El ataque de Florentino y Rubiales a un Tebas al que ven como títere de Jaume Roures
  1. Deportes
  2. Fútbol
lío por las competencias en los horarios

El ataque de Florentino y Rubiales a un Tebas al que ven como títere de Jaume Roures

Ninguno le nombró, pero el presidente del Real Madrid habló de intereses ocultos en el partido de Miami y el de la federación le recordó que es preso de lo que quiera la televisión

placeholder Foto: Rubiales y Tebas, tras una reunión. (EFE)
Rubiales y Tebas, tras una reunión. (EFE)

La excusa de este domingo era el calor, pero no era más que una manera de abofetearse públicamente. Tebas y Rubiales, Rubiales y Tebas. La guerra, lógicamente, es otra, un choque de egos, sí, pero sobre todo de intereses que les supera con mucho, porque son solo dos actores más en un pulso que llevan a cabo diferentes despachos con intereses muy diferentes. Dos puntos han sido claves esta semana, que tienen que ver con el calor, pero no del todo. Uno habla de los horarios, de quién es el dueño de los mismos y quién tiene capacidad para colocarlos. Otro, el dichoso partido de Miami. En todos los casos está de por medio Jaume Roures, un personaje poderoso a quien muchos destacan pero pocos nombran y que ha ejercido durante años como financiador de LaLiga y aliado estrecho de Tebas.

"El Real Madrid no va a ir a jugar La Liga a Estados Unidos. No sé a qué intereses responde, pero no al de los clubes y los aficionados. Nos negamos rotundamente", decía enfático Florentino Pérez a sus socios en la Asamblea del Real Madrid. Es poco probable que el presidente blanco, una de las personas mejor conectadas del país, no tenga claro de dónde vienen esos intereses y quiénes son los que están detrás de ese intento. Tanto el más evidente, Tebas, que es el abogado defensor de la causa, como el empresario audiovisual con relación personal con los dueños del Girona, uno de los principales estrategas de La Liga durante todos estos años.

Foto: Imagen: Enrique Villarino.

En ese sentido, y también sin nombrarlo, Luis Rubiales le envió un mensaje clarísimo a su íntimo enemigo Tebas. "El problema es, y él no se atreve a decirlo, que es preso de la televisión. Aquí quien manda en los horarios no es él, que es lo que le gustaría, es otro que le llama y le dice: 'Este partido se juega a esta hora y punto. Y tú te callas, Javier'. Y entonces él agacha la cabecita y pone el horario a la hora que le dicen otros", explicaba en los micrófonos de la Cope el presidente federativo. Sin necesidad de ponerle nombre a esa televisión, pero siendo muy tajante a ese respecto.

La federación anunció esta semana que ese partido en Miami no se va a disputar, y para ello pusieron de por medio el consejo de la FIFA y, de manera secundaria, el del Gobierno de España, que no quiere que se enajene un partido de la liga y, todavía menos, que ese encuentro sea el más político e independentistas de todos cuantos hay a lo largo del año. Después de la misiva, que era bastante clara, Javier Tebas siguió argumentando que esto no se ha terminado y que él cree que aún hay opciones de que se dispute ese encuentro en Estados Unidos. Así que se ha pasado un par de días mareando la perdiz, a pesar de que sabe de que la última palabra la tiene Rubiales, pues la federación tendría que dar su aprobación para ello. No va a pasar, y el propio presidente de la RFEF lo dejó claro en la Cope: "No se va a jugar en Miami, que se le quite de la cabeza".

Tebas no se rinde del todo en este embrollo, y también tuvo tiempo para responder a Florentino Pérez y su rechazó a jugar en el extranjero: "Primero, que ir a jugar a Miami es algo voluntario y no es obligatorio para ningún club. En segundo lugar quiero recordar que el proyecto de ir a jugar a América nació hace más de un año precisamente con la misma compañía que lleva de gira al Real Madrid por Estados Unidos".

Si Tebas y Rubiales se llevan muy mal y es público, la relación entre el presidente de La Liga y Florentino no es mucho mejor, aunque lo llevan con algo más de discreción. En los últimos meses el Madrid y La Liga se han visto en más de diez ocasiones en los juzgados, pues el club blanco se ha dedicado a mandar a los tribunales cada punto del reglamento de televisiones que aprobó el campeonato en contra de la opinión del club de Chamartín. En su momento, las relaciones entre Pérez y Roures no eran malas, de hecho el canal televisivo temático del club ha estado mucho tiempo producido por compañías del empresario catalán, pero sus declaraciones en la Asamblea señalan intereses ocultos en un tema muy controvertido.

placeholder Florentino Pérez y Luis Rubiales. (EFE)
Florentino Pérez y Luis Rubiales. (EFE)

El acuerdo por Estados Unidos

El recado de Tebas a Florentino incluye un recuerdo, que Relevent, la empresa que se ha quedado con la explotación de la imagen de LaLiga en Estados Unidos y Canadá para los próximos 15 años -en una empresa conjunta con el propio campeonato- también ha trabajado en su momento con el Real Madrid, de una manera muy lucrativa para los blancos. Es cierto, la empresa estadounidense, basada en el estado de Florida y que tiene un radio de acción algo limitado, aunque muchas voces la sitúan como la única opción viable en el país para tener éxito, ha organizado las pretemporadas de los principales equipos europeos, también de los blancos, en el último lustro.

Lo ha hecho, además, perdiendo dinero temporada tras temporada, pues fuentes conocedoras del proyecto señalan que solo un partido de todos los que se han disputado en este tiempo no han sido deficitario. Ese partido es, por supuesto, el Barcelona-Real Madrid que se jugó el verano de 2017. Fue muy rentable y salvó la pretemporada entera. Ese dinero perdido, en todo caso, estaba aceptado de antemano, pues los objetivos de Relevent eran otros y tenían que ver con seducir a los clubes más grandes para hacer un proyecto de liga europea, ahora algo truncado por los últimos cambios económicos que ha llevado a cabo la UEFA.

En el acuerdo con Relevent no se reflejaba un partido en Estados Unidos como obligación, aunque sí como buena voluntad. El comunicado de LaLiga que explicó el acuerdo marco con la empresa de Stephen Ross hablaba de "planes para disputar un partido oficial" y no podía decir más, pues el propio Javier Tebas, en la misma tarde en la que se hizo público ese convenio, recordaba en El Confidencial que para llevarlo acabo necesitaban el acuerdo de las federaciones nacionales española y estadounidense, algo que no ha llegado a existir.

Foto: Rubiales "satisfecho" tras primera reunión con tebas pese a discrepancias

Por debajo de todo eso, los horarios. Disociar ese problema de la guerra amplia que enfrenta a unos y a otros es aventurado. La liga española es la única que tiene sus horarios así de fragmentados, habitualmente en diez franjas diferentes. Aquello nació por necesidad más que por convicción, pues la televisión que tenía los derechos, propiedad de Jaume Roures y sus socios, no tenía capacidad técnica para dar más de un partido de manera simultánea. Aquello, que comenzó como una solución a un problema, se ha quedado como algo propio del campeonato, aunque haya voces contrarias a esa manera de actuar.

El trastazo que le da Rubiales a Tebas habla del calor y amenaza con recuperar competencias que, actualmente, corresponden a LaLiga. Con los reglamentos actuales es complicado que lo consiga, y por eso el oscense le invitó en la radio a acudir a los tribunales. También es cierto que en estos meses se negocia una nueva Ley del Deporte, que bien puede cambiar de arriba abajo todo lo relacionado con este tema. Argüir el calor como motivo para cambiar los horarios es una opción, pero en realidad lo fuerte en su discurso tiene que ver con el problema competencial, arrebatarle los horarios a Tebas -y al socio televisivo que los coloca realmente- puede suponer un problema muy importante para los intereses económicos del campeonato. Porque, al final, esto también trata de dinero.

Real Madrid Javier Tebas Real Federación Española de Fútbol Jaume Roures Luis Rubiales
El redactor recomienda