máximo cuidado con el hombro lesionado

El motivo por el que Oblak renuncia a su selección y mosquea en el Atlético

Oblak renuncia a jugar los partidos con su selección hasta final de año. El hombro izquierdo que fue operado hace casi dos años no se puede someter a tanta fatiga y hay que cuidarlo

Foto: Jan Oblak estira el brazo derecho para sacar de portería. (Efe)
Jan Oblak estira el brazo derecho para sacar de portería. (Efe)

Máxima precaución con Jan Oblak y mosqueo en el Atlético con el hombro del portero esloveno. El guardameta ha decidido no jugar más con su selección en lo que resta de año para no poner en riesgo los problemas que sufre en el hombro izquierdo. Después de una reunión con el presidente de la Federación Eslovena de Fútbol -Radenko Mijatovic- y con el informe médico del club rojiblanco, el portero ha valorado que es más conveniente parar y descansar cuando lleguen los próximos compromisos de selecciones. Oblak arrastra unos problemas físicos en el hombro izquierdo de una lesión que se produjo la pasada temporada en el encuentro de Liga que disputó el Atlético de Madrid contra el Villarreal en El Madrigal.

Jan Oblak tuvo que pasar por el quirófano, en la clínica King Edward VII de Londres, el 14 de diciembre de 2016 para someterse a una cirugía artroscópica en el hombro izquierdo. Fue operado por el doctor Andrew Wallace y el parte médico facilitado informó de "una reparación del rodete glenoideo con buen resultado y estabilización de la articulción del hombro". Es la denominada lesión de 'Bankart'. Una dolencia importante, según los especialistas médicos, en la que la articulación queda con inestabilidad y puede sufrir secuelas si se produce un gesto brusco. Los dolores pueden haber vuelto a aparecer o Jan Oblak no debe estar cómodo para que haya tomado la decisión de no jugar los partidos de su selección hasta el próximo año y tener, de esta forma, más tiempo para el descanso de una zona delicada para un guardameta.

La lesión se produjo el 12 de diciembre de 2016 en el partido entre el Villarreal y el Atlético de Madrid cuando, en el minuto 40, no consiguió blocar un balón tras un centro y la jugada acabó en gol del mexicano Jonathan dos Santos. Oblak se hizo daño y se lesionó las partes blandas del hombro izquierdo. Abandonó el campo, entró Moyá y desde ese día estuvo 68 días de baja. Se perdió un total de 15 partidos oficiales y regresó a la competición el 27 de febrero de 2017. Su recuperación fue sorprendente porque el tiempo estimado de baja era de tres meses y rcortó los plazos para dejarlo en poco más de dos.

Evitar una recaída

Oblak no va a dejar de jugar con el Atlético de Madrid, pero sí necesita periodos de descanso que se encuentran en el calendario de selecciones. Quiere cuidar su hombro y evitar que se pueda cronificar una lesión delicada que le volviera a hacer pasar por el quirófano. El hombro es una articulación que sufre mucho y aunque esté operado puede sentir molestias derivadas de una tendinitis, con lo que lo más recomendable es descansar cada cierto tiempo para evitar que se acumule la fatiga o suceda algo peor como una tendinopatía. Esas molestias en un portero de alta competición se producen por movimientos de repetición -sacar con la mano, ir arriba...- o los más agresivos -el impacto del hombro y las manos contra el suelo-.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios