid

Media plantilla del Real Madrid no respalda al entrenador y otra parte se pone de perfil sobre su continuidad. El presidente, Florentino Pérez, tiene clara su apuesta por una renovación

Foto: Florentino Pérez en la gala de The Best. (EFE)
Florentino Pérez en la gala de The Best. (EFE)

"Cada minuto que pasa Lopetegui está más lejos del Real Madrid, aunque no parece que lo vaya a despedir hoy". El mensaje llega desde el corazón del Santiago Bernabéu. En estos días todos observan en las oficinas de Concha Espina los movimientos de un Florentino Pérez inquieto con la situación del Real Madrid y el comportamiento de un Julen Lopetegui que no para de dar volantazos para resolver la acuciante falta de gol del equipo. Ha perdido su confianza y parte de la culpa la achaca a que los jugadores son los que manejan el vestuario.

Florentino busca un técnico con mano de hierro, un entrenador con carisma para manejar con disciplina a un grupo que lleva años dejándose llevar en Liga. Parece que el presidente no ha aprendido de su experiencia en estos años al mando. Sus apuestas más autoritarias, Mourinho (que vuelve a sonar) y Benítez, quisieron imponerse al vestuario y terminaron enfrentados abiertamente a los jugadores y sin lograr el rendimiento esperado de las plantillas de las que disponían. Mientras que técnicos denominados de 'mano blanda' con el vestuario como Del Bosque, Ancelotti y Zidane han escrito la exitosa historia del club apostando por el diálogo con los jugadores y posicionándose del lado de estos en el pulso entre el vestuario y el presidente y director deportivo.

Lopetegui, ni vestuario ni el presidente

Lopetegui ha cometido el error de quedarse en tierra de nadie. Ni tiene la complicidad del presidente ni se ha ganado el favor del vestuario, donde ha logrado molestar a una amplia parte del grupo. Modric, Casemiro, Keylor Navas, Lucas Vázquez, Mariano... A esos jugadores que se ha puesto en contra se suma la indiferencia del resto del grupo, que se pone de perfil cuando se tiene que pronunciar sobre la continuidad del entrenador vasco.

[Por qué ninguna empresa quiere poner su nombre al Santiago Bernabéu]

Los jugadores observan con escepticismo las decisiones del técnico. La suplencia de Mariano ante la ineficacia de Benzema es una de las decisiones que más desorienta al grupo. La alternancia en la portería no gustaba a ninguno de los protagonistas y ahora que Courtois se ha asentado, el costarricense espera explicaciones que no llegarán. Rotaciones inexplicables o sustituciones incómodas que señalan han terminado por distanciar a muchos jugadores del ex seleccionador.

Parece que Lopetegui tiene los días contados, como advertía el mensaje con el que arranca este artículo. Pero hasta que Florentino logre dar otro giro de tuerca al proyecto de este año, el vasco aguantará en el banquillo rodeado de escepticismo. La plantilla ya es consciente de la postura del presidente, que busca un técnico que les meta en cintura, y espera inquieta sus movimientos en los próximos días. Además, José Ángel Sánchez y Juni Calafat se mueven en el mercado tratando de cerrar en enero un par de refuerzos que apuntalen una plantilla amortizada en muchos casos y desequilibrada en varias posiciones.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios